#Noticia

Opinión: ¿Cuán factible es la Tesis, que los boludos militares que dirigen empresas estatales y expropiadas abandonen al Gobierno? Por Coromoto Díaz

La probabilidad aparece baja en lo inmediato, porque hay un divorcio muy grande entre la tropa y el alto mando militar, y hay alrededor de 500 generales que asumieron el puesto de mayor general. También hay muchos militares que tienen cierto poder; tienen gobernaciones, alcaldías, ministerios, y lo más importante es que tienen a PDVSA. También controlan minas, la empresa de exportación de oro y están haciendo dinero a montones. Es decir que tienen el corazón de la economía en sus manos, por lo que es muy difícil que esos militares que tienen una vida muy cómoda puedan pensar que van a estar mejor con Guaidó. Ellos tienen ahora una situación soñada de gobierno directo, en la que Maduro asume todos los golpes por los problemas gubernamentales y ellos reciben todos los beneficios resultantes de gestionar operaciones de diamantes, coltán, cobre, etcétera. Yo dudo mucho de que los militares se tuerzan contra Maduro en este momento.
¿Qué debería suceder para que cambiaran de bando?
Pienso que tendría que haber una potencial masacre enorme de gente, un conato de guerra civil o una especie de amenaza con un portaaviones estadounidense cerca, para que ellos entreguen a Maduro y negocien eso. Ya la Asamblea Nacional les dio una especie de ley de amnistía que están negociando para los crímenes de los militares. Salvo algunos militares de bajo rango, que irán presos inmediatamente, los demás actos de corrupción, apropiación indebida, dolo, peculado, todo eso se perdonaría si dan un paso al frente y abandonan a Maduro.

El boicot financiero no tiene ninguna consecuencia, dado que Venezuela hace tiempo que no accede a los mercados del dinero, a causa de las sanciones, pero principalmente por la quiebra del país, totalmente destruido. La situación empeora diariamente y nadie quiere prestarle. Venezuela tiene relaciones muy estrechas con el grupo Brics, menos con Sudáfrica y ya no con Brasil, pero con India, Rusia, China y Turquía las mantiene. No obstante, ninguno quiere prestarle un dólar más. Los préstamos de China van directamente a las empresas de ese país que sacan petróleo en Venezuela.

Citgo la empresa venezolana que opera en Estados Unidos, con cerca de 16.000 instalaciones, refinerías y gasolineras. Es la joya de la corona. Compra el petróleo venezolano mediano y pesado y lo refina y lo vende en miles de gasolineras en Estados Unidos. Prácticamente es el único ingreso en efectivo que tiene Venezuela. Además le vende a Caracas la mitad de los diluentes necesarios para suavizar el petróleo pesado y extrapesado que produce el país y que representa la mayor parte de su producción petrolera, ya que el Gobierno decidió abandonar los pozos maduros de liviano y concentrarse en la Faja del Orinoco, donde el petróleo es extrapesado y precisa diluente para ser vendido.

La entrega de Citgo a Guaidó le permitiría agarrar una enorme cantidad de dinero que manejar a discreción, una mina para elevar astronómicamente la corrupción que su entorno ya explota.

Por tal razón, es que la opción sobre Citgo no genera consenso en la oposición, sólo es defendida por Voluntad Popular (VP)…

VP con Leopoldo López a la cabeza,  se quiere apropiar de la transición, hacerla no inclusiva, apartando a otros partidos mayores de la oposición radical. La oposición moderada no quiere a VP porque tiene una postura sectaria de apropiación exclusiva del gobierno y quiere apropiarse de Citgo ella sola también.

En ese contexto de disputa de intereses, el régimen de Maduro juega a fomentar esa grieta para evitar que se apropien de Citgo, pero Citgo está en Estados Unidos y no hay forma de defenderla.

Por otro lado Guaido, cuyo gobierno es ficticio, fantástico y no tiene poder real y efectivo, está salpicada por casos de corrupción. Desvío de dineros, malversación de fondos para la ayuda humanitaria, inflación de cifras, fraude y amenazas fueron usados por el equipo del autoproclamado presidente interino venezolano Juan Guaidó para rodearse de lujos, y todas las denuncias hechas públicas, notorias y comunicacionales han sido envueltas en un manto de opacidad impúdica.

La industria humanitaria hace circular 150 mil millones de dólares al año, su motor principal es la pobreza y su maquinaria clave son las organizaciones no gubernamentales (ONGs). Estas pueden compararse con las grandes corporaciones que tienen que vencer a la competencia asegurando la mayor cantidad de donaciones, repartidas por la ACNUR, LA USAID, Y LA ONU. El 80 por ciento de los fondos de las ONGs proviene de gobiernos. Los tres donantes más grandes del planeta son Estados Unidos, la Unión Europea (UE) y Gran Bretaña.

*No quisiera generalizar: supongo que habrá gente que realmente se muestra solidario con sus semejantes. E incluso, hasta es posible –posible, no probable- que existan algunas ONGs que haga bien sus deberes y que no se gaste en sí misma más de lo que ingresa justificando ayudas para una causa justa…

En tal caso preocupa sobremanera como después que “La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) ha suministrado, desde 2017, casi 467 millones de dólares a la oposición venezolana en concepto de «ayuda humanitaria», no se detalla, ni se investiga, cuál fue el destino de los recursos.

La agencia norteamericana reconoció también haber asignado fondos para «compensación, costos de viaje y otros gastos para algunos asesores técnicos de la Asamblea Nacional y la administración interina de Guaidó a través de fondos de asistencia».
Pero para los millones de venezolanos obligados a huir del país, la Ayuda financiera para atenderlos no llega…

Según el sitio web de Usaid, el gobierno de Estados Unidos habría entregado más de 654 millones de dólares en lo que ellos denominan «asistencia humanitaria y de desarrollo». De ese monto, 435 millones de dólares han sido provistos por la Usaid.

De ese monto, 277 millones de dólares fueron entregados por la Usaid para apoyar a venezolanos que emigraron a otros países. El dinero se habría repartido entre 16 países, entre ellos Brasil, Colombia, Ecuador y Perú.

Los otros 158 millones de dólares fueron usados supuestamente «para los venezolanos dentro de Venezuela», según el documento oficial. De ellos, 128 millones de dólares fueron usados en programas propuestos por el supuesto presidente interino, Juan Guaidó, para «apoyar a defensores de derechos humanos, organizaciones de la sociedad civil, medios independientes y supervisores electorales en Venezuela».

Además, parte de este dinero se usó «para ayudar al gobierno interino y a la Asamblea Nacional elegida democráticamente», supuestamente para apoyarlos en el desarrollo de «planes para recuperar la economía» e implementar «servicios sociales» en una futura y supuesta «transición a la democracia».

Los otros 30 millones de dólares se habrían entregado en «programas urgentes de ayuda» dentro de Venezuela, supuestamente entregados a «socios imparciales» y «organizaciones locales». Sin embargo, una forma usual de corrupción en Venezuela ocurre cuando las organizaciones y empresas privadas que reciben estos fondos no rinden cuentas claras del uso de estos millones de dólares otorgados.

¿Entendéis ahora cómo se pagan partidos políticos y porqué políticos con sueldos altos pueden costearse gastos más altos aún? ¿O es que creíais que solamente viven de su sueldo…?

Coromoto Díaz

Quito-Ecuador

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: