#NoticiaNacionales

Sigue la destrucción de la isla: Cobro exorbitante del combustible y la burocracia está “matando a la pesca de altura” en Nueva Esparta

La directiva de la Asociación de Pescadores de Altura de Margarita (Apamar), denunció que vienen enfrentando varios problemas en la región como el cobro desproporcionado del combustible, que ponen en riesgo el trabajo de más de 640 embarcaciones de altura en el estado Nueva Esparta.

Milangela Mendoza, presidente de Apamar dijo que a los dueños de las embarcaciones de altura le han llegado de órdenes de cobro del combustible a precio internacional con montos que pasan a 18 mil dólares por cada carga.

Milangela Mendoza, presidente de Apamar. / Foto: OLYANA MARCANO-@olymarcano

Además, los directivos de Apamar relataron que son obligados a cancelar en efectivo en el edificio de Pdvsa en La Campiña en Caracas. Lo cual ven como una locura, ya que nadie puede viajar con esa cantidad de divisas. Además hay pescadores que les ha llegado un recibo por 100 mil dólares.

La carga del hielo a las embarcaciones de altura también ha sido modificada, por lo que ahora los trabajadores del mar deben pedir un permiso a la ONA para hacer la carga. Igualmente denunció la falta de permiso de Minas por parte del estado desde el año 2018.

“Sentimos que se está perdiendo la autonomía en las embarcaciones”.

Pedro Franco, miembro y asesor de la Asociación de Apamar, relató que el estatus actual de la pesca en Nueva Esparta es deprimente. “La pesca artesanal que mueve a más del 70 % de la mano de obra útil del estado está muriendo, por la desidia de quienes la administran en este caso Insopesca y el Ministerio de Pesca y Acuicultura”.

Resaltó que estas instituciones hacen enfoques a áreas conexas de la pesca, sin tomar en cuenta al productor que es quien provee la materia prima para que se dé la comercialización, procesamiento, importación y exportación.

Franco aseguró que el Estado Mayor de Pesca y Acuicultura solo ha servido para imponer puntos de vista arcaicos y retrógrados, que han llevado a que los pescadores no sean autónomos en sus embarcaciones.

Pedro Franco, miembro y asesor de Apamar. / Foto: OLYANA MARCANO.-@olymarcano

“Tenemos que solicitar permisos para casi todo, cuando la ley establece que son de propiedad civil y están permisadas”.

El sindicalista dijo que los trabajadores del mar tienen un cupo mensual de combustible el cual podrían usar por cuotas durante esos 30 días, pero si se carga parcialmente y luego quiere surtir el resto de su cuota mensual no se los permiten.

“Esto es un derecho que adquirimos cuando nos permitan el volumen de almacenamiento. Existen mecanismos para justificar las dos cargas en el mes, como el certificado de descarga pesquero”.

También criticaron el retraso de los permisos de pesca, ya que muchas llegan vencidos o con una duración menor a un año.

El asesor de Apamar dijo que funcionarios del INEA están obligando a la paralización de la pesca de altura, ya que deciden a discreción cuando pueden cargar o no hielo.

“El estado nos está llevando a una paralización forzosa de la flota de pesca artesanal de altura de la isla de Margarita, que es la presencia marítima más importante en el frente Caribe la América del Sur”, puntualizó.

Fuente El Sol de Margarita

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: