#Noticia

Alto Mando Militar de la FANB: Habría dado golpe a Juan Guaidó

Por lo menos dos generales que integran el hoy Alto Mando Militar de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), conocidos por ser de los más radicales antiimperialistas pese a que aprovecharon sus cursos militares en la Escuela de Las Américas para asegurarse de que sus hijos nacieran en los Estados Unidos, fueron ayer determinantes para que la FANB ejecutara un golpe de Estado a la Asamblea Nacional.

El retrato de la violencia del régimen. pic.twitter.com/UeVWg9l6XK

— Carla Angola TV (@carlaangola) January 5, 2020

Nunca antes la Guardia Nacional había demostrado un nivel de violación al Parlamento ni a los derechos de sus diputados de tal magnitud. Ni siquiera en casos puntuales como los del empujón, en junio 2017, que el coronel —luego ascendido a general— Bladimir Lugo Armas le dio al diputado Julio Borges, una acción duramente criticada por sus compañeros de armas.

Ayer, un hombre al servicio de Diosdado Cabello volvió a ejecutar una acción contra el Parlamento y sus diputados. Es el comandante del Destacamento 432, teniente coronel Leandro Malaguera. Ese D-432 pertenece al Comando de Zona número 43, conocido anteriormente como Comando Regional Nro. 5.

Dentro de las funciones de la Guardia Nacional hay una muy específica, que es la de garantizar el orden interno y brindar seguridad a los poderes públicos.

El artículo 329 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela especifica las responsabilidades de los componentes; en el caso de la Guardia Nacional dice que “tendrá como responsabilidad básica la conducción de las operaciones exigidas para el mantenimiento del orden interno del país”.

El dispositivo de seguridad lo comanda el jefe del comando de Zona 43, que es el general Lockyby Velmonte Nayade. La facultad del D432 que está en el Palacio Federal Legislativo, sede de la Asamblea Nacional, contempla única y exclusivamente la seguridad física de las instalaciones.

Sólo el Presidente
La seguridad interna encargada de controlar el acceso al Parlamento es exclusiva del Poder Legislativo, ejercida por el presidente del Parlamento, que en este caso es Juan Guaidó. No es función de la Guardia Nacional ni de ningún otro ente policial o militar decidir quién entra y quién no al Palacio Federal.

Por eso, la actuación del coronel (GNB) Malaguera violó toda norma y le negó el derecho de ingreso a los diputados de la Oposición, solo permitiendo que entraran los del oficialismo y los de la “fracción del millón de dólares” o la “fracción de Alex Saab” como también la llaman, para impedir la elección libre y transparente de la directiva de la Asamblea Nacional.

El reglamento de Interior y Debates también establece que es el presidente de la Asamblea Nacional, el único que autoriza a los órganos de seguridad del Estado a actuar.

El comandante general de la GNB, MG Fabio Zavarce Pabón dijo que “Nuestra Guardia Nacional Bolivariana, en cooperación con los demás poderes y organismos del Estado, se encuentran (sic) garantizando la Seguridad de los Eventos Políticos que tienen lugar el día de hoy 5Ene en la Asamblea Nacional”.

El mayor general ni siquiera sabe cuáles son las verdaderas funciones de la GNB. Ignora el Reglamento de la Asamblea Nacional, su funcionamiento y desconoce las funciones que tiene establecidas, incluyendo que cada poder solicita el apoyo de seguridad física de instalaciones a través de convenios o de apoyos según la necesidad.

Pero con mayor desparpajo Zavarce dijo que “garantizamos la libertad de prensa, la seguridad de los diputados y de los ciudadanos que se encuentran dentro y fuera de estas instalaciones promoviendo la paz y respetando los derechos humanos”.

La mentira del alto oficial fue descarada porque fue evidente, público, notorio que la Guardia Nacional no le permitió a cerca de 200 periodistas ingresar al salón de sesiones, a excepto de los medios de propaganda del Gobierno. Eso fue denunciado sobre la marcha por el Colegio de Periodistas, el Sindicato de Trabajadores de la Prensa y por gran cantidad de periodistas de diversos medios de comunicación.

El artículo 65 establece que “el presidente, la junta directiva o la Asamblea Nacional tomará las medidas necesarias para asegurar el orden público en los espacios exteriores de la sede de la institución, pudiendo recurrir a los órganos de seguridad y defensa existentes”.

Continua ese artículo “la custodia en el interior de la sede estará a cargo de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana bajo la dirección de la Presidencia de la Asamblea Nacional. La presencia de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en los espacios de Sesión de la Asamblea Nacional, de las comisiones, subcomisiones u otros órganos y dependencias de la misma, solo podrá admitirse en casos especiales previa solicitud del Presidente o Junta Directiva de la Asamblea Nacional”.

La Guardia Nacional impidió la entrada a la mayoría de los diputados, con algunas excepciones como las de Edgar Zambrano y Stalin González a quienes se les vio muy alegremente compartiendo, en los jardines del Palacio Federal, con uno de los hombres incondicionales de Diosdado Cabello, el diputado Pedro Carreño.

Ni siquiera le permitieron la entrada al presidente del Parlamento Juan Guaidó, como se evidencia en video cuando él trata de saltar la reja para entrar al Palacio Federal. Otros diputados fueron golpeados y agredidos verbal y físicamente.

540 policías
Desde un día antes de la convocatoria para elegir la Junta Directiva de la Asamblea Nacional se le ordenó a las fuerzas policiales que estuviesen preparadas con personal equipado de Orden Público. Se ubicó como sitio de concentración las instalaciones de El Helicoide, uno de los recintos carcelarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN).

La orden le fue impartida a la Región Estratégica de Investigación Penal (REDIP) y al Centro de Coordinación Policial, especificando que cada PROP está integrado por 30 funcionarios.

Es así que la REDIP Capital concentró a 60 hombres de Miranda e igual número de Vargas. La REDIP Central 180 personas, entre Aragua, Carabobo y Yaracuy. Sesenta de Anzoátegui aportó la REDIP Oriental. Por Los Llanos, hubo 60 hombres de Guárico y 60 de Cojedes. Y la REDIP Occidental incluyó 60 hombres del estado Lara. Un total de 540 funcionarios.

Les ordenaron que los PROP debe estar al mando de Comisionado Jefes, y en caso de que no haya, debía presentarse con el Comandante del CCP. “Todos los PROP deben traer su movilidad, traer el equipamiento y municiones para dos días”.

Instruyeron al comandante de CCP que él debe prever la alimentación del Personal y coordinar con el Director de Orden Público, el lugar donde pernoctan y se alimentarán.

“Los comandantes de REDIP son los responsables directos del cumplimiento de la orden y deberán coordinar con las autoridades militares de las Zonas Operativas de Defensa Integral (ZODI) y las Regiones Estratégicas de Defensa Integral (REDI), sobre la movilización que se hará y estén en cuenta”.

Desde las 12 del mediodía del sábado 4 debieron estar en formación en El Helicoide.

Sebastiana Barráez

Periodista

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: