#Noticia

ACNUR migrantes y refugiados venezolanos se han visto afectados por la crisis sanitaria y socioeconómica del COVID

El Covid-19, ha venido golpeando a las sociedades globales, pero uno de los grupos poblacionales más afectados por las devastadoras consecuencias del patógeno son los migrantes, refugiados y solicitantes de asilo, las poblaciones más vulnerables del mundo.

En este sentido, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), alertó que los migrantes y refugiados venezolanos vulnerables que se han visto particularmente afectados por la crisis sanitaria y socioeconómica del COVID-19 necesitan urgentemente un mayor apoyo de la comunidad internacional, dijeron los trabajadores humanitarios de la ONU.

En América Latina, los venezolanos constituyen el grupo más grande de migrantes y refugiados en la región. Más de cinco millones de personas han huido del país latinoamericano debido a la crisis política, económica y social que afronta la nación desde hace años.

Colombia es el principal destino de los venezolanos que huyen, con casi dos millones en su territorio, la mayoría en situación irregular. Perú, Ecuador, Chile y hasta la Argentina en América latina.

La pandemia agravó sustancialmente las precarias condiciones en las que se encuentran los venezolanos en los países de acogida, previamente marginalizadas. El cierre de los comercios y el confinamiento dejó sin empleo a miles de ellos que sobreviven del día a día o de la informalidad. “A nosotros los venezolanos no nos está matando el coronavirus, nos está matando el hambre. Por eso estamos aquí en la trocha luchando para sobrevivir”, se quejaba entonces una migrante venezolana.

Se encontraron con condiciones muy distintas a las que dejaron hacía meses o años…

Una situación desesperada que llevó a miles de venezolanos a regresar, la mayoría por vías inseguras, a su país natal ante la falta de ayudas en los países de acogida. “Cerca de 130.000 venezolanos tomaron la decisión de retornar a su país y se encontraron con condiciones muy distintas a las que dejaron hacía meses o años. Con condiciones de muchísima mayor escasez, con dificultades de accesos elementales a alimentación y a servicios de salud”, recalca Eduardo Stein, representante especial de ACNUR y la OIM para los refugiados venezolanos.

Finalmente, la emergencia sanitaria por el Covid-19 dejó patente que, si bien los gobiernos unen fuerzas en torno a lo que les sucede a sus ciudadanos, tienden a olvidar e invisibilizar las problemáticas de aquellos que quieren una vida mejor fuera de sus territorios. “Ahora hay decenas de millones de personas que no son refugiadas porque les damos el asilo; en unas décadas, quizá todos seamos refugiados de nosotros mismos”, concluye el libro ‘No somos refugiados’, del periodista español, Agus Morales.

Enrique López Alfonzo

 Periodista Venezolano Independiente

+58424542812

 enriquelopezalfo@gmail.com 

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: