#NoticiaTecnologíaWhatsapp

Auge del periodismo por whatsapp, Por Natasha Tynes

Como periodista que lleva casi 25 años trabajando por cuenta propia, fui testigo de numerosos cambios en el proceso de reporteo. Desde el uso del fax hasta el envío de un correo electrónico por primera vez, pasando por Skype y Zoom para entrevistar, la tecnología ha cambiado la información de forma significativa y rápida. 

Una nueva tendencia que he presenciado últimamente, especialmente fuera de Estados Unidos, es el auge de lo que me gusta llamar «periodismo por WhatsApp».

Creado en 2009, WhatsApp es el servicio de mensajería más popular en más de 100 países. Cuenta con más de 2.500 millones de usuarios activos y es una de las pocas apps que se ha descargado más de cinco mil millones de veces.

Cómo usan Whatsapp los periodistas

Muchos periodistas utilizan WhatsApp para entrevistar a sus fuentes mediante la función de notas de voz, especialmente en lugares donde las líneas telefónicas son poco confiables. 

«Lo uso mucho, sobre todo para cubrir noticias en Yemen, ya que allí es difícil conseguir una línea telefónica segura. Envío las preguntas por WhatsApp y recibo las respuestas en texto o voz», explica Amjad Tadros, periodista ganador de un premio Emmy y reportero de la CBS en Ammán, Jordania.

Por su parte, Nabih Bulos, corresponsal extranjero en Oriente Medio del LA Times, afirma que utiliza WhatsApp en sus reportajes al menos «el 50% de las veces».

«Utilizo WhatsApp para informar, para buscar canales de noticias que están enviando alertas, para contactar a gente donde la conexión a Internet está bien y las líneas telefónicas no o para seguir el rastro de las fuentes», dice Bulos a IJNet. «Es esencial, simplemente esencial».

Bulos detalló que utilizó WhatsApp profusamente en Siria, ya que el número se queda con el propietario aunque se traslade a otro país. «Cuando cubrí la crisis de los migrantes en 2015, nos encontrábamos con gente en la carretera. Podíamos ponernos en contacto con ellos a través de WhatsApp cuando finalmente conseguían una conexión a Internet», explicó.

De acuerdo con Matt Navarra, consultor de redes sociales, WhatsApp puede ser una herramienta valiosa para los periodistas por varias razones:

  • Utilizar WhatsApp para hacer preguntas a una fuente, un testigo o un experto en la materia añade una mayor sensación de intimidad e informalidad entre el periodista y el entrevistado. Es útil sobre todo cuando la persona entrevistada se siente ansiosa o es reservada.
  • Los mensajes de WhatsApp están encriptados, lo que es especialmente importante cuando se chatea con denunciantes o fuentes cuyas circunstancias exigen una estricta confidencialidad y privacidad. El uso de WhatsApp tranquiliza a la fuente, a diferencia de una llamada telefónica, un correo electrónico o una entrevista en persona, que pueden hacerla sentir más vulnerable. 
  • Los mensajes de voz de WhatsApp también suelen dar respuestas más ricas y matizadas, que pueden faltar en una respuesta escrita. 
  • WhatsApp puede ayudar a los periodistas que informan sobre la marcha, o si se enfrentan a un plazo de entrega ajustado. WhatsApp, y otras aplicaciones de mensajería encriptada, permiten capturar de forma rápida y segura los detalles clave de una historia que pueden distribuir al instante a sus colegas de la redacción.

Contras 

El uso de WhatsApp para informar conlleva riesgos e inconvenientes.

«Mi problema con el periodismo por WhatsApp es que muchos periodistas confían en él exclusivamente para hablar con personas que no han conocido cara a cara», explicó Bulos. «Este fue el caso en Siria, ya que el acceso era un problema. Los periodistas se ponían en contacto con alguien que decía estar en una zona determinada. Pero no había manera de demostrar que estaban en esa zona».

La principal preocupación de Bulos es lo fácil que es engañar a través de WhatsApp. «Puedes caer en un engaño tonto mientras cubres».

Mantener la privacidad y la confidencialidad durante el uso de la aplicación es otro problema. 

«Los periodistas deben mantener los más altos niveles de seguridad en sus dispositivos móviles para proteger la privacidad y la confidencialidad de los intercambios de mensajes de WhatsApp entre ellos y una fuente», explicó Navarra. «Esto se puede mitigar activando funciones de seguridad adicionales como Face ID para abrir WhatsApp y PINs y contraseñas complejas en sus dispositivos. El uso de mensajes que desaparecen también puede ser útil cuando se habla de información sensible».

Para Tadros, uno de los inconvenientes del reporteo por WhatsApp es que se pierde la espontaneidad en las conversaciones de ida y vuelta. «Además, el invitado tiene de alguna manera la ventaja de pensar previamente las respuestas, y éstas tienden a volverse insulsas», señaló.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: