CaigaQuienCaiga.net

Caiga-Quien-Caiga-Tu-fuente-de-noticias
#NoticiaOpinión

#OPINION Por Humberto González Briceño: La Primaria del Chavismo

            El régimen chavista insiste en seguir manoseando la Primaria de la falsa oposición. La primera intervención consistió en inhabilitar a algunos candidatos. Luego se ha desatado una campaña para augurarle el fracaso a la Primaria si la MUD/FA no usa la plataforma del Consejo Nacional Electoral chavista. Según como se comporten los amaestrados de la MUD/FA el régimen siempre se reservará el derecho a usar su Tribunal Supremo de Justicia chavista para dictar una sentencia en el último minuto suspendiendo o interviniendo la elección Primaria.

            Por supuesto, tiene que llamar la atención que sea en este preciso momento cuando el chavismo vuelve a insistir en ofrecer la “ayuda” del CNE a la Primaria, asistencia que al menos públicamente nadie de la falsa oposición le ha pedido. Es evidente el interés que tiene el chavismo que la elección Primaria se haga con sus máquinas y sus fechas, interés que parece ser compartido por la Comisión de Primaria que gustosamente aceptó reunirse con el CNE y hoy parece estar considerando la propuesta.

            Pareciera entonces, a primera vista, que lo que motiva al chavismo es sabotear la Primaria o impedir el casi seguro triunfo de María Corina Machado en esa elección y así lo han planteado algunos analistas. Pensamos que más que sabotear la elección Primaria lo que mueve al chavismo son dos cosas:

1) Crear un ambiente electoral en un país totalmente desinteresado por el asunto; y 2) Asegurarse un candidato opositor que aunque sea contestón de todas formas esté dispuesto a reconocer la victoria de Nicolás Maduro y levantarle la mano.

            La elección de ese candidato de la falsa oposición que calce perfectamente en la horma chavista es algo que ha debido resolver la MUD/FA sin mayores inconvenientes, como lo fue en ocasiones anteriores. El problema se presenta cuando la elección Primaria se sale de control y la candidata María Corina Machado comienza a trasvasar clientelas de los otros partidos hacia su candidatura en un indetenible efecto de bola de nieve.

            Temprano en el proceso el chavismo interviene para sacar del juego a Machado y en un exceso de confianza el G4 de la MUD/FA decide que los candidatos inhabilitados, aunque no puedan ser postulados, pueden participar en la elección interna. El resultado es que la Primaria se ha convertido en un verdadero plebiscito contra esa dirección política, donde quienes siguen a los partidos y creen en la vía electoral se han volcado masivamente a respaldar a María Corina Machado.

            Quiénes son veteranos en estos menesteres electorales saben perfectamente que no habrá ninguna presión de calle que le tuerza el brazo al chavismo para rehabilitar a los inhabilitados y en especial a María Corina Machado. Pero aun así la candidatura de Machado anima a muchos que ven en ella la personificación de una revuelta en contra de una dirección política que viene fracasando desde 1999 para sacar al chavismo del poder. Para ellos más que escoger a una candidatura simbólica se trata es de pasarle factura a los capos de la MUD.

            Una vez que María Corina Machado gane la elección Primaria el G4 de la MUD/FA tendrá que resolver el mecanismo para escoger al candidato que en realidad será postulado para enfrentar a Nicolás Maduro. O hablando con más franqueza, a pesar del triunfo de María Corina y de quedar desautorizados por sus propias clientelas los partidos de la falsa oposición tendrán que decidir cómo justifican y legitiman la candidatura “outsider” de Manuel Rosales, quien siempre ha sido el favorito de régimen y de la mayoría de los factores de la MUD/FA.

            El empeño que le ha puesto el chavismo a asegurarse un candidato dócil de la falsa oposición dice mucho de la importancia que para ellos tiene la legitimación y el reconocimiento del régimen y sus farsas electorales. Desde este punto de vista todos los que participan en esta mascarada colaboran con el sostenimiento del Estado chavista, hasta María Corina Machado con su candidatura beligerante ayuda a propagar la falsa apariencia de que en Venezuela hay un mínimo de libertades públicas y que el cambio es posible por la vía electoral. Y esto es para el chavismo uno de sus logros más preciados.

@humbertotweets

Humberto González Briceño

Maestría en Negociación y Conflicto
California State University

Comment here