#Noticia

Periodistas asesinados en México: José Luis Gamboa y Margarito Martínez

Por Concha Moreno 

Comienza un nuevo año y el rosario de asesinatos de periodistas: dos en una semana. El primero ha sido José Luis Gamboa Arenas, en Veracruz; el segundo, Margarito Martínez Esquivel, en Tijuana, Baja California norte, frontera con Estados Unidos.

José Luis Gamboa
José Luis Gamboa

José Luis Gamboa era director del portal digital Inforegio. El pasado día 12 sufrió, aparentemente, un asalto por el que fue hospitalizado con diversas heridas por arma blanca, y no pudieron hacer nada por su vida, falleciendo hace tres días.

Según cuenta Infobae, Gamboa habría tenido años atrás una importante incursión en la política local del puerto, al haber sido Dirigente Municipal del Frente Juvenil Revolucionario (FJR) del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Recientemente había publicado en redes sociales una severa crítica al nivel de inseguridad y protección con que las autoridades municipales del puerto de Veracruz permitían las extorsiones en algunos barrios de la ciudad, identificando con nombre y apellido a los grupos de la delincuencia encargados de ello. Lógicamente, el “asalto” estaba más que planeado para silenciarle.

Margarito Esquivel
Margarito Esquivel

En cuanto a Margarito, de 49 años, periodista del grupo Cadena, y especializado en temas relacionados con la delincuencia, ni se lo pensaron sus agresores: fue abatido a balazos al salir de su casa a primera hora de ayer 17 de enero.

Trabajaba como reportero gráfico para el semanario Zeta, especializado en difundir noticias sobre la violencia de la zona. Las primeras noticias sobre lo acaecido han tratado de desviar la atención en su profesión, pues un «testigo» afirmó que un vecino disparó a Martínez Esquivel en medio de un conflicto por la propiedad de unos terrenos. Lógicamente, esa versión no ha sido confirmada por la policía.

Además, en Zeta cuentan que también colaboraba con medios internacionales que necesitaban de una persona experimentada que conociera Tijuana para llevarlos a recorrer la ciudad y contactarlos con autoridades y criminales para la realización de sus reportajes.

En ambos casos, y con la trayectoria de asesinatos de periodistas que empaña la reputación de México, las pesquisas deberían estar centradas en localizar a sus asesinos en relación con su profesión. Eso, si alguna vez los encuentran, tanto a los ejecutores como a los autores intelectuales, porque México actualmente ocupa el sexto lugar en materia de impunidad de asesinatos a periodistas, de acuerdo con el Índice Global del Comité de Protección a periodistas y, aunque el Estado mexicano creó, por recomendación de la ONU, la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (Feadle), el tema de la impunidad, que se sitúa en el 95 por ciento, sigue sin resolverse.

Es más, la Feadle confiesa que, desde 2010, solo ha investigado 27 de 92 homicidios contra periodistas, y únicamente logró cinco sentencias dentro de estos 27 casos de homicidios.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: