#Noticia

Operación Gedeón: ¿Queremos salir del Chavismo sin partirnos las uñas?

Es increíble ver cómo algunos venezolanos se han opuesto a las sanciones, porque “le hacen más daño al pueblo que a los chavistas”. ¿Seguro? ¿Es que acaso sin sanciones, el Chavismo te iba a asegurar la gasolina y Direct TV? ¿Es que acaso sin sanciones, Venezuela estaría en total normalidad? ¿Acaso son sanciones, ibas a conseguir las medicinas, el trabajo, la comida y las cosas que necesitas? ¡No seamos estúpidos! Todo en esta vida tiene un precio, incluso la libertad.

No hay que contar la historia de Venezuela, ya nos la sabemos en una sola palabra: Socialismo. En manos de la izquierda, Venezuela ha deambulado por los caminos más oscuros, aterradores, amenazantes y miserables posibles. Una tierra que -como muchas otras- tiene un potencial indiscutible, pero que no sirve de nada cuando todo ese potencial está bajo el control de una mafia Narco Terrorista y de un cartel político de izquierda que se disfraza de “oposición”.

Ambos controlan el poder, controlan las armas, controlan el dinero y controlan los medios. ¿Qué peor pesadilla existe, que el sistema socialista vivido en carne propia? Nada se le compara; ni Quentin Tarantino puede poner tanta sangre en sus películas, como Fidel, Chávez, Maduro, Diosdado y la Falsa Oposición han puesto en Venezuela y Latinoamérica. Ríos de sangre que no conocen fronteras.


El deseo de querer salir del pozo

Cuando se vive dentro del pozo, la naturaleza humana clama algo diferente. Basta que uno diga “Maduro” frente a un grupo de venezolanos, para que estos griten juntos “Coño de tu madre”. ¿De qué sirve eso? De desahogo, más nada; pero sin duda que demuestra el descontento dentro del pozo.

Creo que todos hemos visto video de los judíos siendo llevados a cámaras de gas, siendo maltratados y todos los que hemos visto esos videos hemos pensado: “Pero si sabían que iban al juicio final, que ya nada los salvaba de la muerte, ¿por qué no se rebelaban?”. La respuesta ya nos la sabemos: Indefensión aprendida. Bueno, Venezuela no es la excepción.

Vivir en el pozo es complejo, porque al mismo tiempo que se tiene el deseo de salir de él, también se vive a merced de la costumbre, de lo que ya se considera “normal”. Incluso hay quienes temen lo diferente, por muy bonito que suene; están tan sumergidos en la oscuridad, que cualquier rayo de luz los encandila. Eso no es “un problema del venezolano”, eso pasa -y ha pasado en todas las sociedades que han vivido una desgracia.

El deseo de querer salir del pozo es -muchas veces confuso. Se quiere salir, pero no se hace nada para lograrlo. Se quiere salir, pero se pelea con quien nos muestra el camino. Se quiere salir, pero se apoya a quienes nos hunden aún más dentro del pozo. Se quiere salir, pero queriendo vivir de nuevo en “el paraíso” que nos construyó el pozo. ¿Se entiende? El deseo de querer salir del pozo es muy contradictorio, porque incluso aquellos que afirman ser “anti-chavistas”, tienen ideas, costumbres y deseos profundamente socialistas.


Incluso aquellos que afirman ser “anti-chavistas”, tienen ideas, costumbres y deseos profundamente socialistas.José Miguel

La irracionalidad

Y es aquí donde prevalece lo irracional sobre lo lógico.

Tenemos que decir que esto sí es un “problema del venezolano”, porque es quien lo está viviendo. Tenemos tan arraigada la idea de creer que “ya hemos perdido demasiado”, que no aceptamos la realidad de que -lamentablemente nos falta mucho por perder aún. Salir de Narco Terroristas y de un Cartel Político de izquierda no es algo que se haga fácil y sin pagar un precio; pero para hacerlo más temprano que tarde, hay que aceptar la factura.

Una cruda verdad: mientras más profundo se esté en el pozo, el precio en la factura será más alto. ¿Y cuál es el precio de la libertad? En la mayoría de los casos que conocemos en la historia, como la Rusia Soviética, la Alemania Nazi, la Italia Fascista, la Cuba Fidelista, la China comunista, la Corea del Norte totalitaria y ahora la Venezuela socialista, el precio es la vida de uno y la vida de otros.

¡Nadie ha salido de salido de la izquierda sin partirse las uñas! ¡Es imposible!


Salir de Narco Terroristas y de un Cartel Político de izquierda no es algo que se haga fácil y sin pagar un precio; pero para hacerlo más temprano que tarde, hay que aceptar la factura.José Miguel

¿Partirse las uñas?

Venezuela no tiene otra salida: sin el uso de la fuerza, salir del chavismo es literalmente imposible; lo aceptes o no.

Se han intentado muchos caminos y todos han terminado igual: un pozo más profundo. ¿Elecciones? Pozo. ¿Diplomacia? Pozo. ¿Diálogo? Pozo. ¿Protestas en la calle? Pozo. ¿Cacerolas? Pozo. ¿Comunidad Internacional? Pozo. ¿Ayuda Humanitaria? Pozo. ¿Gobierno Interino? Pozo. Todo lo que hemos intentando nos ha hundido más y más, mientras que el chavismo goza de más poder; al menos dentro del país. ¿Y la MUD? De más acuerdos jugosos.

Así que, los ciudadanos tenemos una sola opción: Que cuando alguien grite en público “Maduro”, en lugar de responder “Coño de tu madre”, todos digamos: “¡Uso de la fuerza! ¡Ayuda militar! ¡Hay que neutralizarlo con balas!”. No tenemos otro camino.


Los ciudadanos tenemos una sola opción: Que cuando alguien grite en público “Maduro”, en lugar de responder “Coño de tu madre”, todos digamos: “¡Uso de la fuerza! ¡Ayuda militar! ¡Hay que neutralizarlo con balas!”.José Miguel

Y sí, tendremos que pagar con los famosos “colaterales”.

Es increíble ver cómo algunos venezolanos se han opuesto a las sanciones, porque “le hacen más daño al pueblo que a los chavistas”. ¿Seguro? ¿Es que acaso sin sanciones, el Chavismo te iba a asegurar la gasolina y Direct TV? ¿Es que acaso sin sanciones, Venezuela estaría en total normalidad? ¿Acaso sin sanciones, ibas a conseguir las medicinas, el trabajo, la comida y las cosas que necesitas? ¡No seamos estúpidos!

Son Narco Terroristas y en el momento que la primera bala les sople la oreja, balas vendrán de vuelta. En el momento que la primera acción militar se ejecute, habrá una respuesta por parte de estos criminales también. Se pueden perder más vidas, se pueden perder más propiedades materiales, el pozo parecerá más oscuro, pero no más profundo; porque solo cuando un criminal recibe balazos de vuelta, es que se echa para atrás, ¿O acaso no lo viste con el caso del malandro de Petare al que el Chavismo no ha podido neutralizar? La única forma de justicia que existe ante los criminales es: el uso de la fuerza.

Así que, no quieras salir del Chavismo, de estos Narco Terroristas y sus colaboradores de la MUD-FA sin partirte las uñas, porque si esa es tu idea, mejor acuéstate temprano para que no llegues de último a la cola en la que pierdes tu vida y tu dignidad.


Solo cuando un criminal recibe balazos de vuelta, es que se echa para atrás. La única forma de justicia que existe ante los criminales es: el uso de la fuerza.José Miguel

Por: José Miguel – Fundador de iF Revista Digital

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: