#NoticiaSucesos

Sucedió en Florida EEUU: Tiroteo deja al menos 4 muertos, incluyendo un bebé y una niña herida

Un hombre totalmente blindado fue detenido en la Florida este domingo tras un tiroteo que dejó al menos cuatro muertos, incluyendo a un bebé, y a una niña de 11 años herida con varias balas. La policía calificó el suceso como un “horrible homicidio cuádruple”.

Grady Judd, jefe del Departamento de Policía del Condado Polk, informó en una conferencia de prensa que el hecho ocurrió a las 4:30 a.m. en dos casas cerca de North Socrum Loop Road y Fulton Green Road, en la ciudad de Lakeland, e identificó al sospechoso como Bryan Riley, de 33 años, quien estuvo en Irak y Afganistán como francotirador.

La menor fue trasladada en avión al Hospital General de Tampa para ser sometida a una operación. Otro niño, de entre 10 o 11 años de edad, que se había reportado como desaparecido fue localizado en buen estado de salud.

Policías acudieron a la zona después de que el servicio de emergencias 911 recibió varias llamadas en las que se notificaba de que había un tiroteo en esa zona.

Al llegar vieron un camión en llamas y escucharon detonaciones en el jardín de una casa. Cuando se acercaron encontraron a un hombre “vestido totalmente con una armadura y parecía que estaba listo para involucrarnos en una situación de tiroteo, pero no vimos un arma de fuego”.

El hombre regresó corriendo a la casa y disparó. Se podían escuchar los gritos de una mujer y el llanto de un bebé, agregó el jefe policial.

Antes de que llegara la policía, un agente escuchó dos descargas de disparos automáticos en la zona.

El sospechoso presuntamente abrió fuego contra tres agentes que estaban frente a la casa y otros policías dispararon para ayudar a sus compañeros a ponerse a resguardo.

“Fue una situación difícil e implicó al menos dos tiroteos a corta distancia con el sospechoso”, reconoció el jefe policial.

Judd dijo que luego hubo silencio y el sospechoso salió de la casa con las manos en alto. Tenía una herida y lo trasladaron a la sala de emergencia de un hospital donde intentó quitarle el arma a un policía.

“Este hombre mató a cuatro personas esta mañana, intentó matar a nuestros agentes y luego se rindió”, dijo.

Cuando entraron a la casa hallaron a la niña de 11 años con varias heridas de bala y esta informó a la policía que había otras personas en la residencia. Se trataba de un hombre, una mujer y el bebé. Todos estaban muertos.

El bebé estaba en los brazos de su madre, mujer que la policía dijo que tenía 33 años de edad. Los otros fallecidos son un hombre de 62 años que vivía cerca y la abuela del niño que estaba en una casa en la parte trasera de la residencia donde se hallaron a las demás personas fallecidas.

El jefe policial también informó que en la noche del sábado se recibió una llamada de una mujer que dijo que un hombre afirmó que Dios lo envió a su casa para hablar con una de sus hijas.

La casa donde hubo tres muertos era la misma a la que el sospechoso había ido nueve horas antes, dijo Judd.

El sospechoso dijo a policía que él era un sobreviviente y que supuestamente consumía metanfetamina.

Riley parecía sufrir problemas de salud mental y le había dicho a su novia que mantenía comunicación con Dios.

Brian Haas, fiscal estatal, calificó lo sucedido como “un incidente horrible” y se comprometió a trabajar con las fuerzas del orden para “llegar al fondo de esto”.

ElNuevoHerald.com

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: