CaigaQuienCaiga.net

#Noticia

“No podemos hacerlo solos” señala nueva jefa de la Patrulla Fronteriza de San Diego al mencionar sus primeras medidas

La nueva Jefa de la Patrulla Fronteriza de San Diego tiene varias prioridades al asumir su cargo, pero la más importante es la seguridad de agentes y migrantes.

Foto: Patricia McGurk-Daniel habla con los medios de comunicación sobre su nuevo cargo como agente jefe del Sector de San Diego de la Patrulla Fronteriza. Cortesía Jessica Parga/The San Diego Union-Tribune

Patricia McGurk-Daniel, veterana con 24 años de experiencia en la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, se sentó con los periodistas el viernes por la mañana para hablar de sus planes después de que se le propusiera trasladarse del Sector de Yuma al Sector de San Diego para sustituir al jefe jubilado Aaron Heitke.

“Una de mis primeras tareas es ir a las primeras filas y escuchar a mis empleados”, dijo. “Eso incluye a mis operadores de radio, eso incluye a mis mecánicos, eso incluye a los agentes en primera fila y ver dónde están emocional y mentalmente”.

Hizo hincapié en sus prioridades al hablar del futuro del parque de la Amistad, que se extiende a ambos lados de la frontera entre Estados Unidos y México.

Los organizadores de la comunidad, incluidos los Amigos del Parque de la Amistad, llevan años protestando contra la construcción del muro fronterizo y el cierre del histórico punto de encuentro entre los dos países.

Dijo que la construcción de los muros fronterizos más altos para sustituir a los existentes era necesaria debido a los daños causados por la corrosión.

“Hasta que no se sustituya esa infraestructura, no es seguro para mis agentes ni para los migrantes”, afirmó.

Señaló que, una vez terminada la construcción, estaba abierta a permitir de nuevo las actividades en la zona limítrofe del Parque Estatal del Campo Fronterizo “si es factible desde el punto de vista operativo”.

“En este momento solo disponemos de un cierto nivel de personal”, dijo McGurk-Daniel.

Dijo que los agentes a veces luchan con la frecuencia con que se critica a la Patrulla Fronteriza en las noticias.

“No podemos hacerlo solos. Necesitamos la ayuda de la comunidad, pero tenemos que reconocer que nuestros agentes están haciendo todo lo que pueden”, afirmó.

Dijo que se había reunido antes con organizaciones sin ánimo de lucro que trabajan para ayudar a los migrantes, como Jewish Family Service y Catholic Charities, como parte de su coalición para apoyar la labor de recepción y procesamiento de migrantes en la frontera.

Dijo que tenía previsto reunirse también con funcionarios de los gobiernos local, estatal, tribal y federal.

Dijo que espera que el trabajo en equipo ayude a evitar otra situación de migrantes retenidos entre los muros fronterizos durante días —con escasa comida o agua— a la espera de ser procesados, como ocurrió a principios de este año.

“Nadie nos ha dado una definición tradicional de lo que es: ¿estás detenido? ¿No estás detenido? dijo McGurk-Daniel. “Pero al fin y al cabo, son seres humanos, y vamos a abordar esos esfuerzos en la medida de lo posible. Estoy deseando trabajar con los socios comunitarios para averiguar cómo vamos a responder a una situación similar o incluso más intensa de esa naturaleza.”

También trató con las organizaciones sin ánimo de lucro la cuestión de los migrantes que son llevados a hospitales por la Patrulla Fronteriza y luego dejados allí sin ser procesados oficialmente. Eso complica la situación de los migrantes porque no tienen documentos que demuestren que han sido detenidos y puestos en libertad.

Los agentes deben dar prioridad a que los migrantes reciban la atención que necesitan, dijo. Le preocupaba equilibrar la incomodidad de los trabajadores de los hospitales y otros miembros de la comunidad al ver a agentes de la Patrulla Fronteriza en los hospitales con el procesamiento de los migrantes que tienen necesidades médicas urgentes cuando cruzan la frontera.

Originaria de El Paso (Texas), McGurk-Daniel dijo que se marchó pronto de casa por objeciones familiares a su orientación sexual. Estudió música como violinista de formación clásica. Dijo que fue reclutada al azar para unirse a la Patrulla Fronteriza mientras trabajaba como camarera.

Fue la única mujer de su promoción en la academia de la Patrulla Fronteriza y al principio la destinaron a Nogales, Arizona.

“Una vez que salí a las montañas, sentí una llamada al trabajo”, dijo.

Dijo que aprendió a ser paciente y empática gracias a la discriminación a la que se enfrentó como mujer y miembro de la comunidad LGBTQ+ a lo largo de su vida. Cree que ambas cosas la ayudan en su trabajo como dirigente de la agencia.

Dijo que tendría tolerancia cero con los agentes que se dejan corromper por las organizaciones de contrabandistas.

“He perdido a muchos compañeros y amigos que han resultado heridos y muertos en el cumplimiento de su deber”, dijo. “Cada agente que rompe así su juramento es una falta de respeto a todos los agentes que han perdido la vida”.

Álex Riggins, periodista, ha colaborado en la elaboración de este informe para San diego Tribune

Comment here