Caiga-Quien-Caiga-Tu-fuente-de-noticias
Política

Opinión: Las raíces del liderazgo de Antonio Garbi, Por Robert Alvarado

Veraz…


“Sólo en la oscuridad puedes ver las estrellas”. Martin Luther King

Para todo llanero, como lo es el preso político Antonio José Garbi González, marzo es por demás significativo, en razón de celebrarse este mes las festividades de San José, que en la población de Elorza congregan a propios y extraños en una emotiva celebración que se extiende a todo lo largo y ancho del cajón apureño, esa alegría contagiosa que se irradia por todo el país al son del arpa, cuatro y maracas se vio turbada en el hogar de los Garbi González ocho días después del 19 de marzo de 2007, el martes 27 secuestraron a Antonio José Garbi Fernández, el padre de familia, desapareciendo hasta el sol de hoy, como si se lo hubiera tragado la tierra cual cuento llanero que se cuenta y no se cree, no tanto por lo alegórico sino por lo contradictorio del hecho aún no esclarecido por las autoridades competentes, a las cuales la familia Garbi González suministró en vano ingentes recursos con ese fin.

La desidia oficial ante el secuestro y desaparición de su papá sirvió de elemento activador de las capacidades de liderazgo latentes en el adolescente Antonio Garbi, primero en el entorno familiar, donde contando tan sólo con 15 años de edad tuvo que asumir con entereza la búsqueda de su padre para terminar 8 años después en similares circunstancias que él, solo que su secuestrador era el Estado que no supo, no pudo o no quiso darle respuestas en el caso de su progenitor, y esa falta de respuesta creció a la par del malestar de todo un país en crisis que a comienzos del 2014 originó grandes protestas en contra del régimen, sobretodo en el centro del país, en Valencia, donde encontramos al joven Antonio José a sus 23 años de edad liderando protestas pacíficas, exigiendo protección por parte del Estado, pedida hasta la saciedad en el caso de su progenitor, pero además, justicia, democracia, libertad, prosperidad y bienestar del pueblo, también la igualdad ante la ley, principios constitucionales que hoy, después de 5 años y 7 meses injustamente preso, no han dejado de tener sentido para él.

La ineficiencia del gobierno, sumada a la corrupción puesta de manifiesto por efectivos militares a la hora de buscar y rescatar al padre de las manos de los secuestradores, hicieron imposible a la familia Garbi González lograr protección por parte del Estado a través de los órganos de seguridad en los términos establecidos en el artículo 55 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, es decir su derecho a petición (Art. 51 CRBV) fue burlado y aprovechado en beneficio propio de los efectivos militares, esos fueron factores determinantes para que las capacidades de liderazgo que el joven Antonio José llevaba en la sangre transcendieran el entorno familiar para manifestarse en un espacio más amplio de exigencias sociales como lo fueron las protestas que lideró en su comunidad durante el primer trimestre del año 2014, firme en el propósito que lo guiaba, encontrar a su padre y recuperar la alegría y bienestar familiar, esta vez como parte del clamor de la sociedad venezolana por el respeto al Estado de Derecho y de Justicia.

En Antonio José, como le dice su mamá, la señora Carmen González de Garbí, el liderazgo le viene en la sangre de hombres que cimentaron su familia en principios de honor, dignidad, respeto y trabajo, su tatarabuelo fue el General Giuseppe Garbi Miliani, quien procreó con Lucia Galli a su bisabuelo, el General José Amadeo Garbi Galli, conocido cariñosamente como Giuseppe Garbi, que nació el 24 de abril de 1873 en San Lazaro, Urdaneta, estado Trujillo, y falleció el 26 de enero de 1940 en Caracas, hermano de los también Generales José (Pepito) y José Tomás Garbi Galli, y del Coronel José Juan Jaime Italo Garbi Galli. Giuseppe Garbi además de militar fue Magistrado de la República, Escritor, Poeta, Periodista, Músico y Autor del Himno del estado Apure.

El abuelo, José Amadeo Garbi Sánchez, hijo de José Amadeo Garbi Galli y Josefina Sánchez Ostos, también eligió la vida militar y fue preso político en las mazmorras gomecistas, destacándose además como intelectual, dejó para la posteridad una obra a tono con los tiempos que vivimos, “Alzamientos, cárceles y experiencias”, con terribles vivencias del todo equiparables a las registradas por ejemplo en el informe de la Comisión de Determinación de Hechos de la ONU.

Antes de ser preso político, Antonio José le dedicó a su abuelo estas líneas: “José Amadeo Garbi, también conocido como Don Pepe y por los de mayor confianza como “Pepito”, nació en 1901 en el viejo Chaparralito, en el conocido Cajón de Arauca, en el bajo Apure, desde su niñez tuvo un libro en sus manos así como las riendas de su caballo, con un sentido familiar y ejemplar de respeto, admiración y superación, estudió en San Fernando de Apure y desde el bachillerato mostraba el rechazó hacia Juan Vicente Gómez y su gobierno, en protesta silenciosa se volvió capitán del ejército antigomecista a cargo de Pedro Pérez Delgado, al que llamaban Maisanta, luego de varias incursiones es capturado y llevado en vapor desde el estado Bolívar hasta Puerto Cabello dónde lo tuvieron preso en el calabozo “El Olvido”, nombre dado al mismo por ser de presos políticos, fue liberado al cabo de un par de años por la intercesión de una persona que además de ser General del Benemérito era tío de Don Pepe, fue liberado y dada la medida de casa por cárcel en Barquisimeto, bajo la tutela de su tío y luego se trasladó al estado Apure con la venia del Presidente, luego de que muere Juan Vicente Gómez, “Pepito” se convierte en el Primer Comandante de la Policía de Fronteras, que después se transformó en la Guardia Nacional, también se convierte en Senador por el estado Apure, entre otras cosas más en pro de la nación y el estado llanero…”

El origen de las razones políticas de la detención arbitraria de Antonio Garbi se encuentra en la línea temporal de sus exigencias y la de su familia al gobierno chavista, iniciadas en marzo de 2007 a raíz del secuestro de su padre, Antonio José Garbi Fernández, acentuadas en medio de protestas nacionales, porque para marzo de 2014, cuando ocurren los hechos por los cuales se encuentra injustamente preso, su familia y él no habían desistido de encontrar a su padre, de tal suerte que la pérdida de interés por el caso de parte de las autoridades competentes, por cuanto la familia no contaba con más recursos económicos que darles para que hicieran su trabajo, en lugar de ser una limitante, favoreció el liderazgo emergente que le ha costado su libertad hasta el sol de hoy.

Nota: Me entero por las redes sociales del Instagram de la periodista Marianella Salazar (aliasmalulaoficial) la cual expongo parte de su mensaje “Enfrento un capítulo más en la historia de mi vida, mi determinación de confrontar el #COVID19 y derrotarlo…” solo te digo en estos momentos que vas a vencer en el nombre Dios ese virus y Pa´lante amiga…

Cualquier información o sugerencia por robertveraz@hotmail.com robertveraz@gmail.com grsndz629@gmail.com o bien por mí teléfono 0414-071-6704 y además pueden leer esta columna en mí página Web: https://robertveraz4.webnode.es/ y sigan mis comentarios y opiniones por @robertveraz en twitter e Instagram. Pueden ver mis videos en YouTube: Tips de @robertveraz. ¡Hasta la próxima semana, Dios bendiga a Venezuela!

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de caigaquiencaiga.net y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: