#NoticiaEconomía

Opinión: La panacea de la dolarización Por Eccio León

En Venezuela resulta mucho más costoso producir que importar, de allí que muchos empresarios se vean desmotivados a levantar la producción interna.

La Constitución establece en el artículo 318 que la unidad monetaria es el bolívar. El Banco Central de Venezuela (BCV) es el organismo responsable, como principal autoridad económica, de velar por la estabilidad monetaria es el único autorizado para emitir la moneda de curso legal en Venezuela. Es una persona jurídica de derecho público con autonomía para la formulación y el ejercicio de las políticas de su competencia. Tiene rango constitucional en ella se reconoce su carácter autónomo e independiente de las políticas del gobierno nacional. Se podría afirmar que el gobierno no ha levantado el control de cambio que rige desde 2003 que le otorga al Estado la exclusividad en el manejo de las monedas extranjeras ya que según la opinión de los especialistas, el Convenio N° 1, publicado en la Gaceta Oficial 6405 no lo desmontó.En Venezuela resulta mucho más costoso producir que importar, de allí que muchos empresarios se vean desmotivados a levantar la producción interna, siendo también la constante lucha política y estado permanente de confrontación, factores agravantes. Avanzamos lentamente hacia un proceso de dolarización que ya se visualiza como irreversible mas no legal, cada día que pasa, es mayor el número de transacciones que se efectúan en dólares, lo que ubica a Venezuela ciertamente en una encrucijada entre lo formal y lo informal.Nuestra historia reciente puede que comparta alguna rasgos en común con la historia del típico genio encerrado en una botella, que al ser liberado, le concede al portador tres deseos. Deseos que al ser concedidos paradójicamente se convierten en desgracias, pues, por lo general, el que pide los deseos, o no es suficientemente astuto o preciso o bien su emoción termina por convertir la dicha en desgracia. No obstante, algunos se empeñan en que el genio de la mítica botella terminara resolviendo todos sus problemas. Es así como los especialistas más trasnochados y algunos políticos aun más ingenuos parecen haber encontrado al genio, y ahora se enfocan en un único deseo: la dolarización de la economía.Lo peor de todo es que ese deseo se vuelva realidad. Algunas personas quieren la dolarización, otros no. Por lo que es conveniente preguntarnos ¿qué es dolarizar la economía? ¿Por qué estamos dolarizándonos, por qué discutimos este tema? ¿Es viable la dolarización? Y, más importante, ¿para qué sirve la dolarización? ¿Cuáles son las motivaciones que yacen detrás de la dolarización de la economía?El gran problema que abre la profundización del proceso de dolarización es la dificultad de impulsar la competitividad del país. La industria necesita urgentes cambios en su orientación, especialmente unir la industria nacional y la de exportación con productores nacionales de materias primas, manufactureras, insumos y equipos, la agricultura necesita un programa concreto de adquisición, actualización e incorporación de los avances en biotecnología y genética. Las empresas públicas tienen que encarar un amplio proceso de reestructuración hacia una gerencia con mentalidad empresarial, que permita que se conviertan de nuevo en un orgullo de la nación y proveedoras de servicios de calidad tanto a usuarios nacionales como internacionales; se necesita una reforma del Estado que eleve y estimule la eficiencia de los funcionarios y empleados públicos en los niveles administrativos y productivos.La corrupción, la decadencia de sistema educativo, especialmente en escuelas y colegios, la popularización de las drogas como opciones «recreativas» en las principales ciudades del país, la existencia de bandas armadas violentas, las expropiaciones, la apatía social y la pérdida de unidad nacional son problemas que requieren una solución urgente.Es necesario entender que quienes proponen dolarizar apuestan ciegamente a sus ventajas, atribuyendo a esta vía la capacidad de poder resolver todos nuestros problemas.Sin embargo, tenemos que tener en cuenta que para mejorar radicalmente nuestra capacidad exportadora debemos construir un modelo económico que estimule la competitividad y la producción nacional, para así obtener los dólares necesarios que permita el crecimiento económico de la nación, conjuntamente de mano de grandes, medianas y pequeñas empresas tanto nacionales como internacionales.En fin, un proceso como el de la dolarización de la economía, obliga a un análisis muy detallado del entorno. Hay que tomar en cuenta factores políticos, culturales y sociales, que en su conjunto y como resultado de una interacción forman la dinámica en nuestra sociedad. La sociedad venezolana es el resultado de la confluencia de factores internos y externos ligados a un proceso de desarrollo histórico y social en donde se mezclan elementos de distintas magnitudes y esencias, que constituyen el desempeño económico de un paí[email protected]

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: