CaigaQuienCaiga.net

Opinión

#OPINION Por Edwin Martínez: El remedio fue, es y siempre será peor que la enfermedad.

Soy un buscador de la verdad consciente de que no existe verdad absoluta, sobre todo, porque el bien y el mal tienen su propia lógica para que sea digerible por la sociedad.

Uno de los fenómenos repetitivos que ya he intentado exponer desde mi perspectiva es el miedo como instrumento de dominación; el miedo a la enfermedad, miedo a la escasez, miedo a la soledad y el miedo a la muerte, de estos cuatro se fundamenta toda la teoría que da origen a la religión, el estado y la ciencia como herramientas de control social.

¿Quien no recuerda la reacción de los niños ante las vacunas y tratamiento médico? Particularmente le tengo fobia a las agujas y desconfianza a todo tratamiento producido en laboratorios después de encontrar información detallada sobre el metabolismo y la contradicción científica que deriva del hecho de que ellos cuentan con las herramientas científicas y tecnológicas para producir medicamentos que “curen” pero se dedican a producir medicamentos que “alivian” con el efecto contrario de generar reacciones que terminan produciendo otras patologías clínicas que luego son atribuidas causas hereditarias, genéticas y contagiosas, una manera muy elegante de lavarse las manos.

Lo anterior ocurre porque, si la ciencia y tecnología es destinada a curar, los laboratorios, farmacias y clínicas se quedarían sin “clientes” perdiendo su principal fuente de ingresos.

Leyendo referencias médicas de médicos rebeldes me encontré con un detalle en el cual todos coinciden: después de los 25 años comienzan a aparecer todos nuestros males porque no sé realizó la desintoxicación del colon, el hígado y la vesícula, ningún médico o centro de salud lo recomienda y ningún laboratorio produce medicamentos para atender este tipo de situaciones que es el origen de todos nuestros problemas de salud, ya lo dije anteriormente, si la gente goza de salud no hay clientes y se irían a la quiebra todos los negocios afines a la salud.

Algo que llamó mi atención es que para desintoxicar el colon, el hígado y la vesícula solo se requiere de una bebida a base de cilantro, pepino o pepinillo y cúrcuma.

Con buenos hábitos alimenticios contentivos de frutas y vegetales tendríamos mejores condiciones de salud, esto lo saben los dueños del poder económico y como su principal motivación es la ganancia, no escatiman esfuerzo en crear condiciones para que nos mantengamos enfermos y dependientes de ellos, incluso en toda la cadena alimentaria, los alimentos son modificados genéticamente, para “envenenar” al consumidor con sustancias toxicas, varias investigaciones han detectado el uso de grafeno en las bebidas que provienen de producción industrial.

La gota que derramó el vaso fue la supuesta pandemia del COVID 19 y digo supuesta porque de acuerdo a las indagaciones particulares, lo que viene ocurriendo es la materialización de la reducción de la población mundial, quizás sea porque existen pequeñas sectas con mucho poder económico que son muy superticiosos que pudieran estar detrás de un ritual de sacrificios humanos como hacían en la antigüedad, la única diferencia es que ahora con la tecnología de la información es posible ver en tiempo real lo que ocurre en cualquier lugar del mundo.

El otro aspecto es que para forzar el surgimiento del nuevo orden mundial, tenían que provocar varios eventos que generarán el pánico colectivo y con ello dominar a través del miedo. Porque la mayoría de la gente que murió no fue por una bacteria cacareada por la gran prensa en la vocería de la OMS y los gobiernos sino por las vacunas y sus efectos secundarios que atacaron el sistema nervioso, circulatorio y digestivo, fue una cuestión sistemática oír que fulano, mengano y sutano habían fallecido por la misma causa, un paro respiratorio, un paro renal que visto más afondo está relacionado con la coagulación de la sangre que en el caso de personas que han soportado el tratamiento se refleja en calambres, dolores musculares, dolores de articulación y cansancio, sin mencionar el impacto psicológico que produce ansiedad, estrés y hasta ganas de morir.

Quizás usted no haya cruzado por este desierto pero yo sí y consultando a otras personas me di cuenta que no es casual la muerte anticipada de personas que estaban en la plenitud de su vida y sanas.

Desde la OMS y los gobiernos hicieron grandes negocios con laboratorios y la industria farmacéutica, por eso dejaron en cinismo de difundir el parte diario, en este momento están planificando la manera de volver a encerrar a la gente con una nueva cuarentena por la tormenta solar que aunque está haciendo estragos en todo el planeta, los organismos que saben lo que está ocurriendo no dicen nada, porque también están en la planificación de vender la idea de la existencia de extraterrestres cuya existencia pondría en duda toda la historia del pensamiento de la raza humana, pero así están los científicos.

Estamos en el claroscuro que no es más que un breve periodo de transición de lo que está muriendo y lo que está por nacer.

Edwin Martínez Espinoza.

@edwinviene

Comment here