#Noticia

20 de Junio: Día Mundial de los Refugiados y desplazados forzados por persecución y violencia



Aunque la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951 y el Pacto Mundial sobre los Refugiados proporcionan el marco legal y herramientas de respuesta a la población refugiada y solicitante de refugio, se necesita de mucha más voluntad política para garantizarles el pleno goce de sus derechos humanos.

“Los derechos humanos no tienen color político ni nacionalidad. Son inherentes a toda persona solo por el hecho de serlo…” Es por ello, que incumbe a los Estados la responsabilidad de proteger a los ciudadanos, cuando otros

gobiernos no desean o no pueden proteger a sus habitantes, ya que las personas pueden sufrir violaciones muy graves de sus derechos, obligándolas a abandonar sus hogares, incluso a sus familias para buscar protección en otro país. El gobierno narco criminal instaurado en Venezuela, ya no puede proteger los derechos fundamentales de los migrantes y/o refugiados, es allí donde la comunidad internacional debe intervenir para velar porque esos derechos sean respetados.

En este orden de ideas, el Ecuador es parte, desde hace varias décadas, de algunos instrumentos internacionales sobre protección a refugiados, derecho humanitario y derechos humanos. En virtud de los compromisos internacionales asumidos, con apoyo de la cooperación internacional, el Estado ecuatoriano ha creado su propio marco normativo interno de protección a refugiados. Sin embargo, el incremento de las solicitudes de refugio durante el período 2018–2020, ha desnudado una serie de falencias y limitaciones del sistema de protección a refugiados en el Ecuador, tanto en lo normativo como en la práctica misma del sistema.

En el marco de la celebración del Día Mundial del Refugiado -20 de junio- es oportuno advertir en Ecuador las carencias que observamos en su práctica habitual respecto de la atención a este, las cuales, con el marco de la celebración del Día Mundial del Refugiado -20 de junio- es oportuno advertir en Ecuador las carencias que observamos en su práctica habitual respecto de la atención a este, las cuales, con voluntad política pueden ser resueltas.

“Las soluciones requieren que los líderes mundiales y aquellas personas con capacidad de influencia dejen de lado sus diferencias, pongan fin a los enfoques políticos egoístas y, en cambio, se centren en prevenir y resolver los conflictos y garantizar el respeto por los derechos humanos”,

Financiar tanto la respuesta humanitaria a las personas necesitadas como el aumento al apoyo a la integración socioeconómica, deben seguir siendo una prioridad.

Las personas refugiadas y los migrantes contribuyen en gran medida a la vida económica, social y cultural de las sociedades que los acogen.

Coromoto Díaz

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: