#Noticia

Ajustes en las tarifas eléctricas ponen en jaque a los comerciantes portugueseños

El ajuste tarifario impuesto por la Empresa Eléctrica Socialista, Corpoelec zona Portuguesa, al recalcular los consumos con nuevos precios y que además de generar cobros (cargos) o devoluciones (abonos) en las cuentas de los comerciantes, empresarios y a los clientes residenciales, que han venido afectando notablemente la economía y estabilidad de estos sectores productivos del estado Portuguesa, en los últimos meses.

Arquitecto Vicente Piselli

Ante esta realidad, los comerciantes de la ciudad de Guanare, se reunieron con representantes de Corpoelec, y del Ejecutivo Regional del estado Portuguesa, a quienes le platearon la necesidad de sincerar esta situación, debido a los excesivos aumentos en las tarifas eléctricas, que ponen en jaque a los comerciantes portugueseños.

Rafael Paez en representación del gobernador del estado Rafael Calles, el ingeniero Jovino Velasquez subcomisionado de Comercialización y Distribución en el estado de la empresa eléctrica, el arquitecto Vicente Piselli en nombre de los comerciantes y un grupo de clientes afectados por estas medidas, dialogaron en profundidad sobre el particular en busca de una salida, que beneficie a todos los sectores involucrados y por el bien de todos los habitantes en la entidad llanera.

El Secretario del Poder Popular para el Desarrollo Económico e Industrial, Rafael Páez, quien funge como jefe del estado mayor conjunto en el sector combustible, hizo una exposición para fijar la posición oficial, indicando que “dadas las condiciones y restricciones propias de la pandemia, se han tenido que hacer estos ajustes y estamos consiente de la realidad, pero celebró la realización de este encuentro, ya que desde el gobierno revolucionario; por eso han venido ejecutando un plan de atención inmediata al sistema energético para garantizar la transmisión de corriente en las subestaciones eléctricas ubicadas en los municipios de los tres ejes: El Cerealero en Esteller, Santa Rosalía y Turén, Cafetalero Unda y Sucre y El Lechero en Guanarito”.

En el encuentro, hubo la participación de algunos dueños de negocios, que batallan dia a dia en el comercio local, y que ven mermadas sus entradas y ahora se unen estos ajustes y catalogan el aumento de las tarifas de Corpoelec como “un ataque directo al comerciante y aunado a ellos, el evidente colapso del servicio eléctrico, por lo que no se justifica un aumento tan desproporcionado en las tarifas, mucho menos luego de un confinamiento social que se ha traducido en pérdidas en diversos sectores” destacó Piselli.

El empresario Vicente Piselli denunció el “incremento de las tarifas de electricidad e instó a otros a sus colegas del gremio a unificar voces en reclamo al exagerado cobro de las tarifas exorbitante con una calidad tan mala, que lejos de impulsar la producción, ha provocado el cierre de numerosos establecimientos ante la baja productividad y el cierre inminente de negocios, que dejaran en la calle a muchos; aparte de la grave escasez de combustible, la pandemia, la limitación de horas para trabajar y los impuestos, y hasta el martillo de una que otra institución”.

Por su parte, los representantes de Corpoelec justificaron el aumento, debido a los altos costos de generación y transmisión eléctrica, que son superiores y, en consecuencia, las tarifas anteriores eran muy bajas, pero alerta que con el ajuste obtendrán recursos, para mejorar y garantizar un servicio de calidad a los usuarios tanto comerciales como para el resto de sus clientes.

Desde Corpoelec informan que se establecieron cuotas básicas en las que, así no se consuman deben pagarse, se incrementaron los planes y los kilovatios hora con montos establecidos en petros, los cuales no son negociables.

José Vicente Cirimele denunció el exagerado cobro de las tarifas que, lejos de impulsar la producción, ha provocado el cierre de los establecimientos comerciales y posible quiebra de los que aun permanecen abiertos.

Igualmente, manifestó que «los excesivos aumentos de las tarifas del servicio eléctrico son un abuso para los comerciantes, puesto que las tarifas se elevaron de manera inconsulta y sin considerar los planteamientos del gremio de comerciantes con relación al déficit del servicio, tras el colapso eléctrico y los apagones constantes que en ocasiones superan las 24 horas».

“Sobrevivir en medio de las restricciones propias de la pandemia por la COVID-19 ya es un sacrificio», comentó en privado un pequeño comerciante al indicar que hace malabares para mantener su negocio abierto; toda vez que: “No se está claro qué tabulador aplicó el prestador del servicio. Nadie sabe cuál es el precio de un kilovatio y las tarifas son exorbitantes”.

Por su parte, Manuel Pita propietario de una carnicería en el centro de Guanare, dijo que «no es mucho lo que se puede hacer porque, ante un reclamo, esperan que las autoridades les faciliten al comerciante con un eficiente servicio en lugar de pasar por los problemas tales como cortan o hacer mantenimiento en horas laborales dentro o fuera de la flexibilización, que perjudican el buen funcionamiento del comercio local». 

 Enrique López Alfonzo

Periodista Venezolano Independiente

 +584245428120

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: