CaigaQuienCaiga.net

#NoticiaOpinión

#OPINION Por Marlon Jiménez García: Usurpador, somos impertérritos, no lo dudes

El universo desarrolla velocidades máx. 5 y sus movimientos apenas son imperceptibles; el mundo avanza de manera irrefrenable hacia un contexto impredecible; la democracia trota espacios intermedios configurados, hacia su perfectibilidad; el comunismo y el fascismo caminan por senderos de obscuridad, de terror y muerte. Así, en esto último, es la vida andante de los venezolanos, en el caso que nos atañe.

El caos se ha apoderado, hace brecha en una sociedad renuente a persistir en él. La desesperanza nutre las entrañas profunda de muchos, convirtiéndose a la vez en una subyugación del alma, pero la conciencia en estado latente se renueva por la brisa recibida con una fuerza considerada como divina. La oscilación del tiempo desfallece repentinamente, a veces, nos traslada al más allá o quien sabe adónde?.

El sol resplandeciente como siempre, siempre imperecedero, siempre como hace millones de centurias, eleva la esperanza del espíritu, pero siempre desaparece y allí llega el terror y la muerte.

¿Qué hacer para que todos seamos impertérritos? 

Ante ésta realidad que citaremos es difícil, pero no imposible: Es verdaderamente asombroso como se devastó y se asoló un país. Los venezolanos y extranjeros que tuvimos la oportunidad de nacer y vivir en Venezuela desde antes de los años 60 y mucho más después de ellos, hasta el final de la década de los años 90, todos en el siglo XX; estamos inmersos en una realidad verdaderamente dramática; estamos impresionados de los cambios que hemos tenido de manera radical en los últimos 24 años; hemos retrocedido no solamente nuestra historia política, económica, social y cultural, sino que hemos llegado a tiempos de barbarie, de anticultura y anti axiológica, que fueron la antítesis de nuestra vida en sociedad nacidas en tiempo de lo que podemos  denominar, sin temor a equivocarnos, como el espacio de consolidación de nuestras libertades ciudadanas y republicanas, que los malnacidos comunistas, fascistas y mafiosos, llaman la IV república.

A los cubanos – asesinos que se jactan de haber formado al URSUPADOR Procubano y además cucuteño, les cuesta creer que esa IV república, llegó a tener la clase media más sólida de América Latina; que se erigió como ejemplo para el mundo en lo que significa las libertades ciudadanas y en la consolidación de una auténtica y verdadera democracia; que se jactaba de recibir  de manera solidaria, con los brazos abiertos a todos aquellos extranjeros que venían a nuestra tierra en búsqueda de una mejor calidad de vida (donde la lograron) y el pueblo se caracterizaba por su amabilidad, afabilidad y amor para con todos sus relacionados, esté viviendo un tormento complejo que lo conduce inexorablemente  a una dictadura, tal cual.

El USURPADOR sabe que se ha generado en el desarrollo de estos 24 años de gestión una “molestia arrechísima” que, ha traspasado la paciencia de todos los venezolanos; esto tiene a toda la sociedad en la calle y en donde se encuentre, como nunca, protestando pacíficamente por un cambio constructivo, para soslayar de inmediato la ruina generalizada en la que se encuentra nuestro país. El sabe y está seguro que, es su propia incapacidad y negligencia la que lo va a obligar a dejar el poder.

Venezuela, nunca ha estado en manos de tanta gente inescrupulosa y criminal en su conducción; nunca nuestro bello país (el mejor del mundo) había sido expoliado en su estructura como Estado por un bandidaje como el que hoy está al frente del régimen; nunca nuestro país se había estado muriendo de hambre como ahora; nunca nuestro país ha estado quebrado, es probable que en los próximos días no haya dinero para pagar las nóminas del sector público ( por supuesto es el maldito imperio quien lo impide); nunca Cuba había doblegado ningún país del mundo para imponer un ´´coloniaje´´, nunca nuestra Venezuela se había endeudada como ahora, se le deben a China y a Rusia (de manera ilegal y anticonstitucional) más de doscientos mil millones de dólares, y lo peor es que en esos tiempos Venezuela era el país más rico PER CAPITAL del mundo. El repudio al régimen, a la AN ilegal e irrespetuosa y al USURPADOR en particular es absoluto; en lo nacional e internacional es monumental; lo único que les queda para subsistir es el odio, la violencia, la antipatriota FAN y la “furia bolivariana” (las camisas negras creadas por Mussolini, fundador del Fascismo). Llegaron al llegadero.

Para ser impertérritos, de verdad, es necesario despertar la conciencia libertaria, esa estimulada por las luchas de independencia que yace adormecida y que necesita renovarse con un liderazgo actualizado y potencialmente genuino. María Corina es la única líder que, en estos momentos puede conducirnos a dejar de un lado el vaivén continuo de la obscuridad que, nos agota física y espiritualmente. Estoy seguro y mucho más ahora, con ese respaldo de la comunidad democrática internacional (todo el continente, excepto Daniel Ortega) y el parlamento europeo que le ha brindado un respaldo, nunca visto en otra circunstancia, donde más del 90% de sus diputados votó a favor de exigir la habilitación inmediata, de la candidata de la verdadera oposición y de la celebración elecciones libres y justas, so pena de sanciones radicales al USURPADOR y su régimen que, María Corina saldrá victoriosa en esta contienda, el pueblo IMPERTÉRRITO la apoya de manera inequívoca. Conciencia libertaria y más conciencia libertaria.

Profesor Universitario

marlons.jimenez55@gmail.com

@marlonj03650037

Comment here