Opinión

¡El G4+27 y el pueblo en ataraxia! Opinión por Marlon Jiménez

El engendro heredero, ese inepto y estrafalario delincuente que Fidel le recomendó al difunto (se cumplieron 12 años de este hecho antihistórico), acostumbrado a sus “mojanazos”, le dice: arrebujadamente a los “monigotes, macilentos y arreados” que le siguen (por supuesto, comprobada ya, una ínfima cantidad) que resultaron ganadores en el proceso, convocado y ejecutado de manera fraudulenta, de las elecciones parlamentarias del pasado domingo.

Esta AN, a instalarse el próximo 6 de enero murió al nacer; simplemente no se formó en el vientre maligno de la revolución, por una sencilla razón: no hay espermatozoides en el régimen comunista capaz de preñar a una sociedad, cuyo anticonceptivo, es que se educó y se hizo ciudadano en democracia, en el respeto del Estado de Derecho y en el disfrute pleno de las libertades republicanas.

Los comunistas en el poder, jamás se imaginaron, que la sociedad opositora venezolana, que representa un poco más del 85% de la población, le saldrían al paso a ese fraude.

Esta oposición MAYORITARIA y así lo dice el Principio de la Primacía de la Realidad, (demostrado en la abstención que estratégicamente se  diseñó y que desnudó por completo al régimen y al PSUV) plantea con seriedad y responsabilidad republicana una Consulta cuyo resultado implica la manifestación de la voluntad general o popular, de forma vinculante, para legitimar una acción política de soberanía o de transformación de un Estado.

Esta Consulta es utilizada para someter a consideración del pueblo acciones o decisiones tan importantes para la sociedad, como la independencia o forma de gobierno antes de su ejecución.

Esta Consulta es una resolución tomada por un pueblo a partir de la pluralidad de sus componente, se trata de una consulta popular propuesta en concreto por la AN, verdaderamente representativa, que fue electa por más del 70% de los votos en 2015 y que el régimen comunista desconoce, para que la ciudadanía se exprese mediante el voto popular directo – no de las balas y fusiles- respecto a una determinada  propuesta.

El engendro heredero, con ese pobre apoyo político que tiene es muy poco lo que puede hacer para evitar ser defenestrado del poder; la vía que se utilice, cualquiera de ella, es eficaz para su caída o su huída del poder.

El triste papel del engendro en el poder político, tiene una fuerte resistencia en toda la sociedad civil y esperan ansiosos la hora para darle un ´´parao´´ a esta realidad agobiante, que arremete salvajemente contra nuestra vida y salud. Consagremos participando, en la Consulta, este sábado 12 de diciembre; es una oportunidad del derrumbe del desfallecido, casi moribundo régimen comunista.

El engendro es un “monote”; es una persona que parece no oír, ver ni entender, y está fija en un punto como hito. La abstención, demostró que están sin respaldo popular y que siguen en él por el respaldo del alto mando militar de la FANB, que por razones crematísticas y de cuotas de poder manifiestas y en acciones que extrapolan la legalidad, los respaldan.

El rechazo automático que recibió el engendro, el régimen y el PSUV después de la ejecución fraudulenta del precitado proceso electoral fue apoteósico; jamás visto en ningún otro país, incluyendo África y Asia donde conviven la mayoría de los países no democráticos.

Que importa que hablen de la próxima AN que van a intentar instalar, a espaldas del país y de la institucionalidad democrática del mundo, si de todas manera no les va a servir de nada; ellos no reconocen la actual y vigente AN, no respetan su institucionalidad constitucional, acorralaron, persiguieron a sus diputados (muchos están en el exilio), la dividieron, comprando alacranes y escorpiones para tal fin y además le nombraron paralelamente una ANC (totalmente inoperante e inútil) y con todo eso, lo único que lograron fue su desintegración como gobierno y como partido; allí están los resultados.

Los partidos políticos democráticos (G4 +27), ideólogos de esta estrategia junto a  ese noble pueblo venezolano, están en  completa ATARAXIA, pero, sin perder ningún segundo en consolidar la Consulta Nacional que empezó el 7 y termina el próximo 12 de diciembre, en una contundente demostración de fuerza ciudadana y de esperanza democrática de cambio. Nos vemos; ahora más que nunca, ni un paso atrás.

@marjimgar|Profesor universitario|marjimgar@hotmail.com

CaigaQuienCaiga.net no se hace responsable por los conceptos emitidos por el autor de este artículo

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: