Opinión

Las «armas biológicas» de la ignorancia Opinión por Sandy Ulacio

Columna Baile de Máscaras

Las recientes declaraciones del secretario de gobierno de Zulia, Lisandro Cabello, me hicieron sorprender, algo que pensé no podía ya ocurrir dada la basta cantidad de cosas que ocurren en Venezuela y que son para compilar en aquel famoso libro de “Aunque usted no lo crea”, de Ripley.

Lisandro

Sus palabras me causaron estupor por ser una figura de autoridad que se refería a miles de venezolanos que regresan al país, no por gusto, sino porque sus condiciones de vida se vieron trastocadas por esta nueva realidad mundial.

“Son un arma biológica. Estamos convencidos de que hay una operación para contaminar a Venezuela desde Colombia. Eso nos obliga a que estemos muy alerta en ese proceso”, dijo.

“Hemos decidido toda persona nacional que pase de Colombia a Venezuela incumpliendo la ley de migración la vamos a colocar bajo cuarentena, pero en una celda, bajo un proceso del Ministerio Público. Como hacen en Estados Unidos con los mexicanos que cruzan ilegalmente, o como hacen en Colombia con los venezolanos que cruzan ilegalmente”.

Veamos, los VENEZOLANOS no ingresan a su país ilegalmente. Las fronteras están cerradas desde hace ya mucho tiempo así que el paso se hace por veredas, caminos verdes o trochas. Esas personas tienen documentos que los identifican como ciudadanos y no como armas biológicas.

Aparte, los centros de reclusión en el país dan vergüenza por todas las irregularidades que se presentan, para muestra solo basta recordar los sucesos recientes en el Centro Penitenciario de Los Llanos y sus más de 50 muertos y 70 heridos; como para compararlos con los albergues temporales en la frontera estadounidense con México.

Pero continúo con las palabras de Cabello. “Que a nosotros nos llame un vecino a decirnos que llegó un señor que regresó y no pasó por el proceso migratorio, los iremos a buscar”. Según esto, esta autoridad como que pretende desempolvar la defenestrada “Ley sapo”, que intentó implementar Hugo Chávez y que él mismo enterró en junio de 2008.

Pero bueno, no se podía esperar menos de alguien que en su momento dijo que las fallas eléctricas se debían a que “el Zulia estaba más cerca del equinochi”.

Por eso hay que leer porque como lo describió el poeta alemán Goethe “Nada hay más terrible que una ignorancia activa”.

DirecTV… La noticia de su cese de actividades en Venezuela causó estupor, rabia e indignación; pero también puso al gobierno del presidente Nicolás Maduro en un serio aprieto porque su “cinturón de guardianes”, es decir, las barriadas de Caracas, usan ese servicio. La “cura” fue rápida. Conformaron un comité de usuarios, interpusieron un amparo ante el Tribunal Supremo de Justicia y listo. Unas sentencia expedita y a medida -aún con tribunales paralizados- ordenó  la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) tomar posesión inmediata de todos los bienes muebles e inmuebles, oficinas comerciales, sedes administrativas, centro de operaciones y transmisiones, antenas y cualquier otro equipo o instalación destinada a la prestación del servicio por suscripción gestionado por dicha empresa, para ello Conatel contará con el auxilio de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

¿Será que los millones de colombianos conforman un comité de usuarios y consiguen que devuelvan a las grillas de programación los canales Caracol o ntn24; o conseguimos que se retome CNN; o que permitan que los diarios puedan acceder al papel para poner en funcionamiento sus rotativas; y, por qué no, ¿jugar a un Atrévete a soñar y recuperar la señal y equipos robados a RCTV?

Señores, esta aberrante sentencia no devolverá la señal a ningún televisor en Venezuela, pero dejará el sabor de la venganza en quienes se han encargado de cerrar a cientos de medios de comunicación, apresar, amenazar o presionar a periodistas, todo porque es más fácil que rendir cuentas.  

Diosdado

¿Con o sin plomo?… Así preguntan de manera sarcástica quienes son afectos al gobierno sobre cómo quieren los norteamericanos que ingresen al país los buques iraníes que traen gasolina a Venezuela, eso sí, solo para sectores priorizados -ya sabemos que estos son gobernantes, militares, enchufados, policías, VIP’s – y si sobra, sector salud y casos con enfermos puntuales “porque después las venden en dólares”. Pero más infelices son las declaraciones del número dos del chavismo cuando señala que “esa gasolina no es apta para carros escuálidos”. Será que el dinero venezolano con el que se pagó solo les pertenece a quienes piensen como ellos. Los quiero ver eliminando la venta de gasolina a particulares en el centro del país o a los motorizados de la Gran Caracas. Sí, estoy diciendo que los tanqueros van a llegar sin problemas porque Estados Unidos gana más aplicando otras sanciones.

El miedo… El temor ha sido siempre uno de los aliados más fieles del poder, que intenta que la población viva inmersa en él. Por esta razón, se ha vuelto común que los organismos de seguridad apresen y golpeen a las personas en zonas de alto transito y que puedan ser grabados por quienes tienen celulares a mano, es más, hasta quitan algunos para “ocultar” la acción, pero saben que las imágenes y la información llegarán, se harán virales. El objetivo se habrá cumplido. Sembraron el miedo y con él, la posibilidad de gobernar mediante una obediencia ciega. 

Las tres marías… Comida, agua y luz. Es lo que sigue faltando en la mesa de los venezolanos. Los costos de la primera se vuelven inalcanzables para quienes se mantienen obligados a cumplir una cuarentena sin poder trabajar. Los otros dos servicios dependen de muchos factores, todos ligados a la ineficacia y el mal manejo gerencial. Las protestas arrecian y no las van a poder detener.

Virtuales… Así son los políticos de este país. Si antes pocos recorrían los barrios o sus circuitos electorales, esta cuarentena les resultó de maravilla para no tener que salir a sudar. Lo más lamentable es que no guardan las formas ni para llamar a sus más cercanos colaboradores y preguntar cómo están.

Cojan palco… Se viene en el Zulia una pelea entre partidos por el control del Plan País. El motivo principal, la división o fractura interna de Voluntad Popular. El grupo de los leales a Lester Toledo están en franca confrontación con el que encabeza Gustavo Ruíz y otros. Por distintos grupos de Whatsapp se intentó invitar a una actividad supuestamente coordinada por los responsables del Zulia con el equipo nacional y la misma fue desarticulada en Caracas. No es mucho el margen de error que tiene la diputada de la AN por la tolda naranja y quienes le hacen el juego por amistad desde Primero Justicia. A última hora, la pugna parece favorecer en algo al grupo de Toledo porque le “cortaron la cabeza” al ingeniero Luis Cabrera de la Coordinación de Gremios de VP “por estarle jugando para atrás” y en Caracas pisaron el peine. El tablero se comenzó a mover.

Pregunta simple… Ya para cerrar la columna de esta semana le dejo una inquietud ciudadana al gobernador Omar Prieto, al M/G Ovidio Delgado Ramírez, comandante de la Región Estratégica de Defensa Integral Occidental (Redi-Occidental),  y al G/D Carlos Ríos Urbano, comandante de la Zodi-Zulia, ¿Cómo es que si fue decretado un toque de queda en los municipios Guajira y Jesús María Semprúm del estado Zulia de 4:00 de la tarde a 10:00 de la mañana, siguen pasando caravanas de camiones cargados con gasolina y alimentos en plena noche y madrugada? ¿Así de preparados estamos para salvaguardar nuestras fronteras? Sabemos que no responderán, pero como reza un refrán popular: El que calla, otorga.

 “Nadie puede llevar una máscara durante mucho tiempo” … ¡Hasta el próximo baile!

Sandy Ulacio García

Periodista, asesor y analista político

[email protected]

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: