Caiga-Quien-Caiga-Tu-fuente-de-noticias
#Noticia

Ecuador: Epicentro del #COVID19 en Latinoamérica Por Coromoto Díaz

“El coronavirus ha puesto en jaque a la humanidad, pero, al final del día, cada país tendrá que encontrar su propio camino para salir de la crisis.”

Frente al coronavirus, todos los países enfrentan escenarios malos o peores. Buscar un equilibrio entre preservar la salud y mantener la economía es tan utópico como infantil. Las consecuencias serán, en todo caso, dramáticas. Más aún ante una amenaza cuyo desenlace es hoy incierto y cuando la comunidad científica ha dicho que una vacuna tardará un año. Por ahora, cada país tendrá que aprender de los demás y trazar su propia hoja de ruta. Ecuador tendrá que capotear la crisis y sacar toda su fortaleza, solidaridad y creatividad para salir adelante. Están en juego la salud pública, el aparato productivo, el empleo, la pobreza y hasta la seguridad. darle tiempo a la ciencia de encontrar una salida farmacológica. Por el otro, para evitar que el sistema de salud colapse, pues de ser así, en el pico de la epidemia muchos enfermos llegarán al mismo tiempo y los hospitales colapsarán, la vida cambió para siempre y hay que ajustarse a esa nueva normalidad. Creer en la ciencia pasa por ofrecer a la gente información de fuentes oficiales como el Ministerio de Salud. Pero, al mismo tiempo, requiere que la población confíe en ellos. Estas entidades deben dar a conocer los datos de manera oportuna y salir más en los medios. Hasta ahora lo han hecho bien, han acompañado al presidente en sus ruedas de prensa. Pero hay que redoblar ese esfuerzo. Porque en medio del vacío de información empiezan a tomar fuerza las noticias falsas que generan pánico. Y está demostrado que el pánico propaga las pandemias.
Estamos ante una pandemia muy seria”. Esto implica ser humildes para decir tanto lo que saben cómo lo que no. La realidad es que hay mucha incertidumbre sobre qué va a pasar con este virus.
Todos los esfuerzos oficiales, a los que se ha sumado con generosidad la empresa privada con donaciones cuantiosas, le apuntan a ampliar esa capacidad, capacidad de diagnosticar a la población infectada, hacer un seguimiento juicioso de los contagiados y rastrear con quienes tuvieron contacto. En todo el mundo, los médicos y enfermeras han sido los héroes de esta tragedia. Y a su vez, son la primera línea de la guerra, pero los médicos también necesitan que los cuiden. El coronavirus generará agotamiento y ansiedad, y a su vez los pondrá frente a dilemas dolorosos y complejos, En esta crisis, después de la salud, la atención debe estar enfocada en quienes más lo necesitan. El objetivo del Gobierno debe ser que la población vulnerable, cuente con la debida atención. La crisis tiene dos desafíos. El primero consiste en levantar el mapa de la población necesitada, que no necesariamente está en los programas sociales. Y el segundo, el hecho de que más del 60 por ciento del trabajo en el país es informal.
El éxito de la cuarentena dependerá, en buena medida, de que los ciudadanos tengan acceso a alimentos, medicinas y servicios públicos. Si las personas no tienen esas garantías, posiblemente empezarán a salir más a las calles y los esfuerzos habrán sido en vano.
Si las calles están vacías, si los ciudadanos acatan la cuarentena, las autoridades pueden enfocarse en mantener la seguridad, apoyar a las brigadas médicas y resolver oportunamente los incidentes que surjan, que sin duda serán muchos. Pero si las personas desatienden la directriz y salen generarán un colapso en el orden pues la fuerza pública tendría que agotar sus esfuerzos en corregir esas conductas.
“Todos estamos llamados a remar juntos, todos necesitamos confortarnos mutuamente. Es el momento de cooperar…”

Coromoto Díaz
Quito-Ecuador

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: