Opinión

Del Discurso Político: Las Huellas de la Nobleza Criolla Por José Cándido

No se mide el valor de un hombre por sus ropas o por los bienes que posee, el verdadero valor del hombre, es su carácter, Sus ideas y la nobleza de sus ideales, frase de la pluma y pensar de mimo más grande que haya conocido la historia de la humanidad Don Charles Chaplin, quien solía decir el representante de las artes escénicas, que a la gente más linda, es por lo general a los que con mayor regularidad se maltrata; no podía haber mayor símil, entre lo dicho por don Charles Chaplin y el acontecer de la vida política del venezolano; quienes a pesar de haber sufrido agravios, desengaños y frustraciones de toda índole del establishments, opositor salió a la calle, en procura de una salida, que nos permita dejar atrás el hambre, miseria y opresión en la cual nos tienen inmerso las dos minoría políticas que gobierna al país; y ojo aun cuando adverso a las minorías gobernantes, no puedo dejar de decirle al mundo la importancia de ver a la ciudadanía movilizada con saber patriótico, y que nadie se equivoque en abrogarse su propiedad, simplemente son ciudadanos que quieren un cambio e impulsan lo que está en sus manos para que el cambio se logre por el medio de su presencia en la calle; pero como ya sabemos contra los gobiernos comunista del Foro de san Paulo hay que ir mas allá para poder deponerlos del poder que ilegítimamente ostentan.

Decía el insigne médico y político venezolano, José María Vargas; que el mundo es del hombre justo, del hombre de bien y no del valiente, el que siempre ha vivido y vivirá feliz sobre la tierra y seguro sobre su conciencia; nada más placentero que ver a nuestros connacionales embriagados en su nobleza esperanzadora, llenas de virtud y caridad en las distintas calles del país buscando una salida que no llega y aun así albergan la esperanza de que se produzca el milagro de la libertad para nuestro amado país; sorteando con valentía y donaire, el miedo al tirano y sus huestes criminalizados, los connacionales una y otra vez mas están allí y tras veinte años de salidas fallidas y de cohabitación entre gobierno y oposición mantienen su culto a la democracia, en constancia y fe a conciencia limpia impoluta, gritándole al mundo no se equivoquen somos venezolanos y merecemos un destino mejor al que vivimos de empobrecimiento colectivo de la población.

El que no detecta los males cuando nacen, no es verdadera mente prudente; cuantos males hemos adversado en nuestra condición de opositores la mayoría de los venezolanos, los hemos visto nacer y multiplicarse como los panes de Jesucristo a simple vista como ciudadanos; y que nuestra dirigencia no los vean o se hagan a los locadios, o simplemente es un dejar hacer, dejar pasar, será que nuestros lideres no son prudentes, ya no son asertivos: será que nuestros conductores perdieron el olfato a los males que como sociedad nos aquejan y solo olfatean el olor a papel moneda de color verde. O sencillamente caímos en la esclavización de las dos minorías, la minoría del gobierno que nos esclaviza con el hambre, con sus miserables cajas Clap; o con la del establishment opositor que nos esclaviza con la esperanza que nunca llega cristalizar absolutamente nada, que no sea decepción perce; y aun cuando la paciencia es estar en paz con el proceso de la vida, no deja de preocuparnos tanta miopía política inducida.

Soy de los que creen que hoy más que nunca, se impone la necesidad de un punto de encuentro entre venezolanos; el cual nos permita una reorientación sobre el accionar político y sus alcances; ya ese discurso de calle y mas calle, calle sostenida, calle sin retorno, de muchas muertes que a decir del establishment es una inversión, remoquete que no comparto por cierto; está a la vista que ha sido el mismo discurso luego de 20 años de tragedia comunista del SSXXI, y el resultado sigue siendo el mismo, un mismo gobierno una misma oposición cohabitando a sus anchas y un pueblo que nuevamente fue a la calle a recibir lo mismo, váyanse de vuelta a sus casas, cumplimos con el 16, mañana viene el 17 y luego el 18 y así hasta que lleguemos al 31/12/2019 con los mismos actores y los mismos resultados; entramos al 2020 y seguiremos así esclavizados, hasta que el cuerpo aguante, en medio de un acuerdo de cohabitación entre socialistas; enmarcado dentro de los parámetros, un solo gobierno una sola oposición, y por allá desde el bunker de la florida y otros aledaños a chacao, el G4, se frotan las manos, porque nuevamente los venezolanos pusieron de relieve su buena fe, su nobleza, sus virtudes cívicas y sobre sus lomos cabalgaran por muchos años más. Pónganse a creer que solo se mastica con dientes se come.

Dentro de ese punto de encuentro plantearnos objetivos concretos sobre la base de la creación de un nuevo Movimiento Cívico Republicano, de articulación política, el cual permita el relanzamiento de la oposición Venezolana, y por si hay por allí algún retorcido no estoy hablando de terceras vías, estoy hablando de replantearnos el comportamiento cívico como opositores, a fin de salir de las dos minorías que nos mantienen esclavizados; con ello hacer lo correcto como es dejar atrás la conducta del dialogante entre socialistas, y comunistas no se dialoga, dejar atrás la conducta de cohabitación política entre gobierno y el establishment opositor como corrientes socialistas que son ambas y amparadas por la internacional socialista, el cual funge como su manto protector en el ámbito internacional, dejar atrás la guachafita de las marchas y contramarchas y enseriar la convocatoria del ciudadano; dejar atrás las conductas protervas de negociaciones entre opositores, falsos opositores y el gobierno comunista que impera en nuestras esferas, dejar atrás la cohabitación sobre falso y fraudulento proceso electoral; plantearnos de manera formal y concreta la ayuda internacional, pero no la ayuda internacional a la cual nos tienen acostumbrados el establishments político opositor que simplemente se traduce en una danza de miles de dólares para ellos y sus familias ir y venir desde el exterior y disfrutar de uno recursos que debieran ir a los más necesitados; esa no es la ayuda que necesitamos los amantes de esta República. La ayuda concreta es la intervención militar mediante el TIAR, para poder salir de comunistas, socialistas, guerrilleros y delincuentes enquistados en el poder político del país, y la única forma de salir de ellos es con una respuesta armada; y por supuesto esa respuesta no la podemos dar los conciudadanos amantes de la democracia; pero sí podemos pedirle a los EEUU que realice esa tarea en el marco de la realidad internacional y le protocolo del TRIAR; el líder político obrero y premio nobel de la paz, Lech Walesa, lo viene reiterando y justamente ayer decía, tarde o temprano Venezuela tendrá que ser intervenida para preservar la paz mundial.

Imaginemos sin ingenuidad donde estamos parados, cuando un hombre que luchó contra el comunismo polaco, hace tamaña afirmación, además de que es un conocedor a lo adentro del comportamientos de los comunistas, también sabe que los venezolanos de bien estamos atrapados por el manto de las dos minorías socialistas del país; por lo que cobra mayor relevancia, ordenar e impulsar la nueva mayoría política, que logre la transición política del país mediante la intervención internacional, atreves del TIAR y además nos permita a un nuevo proceso electoral, con nuevos rectores hombres y mujeres probos, que conduzcan el nuevo acto electoral, nos den un presidente o presidenta, y podamos lograr en inicio de la reconstrucción de nuestra nación mediante ese compromiso de República que requiere Venezuela.

Dios y soberanía Movimiento Cívico Republicano.

José Cándido

Comment here