#Noticia

Hezbollah quiere venganza a toda costa, Por Yoav Limor

Las FDI se han esforzado en los últimos días por dar un tono de cautela. A pesar de una serie de éxitos para frustrar los esfuerzos de Hezbollah de organizar un ataque transfronterizo, todavía no se ha saldado la cuenta en lo que respecta a la organización terrorista.

El incidente del lunes fue un gran golpe para Hezbollah: Fracasó miserablemente en llevar a cabo un ataque de francotirador como fracasó en atacar un puesto de avanzada de Har Dov el mes pasado. Estos intentos fueron diseñados para vengar el asesinato de un operativo de Hezbollah en un supuesto ataque israelí en Damasco hace unas cinco semanas.

Las FDI han sido plenamente conscientes de la amenaza del francotirador y por lo tanto han actuado en consecuencia, asegurándose de que los soldados estén expuestos lo menos posible.

El lunes, Hezbollah pensó que tenía una oportunidad cuando un soldado tuvo que exponer partes de su cuerpo para arreglar algún dispositivo en un puesto fronterizo. Hezbollah disparó dos veces, pero ambas fallaron. Para una organización que llevaba semanas esperando esta oportunidad de oro, es un rotundo fracaso.

Los ataques de represalia de las FDI fueron diseñados para enviar dos mensajes. El primero, que Israel no quiere otra escalada, y por eso eligió como objetivo las instalaciones de bajo valor. El segundo, que Israel no tiene reparos en atacar el territorio libanés en respuesta a un ataque a su soberanía.

Estos mensajes están diseñados para advertir a Hezbollah, que ahora busca una tercera apertura para atacar a Israel.

Las FDI tendrán que mantener su alerta en la frontera norte a pesar de los próximos días festivos y la afluencia de viajeros que están de vacaciones en el norte. Esta no es una tarea sencilla.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: