Caiga-Quien-Caiga-Tu-fuente-de-noticias
#NoticiaInternacionales

RETOQUES FINALES sobre reforma migratoria impulsada en el Congreso; “es más moderada”, dice experta

En máximo una semana, el Congreso tiene que decidir sobre una reforma migratoria, por mínima que sea, cuyo impacto en las finanzas deberá ser evaluado, pero su alcance sería «moderado», reconoció Kerri Taltob, subdirectora de Immigration Hub, una organización especializada en procesos legislativos

“Estamos escuchando que están a punto de dar a conocer la redacción [de la reforma]”, apuntó Kerri Talbot, subdirectora de Immigration Hub, una de las organizaciones con experiencia en procesos legislativos.

Talbot incluso ha trabajado en el Congreso, por ello está consciente de que el proceso no es simple.

Immigration Hub fue una de las organizaciones que estuvo muy de cerca durante las negociaciones en el proceso de Reconciliación en 2021, donde se empujó la reforma a la Ley de Registro, pero fue rechazado por la parlamentaria del Senado, Elizabeth MacDonough.

“Estamos esperando que esta semana podamos revisar el texto de la legislación y ver si es aceptable, después intentar hacer algunas mejorías y avanzar”, indicó Talbot.

Confirmó que, además, la propuesta debe ser evaluada por la Oficina del Presupuesto del Congreso (CBO), la cual proyecta el impacto en las finanzas públicas.

“Expertos van a revisar la legislación y los que impactos que tendrá”, señaló. “Pero creo que la gente está viendo que esta ley, sabes, es más moderada. Tiene elementos de ambas políticas, ya que avanza con el Dream Act para ayudar a los jóvenes, pero también considera algunas disposiciones sobre la seguridad en la frontera”.

Ese proyecto es negociado por la ahora senadora independiente Kyrsten Sinema (Arizona) y el republicano Thom Tillis (Carolina del Norte).

Una de las principales preocupaciones de otros activistas es que la propuesta incluiría la codificación del Título 42 para convertirlo en una política permanente en la frontera, es decir, para permitir la expulsión expedita de inmigrantes.

¿Y la Ley de Registro?

Tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado hay proyectos de ley espejo para reformar la llamada Ley de Registro, creada en 1929, la cual permitiría abrir el camino a la ciudadanía a unos siete millones de inmigrantes indocumentados.

Ese plan tiene 72 copatrocinadores en la Cámara con la representante Cori Bush (Missouri) como la más reciente en integrarse el 2 de diciembre.

Para Talbot, cuya organización apoyó ese plan hace varios meses, es difícil que pueda obtener el apoyo de los republicanos.

“En este momento lo que [congresistas] están tratando de decidir es sobre el Dream Act, el plan de presupuesto”, indicó.

“Desafortunadamente inmigración se ha convertido en un juego político. Los republicanos están usando el tema con motivos políticos, tratando de espantar a la gente sobre la frontera y cómo se ha perdido el control en la frontera”.

La entrevista con Talbot ocurrió en el marco de la 15 Conferencia de Inclusión de Inmigrantes (NIIC), donde algunos activistas han expresado serias dudas sobre el avance de alguna reforma.

José Antonio Vargas, el ‘dreamer’ fundador de Define American, recordó que tiene 41 años. Tenía 29 años cuando se sumó a la batalla por una protección.

Voy a seguir esperando por una reforma migratoria. Eso nunca va a pasar”, expresó, ya que piensa que la definición de una “reforma comprensible” es distinta en la mente de cada persona, de cada político.

Está a punto de terminar el tiempo para que el Congreso apruebe el presupuesto y evite el cierre de Gobierno, pero también para aprobar alguna reforma migratoria cuyo texto, se informa, estaría prácticamente listo.

“Estamos escuchando que están a punto de dar a conocer la redacción [de la reforma]”, apuntó Kerri Talbot, subdirectora de Immigration Hub, una de las organizaciones con experiencia en procesos legislativos.

Talbot incluso ha trabajado en el Congreso, por ello está consciente de que el proceso no es simple.

Immigration Hub fue una de las organizaciones que estuvo muy de cerca durante las negociaciones en el proceso de Reconciliación en 2021, donde se empujó la reforma a la Ley de Registro, pero fue rechazado por la parlamentaria del Senado, Elizabeth MacDonough.

“Estamos esperando que esta semana podamos revisar el texto de la legislación y ver si es aceptable, después intentar hacer algunas mejorías y avanzar”, indicó Talbot.

Confirmó que, además, la propuesta debe ser evaluada por la Oficina del Presupuesto del Congreso (CBO), la cual proyecta el impacto en las finanzas públicas.

“Expertos van a revisar la legislación y los que impactos que tendrá”, señaló. “Pero creo que la gente está viendo que esta ley, sabes, es más moderada. Tiene elementos de ambas políticas, ya que avanza con el Dream Act para ayudar a los jóvenes, pero también considera algunas disposiciones sobre la seguridad en la frontera”.

Ese proyecto es negociado por la ahora senadora independiente Kyrsten Sinema (Arizona) y el republicano Thom Tillis (Carolina del Norte).

Una de las principales preocupaciones de otros activistas es que la propuesta incluiría la codificación del Título 42 para convertirlo en una política permanente en la frontera, es decir, para permitir la expulsión expedita de inmigrantes.

¿Y la Ley de Registro?

Tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado hay proyectos de ley espejo para reformar la llamada Ley de Registro, creada en 1929, la cual permitiría abrir el camino a la ciudadanía a unos siete millones de inmigrantes indocumentados.

Ese plan tiene 72 copatrocinadores en la Cámara con la representante Cori Bush (Missouri) como la más reciente en integrarse el 2 de diciembre.

Para Talbot, cuya organización apoyó ese plan hace varios meses, es difícil que pueda obtener el apoyo de los republicanos.

“En este momento lo que [congresistas] están tratando de decidir es sobre el Dream Act, el plan de presupuesto”, indicó. “Desafortunadamente inmigración se ha convertido en un juego político. Los republicanos están usando el tema con motivos políticos, tratando de espantar a la gente sobre la frontera y cómo se ha perdido el control en la frontera”.

La entrevista con Talbot ocurrió en el marco de la 15 Conferencia de Inclusión de Inmigrantes (NIIC), donde algunos activistas han expresado serias dudas sobre el avance de alguna reforma.

José Antonio Vargas, el ‘dreamer’ fundador de Define American, recordó que tiene 41 años. Tenía 29 años cuando se sumó a la batalla por una protección.

Voy a seguir esperando por una reforma migratoria. Eso nunca va a pasar”, expresó, ya que piensa que la definición de una “reforma comprensible” es distinta en la mente de cada persona, de cada político.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: