Caiga-Quien-Caiga-Tu-fuente-de-noticias
Opinión

Opinión: ¿Acaso es necesario cambiar la Constitución? Por Fernando Vegas T.


Algunas personalidades políticas venezolanas fundamentan sus propuestas para el día después de la salida Maduro en una asamblea nacional constituyente y una nueva constitución. Entendemos entonces que -de ganar el poder- la primera tarea sería convocar la ANC.


Bien, veamos el contexto en el que estos ciudadanos –con todo el derecho que les reconoce la actual Constitución- se apoyarán en una de las iniciativas establecidas en el artículo 348 de su texto, para proceder en concordancia con su objetivo.


Venezuela es un país en crisis. Pocas son las áreas de la vida nacional, regional o local que no sufren las consecuencias de un gobierno que pudo haber comenzado bien hace más de 20 años, pero que extravió totalmente el rumbo al actuar ignorando la Constitución y, en muchísimas ocasiones, en contravía de la misma.


Por el contrario, la oposición rectificó después del golpe de estado del 11 de abril de 2002 y el paro petrolero que lo siguió, porque -en lo adelante- fundamentó sus múltiples reclamos y acciones en los derechos políticos garantizados en nuestra Carta Magna. Comenzando por el referendo del 15 de agosto de 2004 que promovió para revocar al Presidente de la República, seguido poco tiempo después, por la victoria en el referendo consultivo propuesto por el gobierno para una Reforma Constitucional de 69 artículos, celebrado el 2 de diciembre de 2007.


En contraste con la reseñada conducta, el gobierno viene siendo un contumaz violador de los DDHH establecidos en la Constitución. Todos ellos han sido transgredidos: el derecho a la vida, verbigracia, Oscar Pérez (15/1/2018) y Fernando Albán ((8/10/2018); al debido proceso con todos los presos políticos militares y civiles; a la integridad física y mental de los presos, con la reiteración de torturas y abusos que incluyen a la familia de los detenidos. Y podríamos continuar con una larga y ominosa lista.


El gobierno del Sr. Maduro también es un contraventor de la Constitución cuando acapara los Poderes Públicos para su particular uso y pone a funcionar al TSJ como el bufete de Miraflores o al CNE a preparar elecciones a la carta o al Fiscal General a perseguir judicialmente a sus adversarios y a no investigar a sus compañeros; cuando crea figuras con poder fáctico, como los llamados “Protectores” que le hacen un gobierno paralelo a un gobernador electo de la oposición; repite sus abusos todos los años, cuando hace aprobar por la Asamblea Nacional o, en su momento, por una Asamblea Nacional Constituyente contra natura porque nunca aprobó texto constitucional alguno, un Presupuesto Nacional recortado para cubrir gastos ordinarios, mientras ejecuta la mayor parte de la erogación pública mediante Créditos Adicionales.


Mientras esto sucede, la oposición hace lo correcto que es reclamar y denunciar las violaciones que comete el gobierno contra la Constitución. De forma tal que el texto contentivo de nuestro Pacto Social está plenamente vigente, uniendo en lo negativo a los factores oficialistas porque básicamente lo transgreden constantemente, al tiempo que une positivamente a la oposición en su exigencia al gobierno para que respete su normativa.

UN PASE RASANTE AL CONTENIDO DE LA CONSTITUCIÓN DE 1999

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, se adjetiva como Bolivariana en honor a Simón Bolívar, para todos nosotros el Padre de la Patria. No es culpable su memoria del abuso que han hecho con su nombre la mayoría de los integrantes civiles y militares de la dictadura sita en Miraflores.


En la redacción de la CRBV confluyeron muchas opiniones. No olvidemos que en la ANC estuvo presente la representación de la voluntad popular vertida en elecciones. En su seno había dirigentes políticos de variada extracción social y unos cuantos con excelente preparación intelectual. También vale señalar que en su entorno teníamos, para la fecha, un Gobierno que era más de Centro que otra cosa, evoquemos los apellidos de algunos de sus ministros, tales como Tinoco, Riera, Izaguirre (Ministra del saliente gobierno del Presidente Caldera) también profesores y personas de sólida formación universitaria.


Es por ello que se logró un ejemplar equilibrio de ideas democráticas y republicanas en el texto constitucional. No encontramos extremismos en sus artículos, así como tampoco las palabras comunismo o socialismo que están en medio de la lucha ideológica que en ocasiones entraba más que facilita la necesaria unión de los venezolanos.


La CRBV contiene en su parte dogmática los principios que dan fundamento a la Patria. Allí encontraremos muchas veces las palabras república, soberanía, libertad, democracia participativa (queriendo decir con esto que se trata de una democracia ampliada y no recortada), justicia, solidaridad, responsabilidad social, derechos y deberes.


Es aquí donde nos habla la CRBV de los derechos del hombre. Su Título III con sus 10 Capítulos y 110 artículos son una valiosa muestra de la nobleza de nuestra Magna Carta que incrementa los principios contenidos en los 17 artículos que la Revolución Francesa un 26 de agosto de 1789, plasmó en su Declaración Universal de los Derechos del Hombre y el Ciudadano, además de que consagra la progresividad de los DDHH que siempre pueden mejorar en cantidad y calidad (Art. 19).


A partir del Artículo 20 se garantizan los derechos naturales, civiles, políticos, sociales educacionales, culturales, ambientales y, también los económicos tales como libertad empresarial establecida en el artículo 112, en importante conexión con el artículo 299 relativo al régimen socioeconómico; prohibición de monopolios (Art.113); prohibición de especular, acaparar, «cartelizar», así como de la usura (Art. 114); garantía de la propiedad privada (Art. 115); reconocimiento a la propiedad social, tales como cajas de ahorro, cooperativas, fondos mutuales, protección a la economía popular y alternativa (Art.118)


En su parte orgánica, la CRBV presenta los Poderes Públicos Nacionales, Estadales y Municipales, cada uno con sus entes y organismos de representación, todos con su esfera de atribuciones. Trata los temas de la Administración Pública, la Función Pública, los Contratos de Interés Público y la Relaciones Internacionales. En materia de descentralización, se crea el Consejo Local de Planificación Pública, presidido por el Alcalde e integrado por concejales, representantes de organismos vecinales y otros de la sociedad organizada (Art.182). Ordena establecer, mediante ley, los mecanismos para la transferencia de servicios de Estados y Municipios a la comunidad organizada (Art.184). Por otra parte, concibe el Consejo Federal de Gobierno, integrado por el Vicepresidente Ejecutivo, quien lo preside, todos los gobernadores y un alcalde por cada Estado. El CFG es el órgano encargado de planificar y coordinar la transferencia de competencia del Poder Nacional a Estados y Municipios (Art.185). Conviene aquí revisar también el Artículo 300 que ordena la fundación, por ley, de entidades funcionalmente descentralizadas, tales como como empresas, para asegurar la productividad económica.


Es muy importante señalar que la CRBV establece la independencia del Poder Judicial y su autonomía financiera con una partida que no puede ser menor al 2% del Presupuesto Nacional Ordinario (Art. 254). También que el ingreso y los ascensos en la carrera judicial son por concurso (Art. 255). La Jurisdicción Penal Militar es parte integrante del Poder Judicial y sus jueces se seleccionan por concurso (Art. 261)


La CRBV crea dos poderes públicos nacionales más: El Poder Ciudadano, integrado por el Defensoría del Pueblo, la Fiscalía General de República y la Contraloría General de República, y el Poder Electoral, ejercido por el Consejo Nacional Electoral. Los órganos del Poder Ciudadano deben velar por la ética pública y la moral administrativa, el cumplimiento del principio de la legalidad en la administración pública, así como promover la democracia, la libertad, la solidaridad, el trabajo y la responsabilidad social (Art.274). El Consejo Nacional Electoral debe garantizar la igualdad, confiabilidad, imparcialidad, transparencia y eficiencia de los procesos electorales (Art.293.10)


En cuanto al régimen socio económico, vale la pena destacar que no se podrá acordar a personas o empresas extranjeras beneficios que no se concedan a los nacionales. (Art. 301)


El Estado promoverá la agricultura sustentable y garantizará la soberanía alimentaria (Art. 305)


El Estado promoverá y protegerá las formas asociativas y particulares de propiedad para garantizar la producción agrícola (Art.307), también lo hará con la pequeña y mediana industria, las cooperativas, las cajas de ahorro y otras. (Art. 308), también la artesanía e industrias populares (Art.309).


La CRBV declara al Turismo como actividad económica de interés nacional. El Estado debe velar por la creación y fortalecimiento del sector turístico nacional (Art. 310)


Sobre el régimen fiscal, la gestión será con base a principios de eficiencia, solvencia, transparencia, responsabilidad y equilibrio fiscal (Art. 311)


Anualmente y por ley se fijarán los límites del endeudamiento público de acuerdo con un nivel prudente en relación con el tamaño de la economía, la inversión reproductiva y la capacidad de generar ingresos para cubrir el servicio de la deuda pública (Art.312)


En relación al sistema monetario nacional, le corresponde al Banco Central de Venezuela de manera exclusiva la competencia monetaria nacional. El BCV es persona jurídica de derecho público con autonomía para la formulación y el ejercicio de las políticas de su competencia (Art. 318)


El estamento militar tiene prohibido hacer política partidista (Art. 328) pero, como en otros países, tiene derecho a votar en las elecciones (Art.330)


¿CUÁL ES EL PROBLEMA?


Hasta aquí un apretado resumen de la CRBV en materia de DDHH y otros aspectos de la organización del estado, destacando la independencia de los Poderes Públicos, y haciendo referencias a la tan reclamada descentralización y a las previsiones y controles para evitar justamente todo lo que está ocurriendo en materia económica y fiscal.


Antes explicamos que no hay una inclinación ideológica expresa en la Constitución que permita tildarla de comunista o socialista. Tampoco encontramos nada que implícitamente lo haga. Tal vez los que proponen una ANC para formular una nueva Carta Magna si tienen noticia precisa de ello, siendo así, resultaría apropiado que lo señalen y, además aclaren cuáles son los tópicos que hay que revisar y los artículos que deben ser cambiados.


La institucionalidad que trae la CRBV está diseñada para actuar como contrapesos entre sí, pero también para colaborar en el diseño de las políticas de Estado. Este gobierno se ha dedicado a demolerla cuando no es que las vacían de contenido. Es esto lo que debemos atender prioritariamente una vez alcanzado el poder. Reconstruir y fortalecer las instituciones republicanas y democráticas.


Naturalmente, que habrá temas que pueden modificarse en la CRBV, como el de la reelección indefinida, pero ello se puede realizar mediante enmienda.


No entendemos cómo es que puede parecer pertinente llegar al poder para comenzar con la convocatoria a una ANC que pasará los siguientes seis meses distrayendo al país discutiendo una nueva Constitución, en lugar de atender los ingentes problemas de una Venezuela que sufre una crisis universal.


Si algo nos une a los que nos oponemos frontalmente a la dictadura de Nicolás Maduro es la actual Constitución. Todas las argumentaciones que se esgrimen contra la pandilla en el poder se pueden hacer –y de hecho se hacen- con base a disposiciones que están en la CRBV, desde el sostenimiento de Guaidó como presidente interino, hasta los que reclaman por lo que acontece en Arco Minero de Guayana, pasando por las denuncias sobre los presos políticos civiles y militares.


Creemos entender que la dificultad no reside en la Constitución y en las leyes. Ahora hay leyes buenas, como también las tuvimos en la denominada IV República, las trabas están en las personas que ponemos a decidir por nosotros y, a su vez, a las que ellos escogen para sus equipos de gobierno. En todos partes –llámense partidos, profesiones, clubes, iglesias, clases y estamentos sociales- hay mujeres y hombres buenos regulares y malos. La naturaleza humana no está sujeta a comportamientos únicos en ninguna variante de su actividad vital, incluyendo, por supuesto, la conducta que deriva de los principios morales. La falla de origen la tenemos en la selección de nuestros dirigentes. Procuremos encontrar los buenos donde quiera que estén, dentro o fuera de partidos, ONGS u otras organizaciones. Los líderes de la cúpula deben ser los mejores. Vayamos pensando en un baremo sencillo que incluya conocimiento, eficiencia, constancia, conducta ética y algo de humildad. Ninguna persona que, al menos, tenga estas características, -sin importar la ideología que profese- cometería tropelías desde el poder y, si hubiese una desviación, siempre habrá alguien más sabio en el equipo que lo prevendrá.


LA SOLUCION


No hay solución que no pase por la unidad de todos los activos políticos, sociales, profesionales, obreros, empresarios, artesanos e indígenas que están decididamente en contra de la tiranía actual. Hay que convocarlos a todos, sin distinguir partidos, incluyendo a los Ex chavistas y al Chavismo Crítico porque hace rato abandonaron el barco Madurista. Esta reflexión incluye la disminución de alusiones a la dupla Chavismo/Madurismo, es recomendable concentrar todas las baterías contra el Madurismo. Son muchos los viejitos y viejitas que le prenden velas a Chávez y detestan a Maduro, sobre todo en el interior de la República. A lo interno del gobierno y el PSUV, el Chavismo se ha convertido en una rémora para Maduro, el único Chavismo que aún le es útil es el que está implantado en la Fuerzas Armadas. No obstante, observen las maniobras oficialistas en Barinas para salir de la Familia Chávez y la conducta en su defensa asumida por varios jefes militares, porque fueron ellos quienes se quedaron con las actas de votación y generaron la crisis electoral, este Chavismo de la FAN le resultó respondón al dictador. Después llegó el contrataque de Maduro frente a la renuncia de Argenis y su propuesta de candidatear a un sobrino, ya que impuso a un Jorge Arreaza que anda disfrazado de chavista porque lo cierto es que tiene años divorciado de la hija de Chávez y es más Madurista que Nicolasito.


Por último, como vamos a pretender conseguir apoyo militar para respaldar el eventual triunfo electoral de la oposición con un discurso acremente antichavista. Leamos entre líneas el saludo que dice “Chávez vive, la Patria sigue”. Eso puede ser una fórmula acomodaticia en el alto mando, pero eso mismo lo repiten en los cuarteles todos los grados y rangos, la mayoría de los cuales sufren la crisis nacional tal y como le sucede a sus familiares y la población civil venezolana. La procesión va por dentro.


¡O nos unimos o nos hundimos! Si seguimos como vamos, hay Maduro para rato.

Ccs. 19 de diciembre de 2021

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: