#Noticia

Violaciones laborales y crisis de servicios básicos centran protestas durante primer trimestre de 2021

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social reporta en los primeros 90 días del año 1.506 manifestaciones en el país, de las cuales 548 fueron por derechos laborales y 495 por servicios básicos. |

A pesar del recrudecimiento de los problemas en materia de servicios públicos, derechos laborales, a la salud, entre otros, en los primeros 90 días de 2021 las protestas en Venezuela disminuyeron en un 24%, de acuerdo con el informe del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS), el cual registró 1.506 manifestaciones en este primer trimestre.

Según su distribución geográfica, los estados con mayor conflictividad social fueron Anzoátegui y Sucre, los cuales lideraron el índice de protestas con 130 cada uno, seguido por Táchira (120), Lara (111), Portuguesa (101) y Mérida con 100 reclamos. Le siguen Miranda, Distrito Capital, Bolívar y Monagas en los primeros 10 lugares, respectivamente.

Los reclamos por derechos laborales y servicios básicos registraron el mayor número de protesta durante el primer trimestre de 2021

El informe detalla que los derechos más demandados en el primer trimestre de 2021 fueron los derechos laborales (548 protestas), servicios básicos (495), derecho a la participación política (196), derecho a la salud (155), a la justicia (126) y derecho a la vida (89).

La dolarización del salario formó parte de las exigencias laborales. “El último ajuste del salario fue aplicado durante el pasado mes de marzo de 2021, sin divulgación por Gaceta Oficial, ni difusión a través de los medios de comunicación oficialistas. El incremento fue insignificante para la magnitud de la inflación y de la crisis económica del país, los empleados recibieron un abono de 600 mil bolívares en sus cuentas nómina, y el salario quedó en Bs. 1.800.000, aproximadamente $0,92 USD según el cambio oficial del Banco Central de Venezuela. Las bonificaciones adicionales, sin incidencia laboral, en muchos casos están supeditadas al registro en el sistema Patria”, señaló el OVCS.

Las principales manifestaciones fueron de los gremios de la salud, educación e industrias básicas, en rechazo a los paupérrimos salarios que devengan.

“Durante este primer trimestre, el sector educativo rechazó el anunció del pago de los salarios a través del sistema Patria. Aunado a esto, los primeros meses del año se mantienen bajo la itinerancia de las clases escolares que no garantiza, en gran parte de los casos, la escolaridad debido al colapso de los servicios básicos: maestros no cuentan con internet, servicio eléctrico, y se les dificulta trasladarse”, reseña el informe.

En el caso de los trabajadores del sector salud, que son la primera línea de combate contra la pandemia, sus exigencias se centran en las condiciones mínimas para hacer frente a la COVID-19.

Los trabajadores de las industrias básicas de Guayana “se han mantenido activos, y en alianza para fortalecer las protestas sociales, a pesar de las amenazas, la criminalización, la judicialización y las condiciones de vulnerabilidad en sus cargos. Los transportistas exigen garantías para su trabajo. Como otros gremios han protestado para exigir ajustes en las tarifas del pasaje, mejores condiciones de trabajo, insumos, materia prima y planes de abastecimiento de combustible libre de restricciones y extorsiones”.

“Por su parte, los productores, agricultores y cañicultores se declaran en emergencia por falta de combustible. Finalmente, comerciantes y trabajadores del sector informal protestan en rechazo a las medidas restrictivas en cuanto a horarios, cobros excesivos de impuestos, abuso de poder y retención de mercancía por parte de funcionarios de organismos municipales y cuerpos de seguridad del Estado”, agregó el OVCS.

Agua y gas, los más demandados

En cuanto a los servicios básicos más demandados, la falta de agua potable generó al menos 253 protestas, seguido del gas doméstico con 152 reclamos, a los que se suma la preocupación por la venta de cilindros defectuosos o con contenido adulterado, lo cual ha generado accidentes en el interior del país, con saldos de graves heridos y fallecidos. El tercer servicio más demandado fue la electricidad, con 120 manifestaciones.

Agua y gas doméstico fueron los servicios más demandados en Venezuela durante los primeros 90 días de 2021 | Foto William Urdaneta

El irregular despacho de gasolina, por su parte, dio como resultado 166 protestas en 17 estados del país, entre enero y marzo de 2021. Táchira lideró el índice de manifestaciones por escasez de combustible con 31 protestas, seguido de los estados Portuguesa y Sucre (19), Trujillo (13), y Mérida (11). En Bolívar, a pesar del casi nulo despacho de gasolina, se contabilizaron solo cuatro reclamos.

El observatorio precisó que “las 196 manifestaciones por derechos políticos fueron protagonizadas por diversos partidos políticos en rechazo a la instalación de la ilegítima Asamblea Nacional (AN). Mientras que afectos al régimen tomaron las calles, para exigir la liberación de Alex Saab, empresario y representante del régimen, quien se encuentra privado de libertad en el extranjero”.

También destacan las protestas en rechazo a la violencia de género y los femicidios.

“Por otro lado, las personas privadas de libertad y sus familiares denunciaron retardo procesal, el pago irregular para acceder a las visitas familiares, así como reclaman las extremas condiciones de insalubridad en los recintos con un riesgo mayor a contraer COVID-19”.

Represión sin cese

La represión también sigue siendo política del Estado. Durante el primer trimestre el OVCS documentó al menos 23 protestas reprimidas en 13 estados del país, dejando un saldo de 13 detenidos, 6 heridos y 1 persona fallecida.

El Observatorio Venezolano de conflictividad Social destacó que “los reclamos ciudadanos se producen en un contexto de desesperación ante un sistema de salud fallido, insuficiencia alimentaria que llega a todos los estratos, pensionados y jubilados que no ven reflejados sus años de trabajo de décadas en mejoras significativas para lo que les resta de vida. Para el régimen es una oportunidad para aumentar el control social, como lo demuestra el creciente uso del sistema Patria”.

Foto William Urdaneta

Por Jhoalys Siverio

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: