Farándula

El drama de los famosos cuando mueren: Su herencia, su dinero

TRAS EL DINERO

A menos de un mes de la muerte de Camilo Sesto, la gran batalla que la prensa anunciaba por la herencia del cantante nunca se dio. Aunque se dijo que Cristóbal Hueto, amigo y administrador de la estrella española, se había apoderado de todos sus bienes y de sus ganancias por derechos de autor, la lectura de su testamento dejó como heredero universal de su millonario legado de 173 millones de dólares a su único hijo, Camilo Míchel Blanes.

A pesar de esto, la guerra entre ellos no termina: Hueto reveló que tiene preparada una megademanda contra todos los que lo difamaron y lo acusaron de manipular y robar a Sesto, y entre los  primeros que figuraran en ese grupo están Blanes, su madre Lourdes Ornelas, y varios periodistas.

Una guerra que también se desarrolló ante los ojos de medio mundo fue la que se libró durante tres años por la herencia del mexicano Juan Gabriel, en la que su familia se enfrentó a sus hijos reconocidos y a otros supuestos vástagos que aparecieron tras su muerte.

En mayo de este año, el conflicto habría llegado a su fin luego de que la Corte Suprema de México desestimara todas las impugnaciones presentadas y ratificara el testamento del Divo de Juárez (realizado en 2014), confirmando de esa manera a su primogénito Iván Aguilera como su heredero universal.

Ya en control de todo “el acervo económico de Juan Gabriel” (cercano a los 30 millones de dólares), Iván Aguilera se ha centrado, desde entonces, en recuperar las propiedades de su padre que están en manos de terceros dentro del grupo familiar, una batalla que sigue en pleno desarrollo.

El esposo e hijos de la recordada Rocío Dúrcal también estuvieron en los titulares por conflictos por los bienes de la artista.

Y es que al morir, la vocalista de éxitos como Amor eterno y La gata bajo la lluvia dejó la herencia a su viudo Antonio Morales Junior, un legado de 2 millones de euros. Pero como varias de las propiedades que recibió no estaban registradas en el testamento (y que elevaban el patrimonio a 4 millones de euros), los hijos de la pareja Carmen y Antonio (Shaila decidió quedarse al margen), se enfrentaron con su padre legalmente dos años después del fallecimiento, en 2006, de la “Reina de las rancheras”.

Tras tres años de cruenta disputa (Junior incluso desheredó a Carmen y Antonio), padre e hijos llegaron a un acuerdo extrajudicial en 2011  para no ir a juicio.  Con la muerte de Junior en 2014, sus hijos heredaron todo y lo dividieron en partes iguales.

2019-10-06

Fuente Diario 2001 y YOUTUBE

Comment here