CaigaQuienCaiga.net

Opinión

¿Justicia Divina? el efecto dominó de la corrupción Por Edwin Martínez Espinoza

Tengo el sabor amargo del “se los dije” que comparto con muchas personas que lo alertaron, sobre todo, los trabajadores presos porque se atrevieron a denunciar las corruptelas de los niveles medio y alto del gobierno. Pero el asunto va mucho más allá de la obra de teatro puesta en escena para desviar la atención de la profundidad del robo en un momento caracterizado por la protesta popular en exigencia de la indexación salarial ya que si los bienes y servicios públicos y privados están indexados al dólar, es un crimen tener a los trabajadores con un salario en bolívares que en lugar de contribuir con el bienestar familiar genera el descontento general, agravado por la negativa del gobierno de otorgar los beneficios que por Ley y Constitución nos corresponde a todos.

Pendientes que ya “están cayendo”…

Venezuela es un barrio chiquito con un infierno grande, demasiados habladores de paja en el gobierno y la oposición, lo curioso es que al final son caimanes del mismo charco.

Resulta que al final se va esclareciendo el asunto, que no fueron ningunos 3 mil millones de dólares sino 38 mil millones de billetes verdes que se los robaron los sicarios económicos del imperio a los ladrones de aquí.

Para que puedan entender el asunto: recientemente la prensa de Estados Unidos informo sobre la quiebra de unos bancos, entre ellos el Silicon Valley Bank y First Republic Bank donde los viejos y nuevos ricos de Venezuela hacían el blanqueo de capitales con criptomonedas convertibles en dólares.

El Departamento del Tesoro, el FBI, la CIA y todos los servicios secretos del imperio y sionismo lo sabían, durante años los estuvieron “cocinando” a fuego lento y cuando llegó la hora, le robaron a los ladrones 38 mil millones de dólares, parte del botín robado al pueblo de Venezuela.

La reacción del gobierno tiene lógica, ellos saben quiénes, como y porque de cada ladrón o grupo, pero no les convenía que el gobierno de Estados Unidos los salpicara a todos con la difusión de la lista real de los capos, por eso comenzó la estrategia de imitar a Nayib Bukele con la consigna trillada del caiga quien caiga.

El escándalo estalla en momentos sumamente difíciles para el común de la gente que tienen que sobrevivir con el salario mínimo más bajo del planeta (5 dólares mensual) pagando los bienes, servicios e impuestos más altos del mundo, por cierto indexados. Aquí es importante recordar que mientras los trabajadores reclaman salario justo el gobierno decía que no había plata pero el escándalo los dejo “con una mano delante y otra detrás”.

El gobierno neoliberal de Nicolás Maduro SOCIALIZÓ las consecuencias del bloqueo y las sanciones para el pueblo pero PRIVATIZÓ el ingreso del país para proteger a los viejos y nuevos ricos a través del BCV y otros organismos que les facilita escamotear los recursos que son de todos los venezolanos.

Cuando veamos caer a los que tienen que caer es porque llegó la hora de la Justicia Divina.

La captura de un juez, varios funcionarios y la renuncia del ministro de petróleo, quien hasta hace poco fue uno de los cuadros confiables presentados ante los medios como ejemplo de dignidad, ética y moral revolucionaria hace más cuestionable lo que puede haber más allá de la retórica, por una cuestión lógica vimos a mucha gente borrando de sus contactos en las redes sociales a estos “próceres”, me los imagino eliminando las fotografías y vídeos que se tomaron cuando les jalaban bola a los primeros caídos.

Pero la gran pregunta es la siguiente: ¿Por qué ocurre algo semejante en la tierra de Bolívar? Recordando a la gente que murió por enfermedades curables y los que tuvieron que huir del país no es un cuento de camino reconocer el origen de la situación.

Pudiéramos decir que la ausencia de control político por la hegemonía sectaria de un partido conformado abiertamente bajo el auspicio del estado y su ruptura con la base política de apoyo es una de las razones de origen, primero porque el tan cacareado exceso de democracia los llevo por el camino de organizar un proceso fundacional de un partido en teoría revolucionario, con  la participación abierta de todo aquel que quisiera participar generando una contradicción en las relaciones de personas con una diversa formación ideológica que ha tenido su máxima expresión en la imposición de la dirección Nacional y la confrontación en las regiones y municipios por el avance y control de la estructura como parte del camino para llegar a los cargos de elección popular y desde allí dar el salto hacia los cargos de dirección de gobierno.

En ese mismo proceso de confrontación se agrega el otro elemento que es el asalto a los partidos que integran el extinto GPP mediante una operación dirigida desde Miraflores y el TSJ para judicializar los partidos políticos de izquierda que mantenían una posición crítica frente al giro de la política económica y social del gobierno que fue penetrado por actores de la ultraderecha desde abajo hacia arriba, el resultado está a la vista de todos, Maduro en lugar de sacarle provecho al capital político que genera la unidad en la diversidad, destruyó la base política de apoyo y cubrió las direcciones políticas de los partidos aliados con actores a sueldo que no generan política y mucho menos son capaces de ejercer el pensamiento crítico y su sagrado derecho a equivocarse porque serían criminalizados como traidores olvidando que ninguna revolución ha caído por la crítica pero si, por ausencia de ella.

Otro elemento bien importante y que dará mucho de que hablar es la ilegal Ley antibloqueo aprobada por la única Asamblea Nacional Constituyente en la historia del pensamiento de la raza humana que fue invocada y convocada para no redactar una nueva Constitución, en su lugar solo sirvió para instalar los Poderes Públicos subordinados a Miraflores, peor aún es que existan tantos exconstituyentes que participaron en 1999 en el proceso de redacción de la Constitución Bolivariana y tantos especialistas en derecho constitucional que guardan silencio frente a la vulneración continúa de nuestra Constitución Bolivariana de Venezuela.

Ya viene semana santa y antes veremos las escenas del intento por ganar tiempo frente al conflicto con los trabajadores, quizás hicieron el cálculo político equivocado con la ilusión de sacarle provecho al capital político que les puede generar tener a unos cuantos presos con juicios públicos y la mentira de que serán expropiados sus bienes, porque cada uno de los presos y los que faltan tienen mucha información, todos llegaron a los cargos que ocuparon por recomendación de alguien y todos tienen vínculos con gente que sin autoridad moral y ética se presentan ante los medios reivindicando justicia.

Ya los veremos convocando a su militancia a estudiar los documentos históricos de Bolívar y Chávez sobre la corrupción como una patada de ahogados para “remoralizar” algo incurable como la gangrena porque la viveza criolla viene del corazón de la estructura política en todos los niveles y esto sin mencionar la participación activa y protagónica que han tenido los miembros del alto mando militar, no es casual que convirtieron en negocios la gasolina, el gas y los alimentos, todo lo que manejan y que formó parte de la nueva estructura creada por Chávez para garantizar el bienestar de nuestro pueblo.

Como vemos nada es casual, ver gente que de la noche a la mañana cambio su estilo de vida y dirección, como los ministros y diputados que para el 4 de febrero no tenían vehículo y quiénes lo tenían estaba en malas condiciones y que hoy se pasean en vehículos de alta gama blindados y comprados en el país que nos tiene bloqueados y sancionados.

Del dinero involucrado en esta y otras actividades realizadas con métodos ilegales no volveremos a saber más nada, lo mas seguro es que al final los tipos sean sacados del país mediante la simulación de fugas para que disfruten de lo que se rebaron o quizás la pulga continúe porque entre los viejos y nuevos ricos es posible que surjan nuevos pobres que no se la van a calar.

Por último y para finalizar por ahora, si Maduro en realidad quiere sacarle provecho al capital político que le puede generar está situación haría lo siguiente:

Indexar los salarios de los trabajadores de conformidad con la Constitución Bolivariana.

Derogar las leyes Constitucionales y restablecer la vigencia de la Constitución Bolivariana de 1999.

Derogar mediante el TSJ todas las acciones legales contra la estructura de los partidos políticos para que se pueda recomponer el debate político sobre el que hacer y los grandes temas.

Acelerar la investigación profunda de la corrupción más allá de la retórica y el amiguismo.

Por último, la rutina, el ánimo y la psiquis colectiva fue rebasada con los últimos sucesos, ahora si estamos ante las condiciones objetivas y subjetivas que antecedieron al caracazo, el 4 de febrero y 27 de noviembre de 1992.

Solo basta mirar que todo lo que Chávez crítico a la 4ta República para certificar que una minoría lo han reproducido todo agravado desde el gobierno, haciendo más daño que el bloqueo y las sanciones a nuestro pueblo.

¡Hasta la victoria siempre!

Edwin Martínez Espinoza.

@edwinviene

Comment here