CaigaQuienCaiga.net

#NoticiaInternacionales

ANUNCIO: Tres países preparan nueva estrategia para frenar migración a través de la selva del Darién

Estados Unidos, Colombia y Panamá anunciaron este martes que lanzarán  una campaña de 60 días que buscará detener el paso de migrantes a través del tapón del Darién, una zona en la que el flujo de personas se ha multiplicado este año. 

Aún no hay detalles sobre cómo se hará el proceso pero una declaración conjunta de los tres países afirma que intentarán frenar el flujo migratorio que alcanzó casi los 90 mil en solo los tres primeros meses de este año a través de la densa y anárquica selva.

El anuncio se produce mientras que el gobierno de Biden espera el fin del Título 42, que culminará el 11 de mayo, y que ha suspendido el derecho de solicitar asilo. Sin ese instrumento de disuasión en la frontera estadounidense, preocupa que las llegadas de inmigrantes vuelvan a ser inmanejables.

Según la declaración conjunta, los países también utilizarán “nuevas vías legales y flexibles para decenas de miles de migrantes y refugiados como alternativa a la migración irregular”, pero tampoco se dieron detalles.

El tercer elemento del plan es la inversión para reducir la pobreza y crear empleo en las comunidades fronterizas de Colombia y Panamá, presumiblemente para que menos personas trabajen en el tráfico ilícito de migrantes, destaca AP.

“Reconociendo nuestro interés y responsabilidad compartidos de prevenir el riesgo para la vida humana, desarticular las organizaciones criminales transnacionales y preservar la vital selva tropical, los gobiernos de Panamá, Colombia y Estados Unidos tienen la intención de llevar a cabo una campaña coordinada de dos meses para hacer frente a la grave situación humanitaria en el Darién”, dice el comunicado.

El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, se reunió el martes en Panamá con los cancilleres de Panamá y Colombia.

Según el gobierno panameño, más de 87.000 migrantes cruzaron el paso del Darién en los tres primeros meses del año, en su mayoría procedentes de Venezuela, Haití y Ecuador. La cifra es superior a los casi 14.000 migrantes que lo hicieron en el mismo periodo del año anterior.

El Tapón del Darién es uno de los tramos más peligrosos de la larga ruta hacia las fronteras estadounidenses. Migrantes y grupos internacionales de derechos humanos han denunciado agresiones sexuales, robos y asesinatos en la remota selva. Además de los peligros naturales que suponen las serpientes venenosas y los ríos caudalosos.

Para los migrantes que sobreviven a la travesía, el gobierno panameño y grupos no gubernamentales los transportan en autobús a través de Panamá hasta cerca de su frontera con Costa Rica para continuar su viaje.

Fuente AP

Comment here