#Noticia

Analista político, Jesús Israel Fernández: Retos de gobiernos democráticos en Sudamérica son en extremo complejos

  • El experto considera que son variados los factores que desataron una ola de protestas en varios países de la región desde octubre y señala que la similitud en el desarrollo de las mismas reflejan que han sido planificadas con el objeto de desestabilizar a las democracias de esas naciones.
  • En el caso venezolano, afirma que el hecho de que ningún país a través del Tiar haya mostrado intención de realizar una intervención militar en Venezuela no quiere decir que esa posibilidad no exista.

Por ALFREDO CONDE

El analista político y exasesor del Congreso de Venezuela, Jesús Israel Fernández, en entrevista exclusiva para CCNesnoticias, presenta una radiografía de la situación política que viven varios países de la región. Nos habla de las protestas que se han presentado en varios en ellos y la habilidad o no que han tenido los gobernantes democráticos para lidiar con esta problemática. Igualmente habla de los factores que han originado esas manifestaciones, en muchos casos de carácter en extremo violento, y coloca el foco de atención en la izquierda radical y al llamado Foro de Sao Paulo.

DUQUE FORTALECIDO EN COLOMBIA
Para Jesús Israel Fernández el presidente Iván Duque ha sabido actuar para impedir que los radicales de izquierda generen desestabilización en Colombia.

–Usted fue muy certero la última vez que conversamos sobre lo que sucedería en Colombia a raíz de la protesta convocada para el 21 de noviembre por sectores radicales de izquierda en el vecino país. Ahora bien, ¿Qué sigue ahora? ¿Qué pasos considera que dará el gobierno del presidente Iván Duque?

-El presidente Duque ha demostrado y seguirá demostrando que la fuerza institucional dará respuesta acertada a las estrategias que la izquierda violenta se plantee para impulsar una desestabilización en Colombia. En segundo lugar, los planes, programas e inversión y reformas económicas están en marcha acompañados de iniciativas y leyes para impulsar las reivindicaciones sociales y laborales para coadyuvar en el mejoramiento del sector laboral, aunado a la perspectiva de equilibrar los costos, precios y salarios como la palanca que acelere la economía industrial y comercial, que está proyectada en el crecimiento económico de este año y el próximo con una balanza en positivo. Este escenario no le dará condiciones objetivas a la izquierda y mucho menos a los sectores violentos para plantearse una desestabilización en Colombia. La mayoría de los colombianos rechazó y seguirá rechazando a los violentos más aún cuando el gobierno dio la cara acertadamente. Duque terminará el año como el gobernante que definitivamente no se dejará intimidar por los desadaptados y no se observa que negociará con los irregulares si no aceptan sus propuestas para sentarse a dialogar. En conclusión, la izquierda clásica, la resentida y la violenta han salido derrotadas una vez más y su debilidad irá en crecimiento.       

Duque terminará el año como el gobernante que definitivamente no se dejará intimidar por los desadaptados y no se observa que negociará con los irregulares si no aceptan sus propuestas para sentarse a dialogar”.

CHILE Y EL SÍNDROME PINOCHETISTA

– Otro escenario preocupante es el de Chile. Alguien me aseguró que el objetivo que persiguen los radicales de izquierda en el país austral es desalojar a Sebastián Piñera de la presidencia aunque tengan que incendiar a Chile de este a oeste y de norte a sur. ¿Lo aprecia de ese modo o cómo?

-Unas de las graves debilidades de los gobernantes están en retardar decisiones y tomar otras adelantadas cuando está en juego la institucionalidad, la estabilidad y el liderazgo. Si se acompaña esta regla a las condiciones de vulnerabilidad salarial o el acoso del rentismo comercial e industrial y la debilidad en la aceptación del presidente es obvio que no existen condiciones para modificar el poder adquisitivo de los ciudadanos. A Piñera le sucedió lo que le puede pasar a cualquier gobernante que no se dé un tiempo para concertar políticas públicas que puedan afectar o no a la población en general. Sin embargo, si el objetivo es desalojar a Piñera del poder y destruir los bienes públicos con exacerbada violencia, en un escenario de guerra de baja intensidad, y quienes la propician no tienen el objetivo real de mejorar las condiciones de vida sino la toma del Poder, pues entonces allí radica el enfoque que debe observarse para determinar la acción del Estado y el poder institucional para frenar el grado de beligerancia, sus aliados, sus centros de inducción política y el financiamiento. Otro escenario a considerar es la línea estratégica continental del Foro de Sao Paulo, el narcotráfico y el adefesio del Socialismo del Siglo XXI y su expansión desde Venezuela, por efecto de la debilidad de la usurpación en lo doméstico, lo cual hace imprescindible cambiar el foco de atención regional por el avance del gobierno de transición liderado por el presidente encargado Juan Guaidó. Actualizando el escenario chileno podemos adelantar que la violencia y el vandalismo a la infraestructura y los ataques a las instituciones y la paralización de algunos sectores de la economía, aún no han tenido el resultado definitivo de crear condiciones de salida del gobierno y el desgaste se está observando en las manifestaciones y existen propuestas de negociación que, en caso de fallar, tendremos una alteración del orden institucional como salida a la crisis que aunque no sea deseable, no podemos pasar por alto tampoco que el síndrome Pinochetista ronda en el ambiente. 

A Piñera le sucedió lo que le puede pasar a cualquier gobernante que no se dé un tiempo para concertar políticas públicas que puedan afectar o no a la población en general”.

LA FIRMEZA DE MORENO EN ECUADOR

– Ahora viajemos a la mitad del mundo… El Presidente Lenin Moreno dice tener pruebas sobre la presencia en territorio ecuatoriano de sujetos enviamos por el régimen de Nicolás Maduro para desestabilizar a su país. ¿Qué información maneja al respecto?

-No solamente existen pruebas en Ecuador, Chile y Bolivia; Colombia deportó un gran grupo de venezolanos que fueron detenidos en flagrancia durante acciones violentas y de vandalismo extremo, es allí donde el perfil del régimen venezolano se acentúa como una amenaza a la región en su plan desestabilizador contra las democracias y las libertades de los pueblos de América en abierta alianza con grupos irregulares, a los cuales les permite resguardo en actividades ilícitas, así como el financiamiento a estos desadaptados y violentos. Los análisis de expertos en Ecuador están coincidiendo en que el fortalecimiento institucional y económico no dará paso un cambio radical del modelo actual y Lenin Moreno está preparado para cualquier contingencia desestabilizadora.      

EL RETO DE LACALLE EN URUGUAY

-También se afirma que el tsunami de protestas que envuelven a América del Sur  llegará pronto a Uruguay, tras la victoria de Luis Lacalle Pou, que marca el final de 15 años de gobiernos de izquierda en ese país. Por cierto, Lacalle Pou ya anunció que acabará con el llamado Mecanismo de Montevideo. ¿A su juicio, hasta qué punto es probable ver a un Uruguay lidiando con protestas?

-Uruguay es un país estable y con elevado raciocinio institucional incluyendo a los líderes de izquierda. Mientras viva “Pepe” Mujica será muy difícil ver un Uruguay alborotado por razones políticas, incluso con los cambios que se avecinan con Lacalle Pou, un liberal moderado que jugará un papel importante en el advenimiento el 10 de diciembre de Alberto Fernández en Argentina y el gobierno de Jair Bolsonaro y el Mercosur. La izquierda gobernó un largo período y perdió quizás las perspectivas de reformarse para la complejidad de las exigencias regionales y globales que creó las condiciones para un giro a la derecha. Es un país que exige una mayor calidad de vida, estabilidad y desarrollo sostenido, que serán los retos del futura gobierno que por el margen electoral está obligado a concertar políticas sociales. No es posible un escenario de inestabilidad por lo menos a corto y mediano plazo, lo que está en expectativa es un cambio de mejorar lo bueno, rectificar lo malo y hacer lo que haga falta.     

COMIENZA LA ARGENTINA DE ALBERTO FERNÁNDEZ
El fantasma del default será una amenaza en el inicio de la administración de Alberto Fernández en Argentina, que empieza con la solución o negociación de este factor limitante

– El martes 10 de diciembre asumirá la presidencia de Argentina Alberto Fernández. La gente se pregunta, por ejemplo, cuál será su posición definitiva ante el régimen de Maduro, sus relaciones con Donald Trump, con Bolsonaro y como jefe de Estado de un país con signos de default, su actuación ante el Fondo Monetario Internacional (FMI). ¿Qué se espera de Fernández en este comienzo en materia de política exterior? 

-Fernández es el presidente que antes de asumir ha hablado y se ha reunido con varios gobernantes, instituciones, líderes de muchos países y los organismos multilaterales, especialmente con el Fondo Monetario Internacional, para renegociar y adquirir financiamiento para su plan de inversión a corto plazo. Su objetivo es iniciar un ambicioso plan de soluciones sociales que están alejadas del populismo de los Kirchner. Considero que eso equivale a que el gobierno no tendrá un perfil de izquierda radical y su relación con el régimen de Maduro no será de una solidaridad automática y es probable que se alinee con una exigencia de elecciones generales para Venezuela el próximo año. Su relación con Donald Trump no será como muchos radicales esperan. Es probable que sea, como debe ser, una relación de intereses mutuos y de concertación en la estabilidad, fundamentalmente monetaria y es con quien puede impulsar a mediano plazo la ejecución de su plan de gobierno. En caso de que se radicalice se frustrarán los planes y Argentina volverá a la ruleta de más endeudamiento y mayor pobreza y estancamiento económico. Con Bolsonaro no le queda otro camino que fortalecer Mercosur que es el acuerdo más cercano para impulsar los intercambios favorables con la Unión Europea. El fantasma del default será una amenaza en su inicio de gestión, que empieza con la solución o negociación de este factor limitante. Estimo que esos serán los mensajes de Fernández a los gobiernos de América y el mundo, así como el centro de su política exterior.

Jesús Israel Fernández, analista internacional y exasesor del Congreso Nacional de Venezuela.
BRASIL APUNTA AL LIDERAZGO REGIONAL

-En esta radiografía política de Sudamérica no puede faltar Brasil. Queremos su opinión sobre Alianza por Brasil, el nuevo partido creado por el Presidente Jair Bolsonaro.

-Alianza por Brasil es una organización en formación, estructurándose y con unos paradigmas contenidos en un partido que aplicará el Liberalismo Económico y el Conservadurismo Cultural, que muy bien le viene a Brasil después de la quiebra moral y económico propiciado por la izquierda guiada por el Foro de Sao Paulo. Si logran cumplir con los requisitos y lo constituyen y  legitiman ese partido para las próximas elecciones municipales, es posible que tengan un apoyo para elegir sus alcaldes y consolidar el gobierno de tercer nivel como respuestas al mejoramiento de la economía, la seguridad social y la disminución de la delincuencia en el país, así como a las acertadas políticas en el ámbito exterior y a su firme determinación en contra del socialismo delincuente. Brasil a corto plazo se perfila como el líder regional y su influencia en Latinoamérica será determinante.    

Jesús Israel Fernández afirma que el Tiar permitió “iniciar una caracterización más profunda de las actuaciones del régimen venezolano en el ámbito de la región americana y su adhesión a los conflictos de varias naciones latinoamericanas en procura de su desestabilización”.

-Cerramos con el TIAR y su reunión del pasado 3 de diciembre, que había generado muchas expectativas entre los demócratas venezolanos. ¿En concreto qué deja en concreto la resolución que emitió este organismo en procura de una salida a la grave crisis de Venezuela?

-Para ver lo del TIAR debemos retroceder un poco al escenario político de 2015. Las elecciones para renovar el poder Legislativo o Asamblea Nacional dio a la oposición venezolana una mayoría calificada con 112 diputados, pero a la vez surgió el impedimento de la no incorporación de los diputados de Amazonas por una sentencia del TSJ controlado por el régimen de Maduro. De allí en adelante han pasado cuatro años en una inestabilidad institucional grave, que se culmina con una arbitrariedad electoral y la usurpación del poder a partir del pasado 10 de enero. Este escenario, sin embargo, trajo el recurso constitucional de nombrar a un Presidente de la República interino que le ha dado a la salida del régimen unos lineamientos en proceso ascendente: cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres, así como un acuerdo legislativo con lineamientos para la salida pacífica. Estos cuatros elementos han dado un avance significativo y relevante por cuanto en casi 60 países ha sido reconocido Juan Guaidó como presidente encargado, también en la OEA, la Unión Europea, en organismos multilaterales y en la empresa Citgo y Monómeros (donde se aplica un gobernanza de transición en los nombramientos incluso en remociones), así como en ONGs e Instituciones globales. En la actualidad en la AN se prepara un nombramiento de autoridades del CNE para avanzar en los procesos electorales del próximo año, donde pudiera haber elecciones generales y hasta un plebiscito. El caso es que se ha determinado que no solamente el régimen es ilegitimo sino que está clasificado o considerado como un régimen forajido que ha provocado la más inhumana migración y una crisis humanitaria compleja y grave, que además intenta ampliar sus tentáculos de carácter terrorista a otras latitudes, de allí que unos de los logros de este gobierno transitorio es la activación del Tiar. 

Contra todos los duros obstáculos que ha tenido que encarar y que se le presentan a diario, la oposición venezolana ha avanzado a la salida con una objetividad sostenida.  Negarlo es ser mezquinos”. 

-La reciente reunión del Tiar, además de atender lo concerniente a lo humanitario y el aspecto legal de los venezolanos en tránsito en el exterior, ha permitido iniciar una caracterización más profunda de las actuaciones del régimen venezolano en el ámbito de la región americana y su adhesión a los conflictos de varias naciones latinoamericanas en procura de su desestabilización, lo cual ha generado una mayor presión al régimen y no es exagerado pensar que no existan planes de intervención de otra características, a pesar de lo señalado por el representante especial de Guaidó ante la OEA, Gustavo Tarre Briceño, quien en días pasados afirmó que “no hay por parte de Estados Unidos, ni de Brasil, ni de Colombia, ni de los demás miembros del TIAR, intención de promover una solución militar al problema”. Pero las cosas pueden cambiar, porque eso no quiere decir que la posibilidad no exista. Para concluir quiero decir que contra todos los duros obstáculos que ha tenido que encarar y que se le presentan a diario, la oposición venezolana ha avanzado a la salida con una objetividad sostenida.  Negarlo es ser mezquinos. 

Twitter: @Alconde

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: