Caiga-Quien-Caiga-Tu-fuente-de-noticias
#NoticiaInternacionales

Brasil: Bolsonaro niega que las tildo de «prostitutas» pero igual se disculpa por sus insultos a adolescentes venezolanas

Señaló como «prostitutas» a varias niñas de 14 y 15 años que practicaban técnicas de maquillaje

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se ha visto obligado a disculparse por sus palabras acerca de un grupo de adolescentes venezolanas a las que señaló como prostitutas, en una pequeña gran victoria para la campaña de Lula da Silva, su rival en el balotaje por las elecciones presidenciales.

En un video grabado el lunes, pero conocido este martes, Bolsonaro pide disculpas por si sus palabras han sido «malinterpretadas» o si hubieran causado «algún tipo de vergüenza a nuestras hermanas venezolanas». El vídeo fue grabado junto a la primera dama, Michelle Bolsonaro, y María Teresa Belandria, embajadora en Brasil del Gobierno paralelo venezolano de Juan Guaidó.

En paralelo a las disculpas del presidente, la esposa de Lula, Janja Silva, difundió otro video similar que pone en aprietos a Bolsonaro. «Mi esposa Michelle, la senadora electa Damares y la embajadora de Venezuela estuvieron hoy con estas señoras, les brindaron apoyo y comprobaron que están reconstruyendo sus vidas en Brasil. Incluso están ayudando a otros refugiados venezolanos a encontrar una profesión y a integrarse mejor en nuestra sociedad», argumentó el presidente.

POLÉMICO VIDEO

En el primer video, de antigua data y que llevó a las disculpas presidenciales, se ve a Bolsonaro diciendo que durante un paseo en moto por una localidad en la periferia de Brasilia vio a unas niñas venezolanas, de 14 y 15 años, y que cuando notó que «pintou um clima» (que hubo atracción), pidió permiso para entrar en su casa.

«Había unas 15, 20 chicas en la mañana de ese sábado arreglándose. Todas venezolanas. Y yo pregunto: niñas bonitas de 14, 15 años arreglándose un sábado, ¿para qué? Para ganarse la vida. ¿Quiere eso para su hija que nos está escuchando ahora?», agregó.

Según dijo a UOL una de las venezolanas que presenció la visita del presidente, lo que había en esa casa en ese momento no era una reunión de niñas prostitutas, sino un encuentro con inmigrantes organizado por una brasileña estudiante de maquillaje y peluquería para practicar cortes de cabello, aplicación de pestañas postizas y pintura de rostro.

El asunto se convirtió en el escándalo del último fin de semana en la campaña, y el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Alexandre de Moraes, prohibió videos de la campaña de Lula que asociaban a Bolsonaro con la pedofilia.

«¡Me acusó de pedofilia, apuntando a lo más sagrado de mis convicciones, que es la defensa de la familia y de los niños!», se indignó Bolsonaro señalando a Lula durante el debate presidencial del pasado domingo.

El caso generó un daño evidente a la campaña de Bolsonaro, un derechista duro que tiene mala imagen entre las mujeres y se expresa frecuentemente con lenguaje sexual y vulgar.

Michelle Bolsonaro y Damares Alaves, ex ministra de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos, se reunieron con dos venezolanas vinculadas a la familia citada por el presidente, en un vídeo que circuló por las redes sociales el fin de semana. Luego llegaron las disculpas presidenciales, opacadas por un nuevo movimiento de la campaña de Lula.

La socióloga Janja Silva, esposa del ex presidente del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), rescató un fragmento de la participación de Bolsonaro en el Podcast Collab, realizado por evangélicos, el 12 de septiembre de este año. El presidente habla allí también de aquel encuentro con las adolescentes venezolanas.

«Todas muy bien arregladas, se habían duchado, se estaban peinando. Venezolanas. ¿Para qué se preparaban? ¿Alguien tiene una idea, quiere que le diga? Para prostituirse. ¿Crees que querían hacer esto? ¿Cuál era su fuente de supervivencia? Eso».

CONFRONTACIÓN CON EL CHAVISMO

Las insistentes alusiones de Bolsonaro a los inmigrantes venezolanos tienen que ver con su crítica frontal a la dictadura en Venezuela, así como en Nicaragua y Cuba. Es el «comunismo», alega, el que hunde a esos países, pero también a otras naciones que viven en democracia, como Argentina, Colombia o Chile, y cuyos gobiernos son abiertamente favorables al regreso de Lula al poder.

Con su insistencia en vincular inmigración con explotación sexual, Bolsonaro busca fortalecer a su base de votantes y poner en problemas a Lula por su indulgencia con los regímenes de Caracas, La Habana y Managua. El serio tropiezo en el caso de las adolescentes venezolanas abre, sin embargo, interrogantes acerca de cómo seguirá su campaña de cara a la jornada electoral del 30 de octubre.

Vea vídeo y opine

Fuente ElMundo.es

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: