CaigaQuienCaiga.net

Opinión

#OPINION En Cabimas el gas es un servicio público convertido en lujo Por Edwin Martínez

100 años después del inicio de la explotación petrolera, estrechamente relacionada con la explotación del gas natural, es inaceptable qué la distribución del gas sea un servicio público excluyente, ineficiente y esté convertido en lujo como consecuencia del bloqueo, las sanciones y la corrupción mediante la cual todas las fuentes de bienestar popular fueron destruidas para montar una estructura paralela que dolarizo el servicio.

“Parece que fue ayer”, dice una canción pero para quien no lo sabe, con el reventón del Barroso se conformaron unos campamentos en las inmediaciones del pozo donde operaban la Venezuela Oil Conssecion y Gasplan subsidiarias de la Shell para la comercialización del gas hacia Maracaibo y otros lugares, mientras nuestros antepasados tenían que usar fogones con leña y otros instrumentos rudimentarios porque el gas nuestro era para otra gente.

Así fue como nació el Gasplan en la parroquia la Rosa y el negocio del gas que actualmente es una calamidad para nuestra gente.

La distribución del gas doméstico es uno de los servicios públicos convertidos en negocio controlado por las mafias de la dirigencia política del gobierno y la oposición.

En Cabimas, vivimos la sensación de la persona que se está ahogando pero lucha por no morir. Cuando no es una vaina es otra pero nos convertimos en administradores de la calamidad y problemas.

Es típico de tecnócratas establecer prioridades a la hora de planificar pero está planificación es excluyente de la parte afectada convirtiendo en negocios los problemas y soluciones.

El debate dialéctico sobre los problemas que afectan al pueblo de Cabimas, sin considerar las trabas de la burocracia tecnócrata es un intento por generar opinión y buscar soluciones de manera colectiva.

En más de 100 años de explotación petrolera y gasífera no existe justificación técnica que pueda convencer a la colectividad del porque tenemos que comprar a precios dolarizados el cilindro de gas (bombona).

Peor aún es el hecho de que no solo fue deteriorado el limitado avance en el sistema de distribución de gas doméstico y comercial sino que luego de 4 años del apagón nacional, Corpoelec continua aplicando largos periodos de 4 horas diarias de racionamiento eléctrico sin considerar que ante la crisis inducida del gas, una buena parte de nuestra población migraron la cocina de gas a la cocina eléctrica incrementando el consumo de energía eléctrica.

No se ha cuantificado pero me atrevo a decir que la energía eléctrica ahorrada con el racionamiento y las fluctuaciones es superada por el uso de las cocinas eléctricas que no pueden criminalizar ya que son una necesidad para satisfacer el derecho humano a la alimentación.

¿Quienes, como y porque? Lo dije anteriormente, la oposición salió por el mundo a pedir sanciones, bloqueo e invasión, la dirigencia del gobierno fue torpe por inacción para proteger al pueblo y así surgió la sociedad de cómplices desde la mesa de diálogo en México para continuar con la lógica del saqueo.

Por eso vemos las habilidades que tiene el funcionariado para sacarle plata al pueblo mediante impuestos, aranceles y el pago de servicios, anclados al Petro para disimular la dolarización a un pueblo que tiene como salario mínimo mensual un ingreso de 130 bolívares y no me vayan a salir con la solución mágica del bono de guerra y cesta ticket que devaluaron cobrando todo al precio del paralelo.

Por esta razón es que no mejora el servicio de gas porque igual que el agua y electricidad, si estos servicios mejoran y son eficientes, se les terminaría la teta a las mafias que se benefician del negocio dolarizado de los servicios.

Un ejemplo patético es el Golfito, a mediados de los 90 se realizó la acometida del acueducto y gas, vivir en el barrio era vivir en una comunidad privilegiada porque había agua en abundancia y el servicio de gas era óptimo.

Hasta que se dieron cuenta que para que los camiones cisternas y las ventas de agua mineral que han proliferado por donde uno menos se lo espera, era una piedra en el zapato.

Por ahí comenzaron sus operaciones la mafia hidrológica y desde el apagón eléctrico nacional comenzaron a aplicar la misma con el gas desde donde uno menos se imagina, ni lo espera pero todos caerán tarde o temprano y tendrán que rendir cuentas a la justicia.

Mientras nuestro pueblo con sus poderes creadores, planificará y ejecutará soluciones de fondo para bienestar de todos, mediante la Refundación de Cabimas.

Edwin Martínez Espinoza.

@edwinviene

Comment here