Opinión

La salida del régimen es inminente Por Marlon Jiménez

La oposición que encabeza el Ing. Juan Guaidó, a través del pacto de Salvación Nacional, ahora SÍ, tiene la posibilidad, conjuntamente con la Comunidad Internacional, de lograr una salida del Maduro del Poder. Por supuesto, una salida apegada a la CN (enemiga del régimen, nunca la han respetado). La migración de venezolanos que, es una vergüenza nacional, (deja a los comunistas en el poder,  como lo que son “destructores de la democracia”) por todo el mundo es dantesca, no hay países que no estén afectados (aunque muchos de ellos están felices por la cantidad de profesionales que se han ido; solamente médicos formados con calidad, constituyen una cifra de más de 48000), ha logrado un aspecto “nunca visto” en el Continente; un respaldo completo a Venezuela para salir de este entuerto político.

Sin embargo, los que más se han opuesto a este respaldo son los mismos opositores. He escrito (revisé anoche) 15 artículos llamando a los OPOSITORES a unirse en una sola posición política; pero, unos cuantos prefieren ACORDARSE con el comunismo que con otros factores de oposición. Se acusan de ladrones, de narcotraficante, de farsantes, de antidemocráticos; es decir, se destrozan entre ellos; colocando a los “creadores” de la destrucción del país en un lugar de reconocimiento. Allí está el detalle;  Capriles es más enemigo del llamado G4 que del Maduro y del PSUV, que le robaron (porque él quiso) las elecciones presidenciales en el 2013. Eso es inverosímil.

El régimen y el PSUV pueden realizar fraude electoral para imponer presidente, gobernadores, alcaldes, concejales y  diputados a la AN; pueden “obligar” ($$$$) a algunos mercaderes de la política que se hacen llamar de oposición, que los acompañen en sus intenciones; pueden poner bajo rejas (sin delitos) a todos los dirigentes de la oposición y luego liberarlos (indultos); pueden  modificar todo el estamento jurídico del país para seguir en el poder; pueden decretar estado de sitio, si les da la gana, para aterrorizar a la población, inventando lo que se les venga en la testa; pueden, y como quieren hacerlo, eliminar de un plumazo la autonomía universitaria e imponer sus autoridades a dedo; pueden proscribir (pero, antes transferirlos a su séquito de “recipientes de adulaciones” para hacerlos útil el 21-11 los partidos políticos de oposición que consideren enemigos (Capriles quiere el PJ, incluyen también a los partidos del polo patriota de otrora) de la “revolución” e IMPONER (poco falta) como partido único el adefesio ese que llaman PSUV; pueden imponer la idea de unir a Cuba y Venezuela en un solo país y llamarlo cubazuela.

Pueden seguir masacrando a nuestra juventud en las calles, que volverán muy pronto a las mismas, por el solo hecho de protestar para defender nuestra democracia; pueden entregarle a China, Rusia e Irán, el petróleo y su ámbito de influencia económica, el oro, el uranio, el coltán y todo aquello que represente riqueza natural; pueden soslayar por la vía de fuerza la libertad de expresión, la libertad de desarrollo individual, la libertad de pensamiento, la libertad de culto y todo aquello que Ud. amigo lector le puede parecer; lo que sí es imposible, es que puedan cercenar a través de las ínfulas ideológicas comunistas, de las armas de la FANB, de los colectivos, de los terroristas y guerrilleros implantados ilegalmente en el régimen: la dignidad, la conciencia, la moral y el deseo ferviente de luchar por la libertad, por la democracia y por la esperanza de una patria justa y equitativa a este pueblo venezolano y mayoritariamente anticomunista. Asimismo, por la gestión realizada en estos 22 años y 4 meses de gestión, no podrán detener la hecatombe humanitaria, social, económica, ética, cultural, y política que se cierne sobre nuestro país y cuyo resultado, YA ES: HAMBRE, MISERIA Y MUERTE..

El Maduro cree que con el fraude que realizan los rectores de la TRAMPARENCIA (ahora lo llaman “medianamente transparente”) en el CNE, con el infortunio de su pueblo y con la mordaz mentira como propaganda (Jorge GOEBBELS Rodríguez), se afianza en el poder; así pensaba Hitler, Mussolini, Pérez Jiménez, Pinochet, Milosevic, Fujimori, Evo y muchos otros. A los días y meses después que ejercieron fraude, entre otras barbaridades, para quedarse en el gobierno e hicieron una bola de fuego en el quehacer cotidiano que desgraciaron y alteraron el orden regular de las cosas en la sociedad, tuvieron que huir unos, otros fueron asesinados por su propio pueblo y varios pagaron y pagan condena vitalicia por los delitos de lesa humanidad causados a su pueblo.

La “verdadera oposición”, no la alacrana, se organiza estratégicamente en una UNIDAD NACIONAL con racionalidad de acción, con ex chavistas incluidos, por supuesto, y vendrán “buenas sorpresas”; no hay miedo (créanlo); el miedo fúnebre lo siente el Maduro en la sangre y todos los que le acompañan (se enterrarán con él e incluyo en ésta a Capriles), en el supremo deseo de los cubanos de instalarse para siempre en nuestro país.  Mientras mayores son los delitos cometidos por los comunistas del régimen transitorio en el poder, mayores serán sus condenas y el principal actor acusador contra ellos es este noble pueblo venezolano; incluyo en ellos, también, a esos chavistas hambrientos y harapientos que pululan por las calles en busca de desechos que les sirva para paliar el sombrío estado de palidez y anemia, con olor a muerte, que le dejó su “comandante eternamente enterrado”. Ahora con más razón la salida del Maduro y los cubanos del poder, es inminente, con Revocatorio o elecciones Presidenciales y también de los “crematísticos de la política”; gracias a DIOS nos libramos de ellos.

Profesor Universitario

Marlons.jimenez55@gmail.com

@marjimgar

caigaquiencaiga.net no se hace responsable por los conceptos y comentarios emitidos por el autor de este artículo

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: