Opinión

Baduel: El Judas Iscariote del pueblo venezolano Por María Estrella Hernández Domínguez



Nació un 6 del 7 de 1955
Murio un 12 del 10 de 2021 a los 66 años, 3 meses y 6 días de haber nacido.

Un viernes en la tarde, hace más de 15 años, me encontraba de guardia nocturna en el diario El Aragueño y el bachiller «Tato», el jefe de información, me dice, «Estrellita llamate a tu amigo Baduel a ver si te da alguna noticia importante, no tenemos nada relevante para este fin de semana», desde el teléfono del periódico lo llamé a su celular, el Comandante de la 4ta. División de Maracay estaba campaneando un 18 años y fumando un habano (de los que le enviaba su amigo Fidel de Cuba, tenía un gavetero en su oficina lleno), en la orilla de la piscina del hotel La Samanna de Margarita.

Me dio dos declaraciones, la primera de Ochoa Antich y la segunda de los campos de entrenamiento que tenía el gobernador Salas Feo en la hacienda de una prima en Carabobo.

Al jefe de información le pareció más relevante la información segunda y no sólo me cambio el títular, también el contenido, así abrió el diario el día sábado.

El martes en la mañana, es decir a los tres días, me encontraba dejando a mi hija Mariangela, en la puerta del anticanceroso para un chequeo, yo estaba con un vestido blanco, que le había hecho mi mama para ella y finalmente me lo estrené, suena mi celular y era Baduel, diciendome que iba a dar una rueda de prensa para desmentir todo lo que decía la nota. Desvíe mi ida para el trabajo y me fui directo a la cuarta división. Para mi sorpresa estaba hasta la prensa internacional.

Llegue coloque el grabador, yo sin mediar palabra con nadie, grabe su mentiroso desmentido, agarré mi aparatito y me fui al periódico, las Joyitas del bachiller Pedro Elías Hernández, jefe de prensa, y el director del periódico, la mala persona de Ever García, rompieron mi nota de prensa y no publicaron ABSOLUTAMENTE nada, a diferencia de los demás periódicos.

Desde ese día, me dejaron en la redacción del periódico, solo por emergencias me sacaban a trabajar, me toco atender a los que venían al periódico a denunciar que le robaron la gallina, o le echaron agua caliente en la puerta de su casa.

Así permanecí, casi 4 años, cuando Alicia Sindoni, Eduard Amesty y Ever García se dieron el gustazo de botarme un 13 de agosto de 2006, pocos meses después del lamentable fallecimiento del señor Fillipo Sindoni.

Así que el haber obtenido el reconocimiento de la mejor periodista de Aragua y otros cientos más durante mi trabajo como reportera, el hijo de pta. De Baduel le supo a mierda, mi credibilidad, honestidad, objetividad, decencia, honradez, abnegación al trabajo, se le olvidó, los regalos que me hizo y yo a él, el permitirme guardar mi carro en la 42 Brigada, ya que unos compañeros de trabajo les arrechaba que yo tuviera vehículo y no me dejaban estacionar en el estacionamiento del periódico, se le olvidó, cuando me decía, que no me entere que a los niños les falta algo, lo que necesites me lo dices, se le olvidó cuando me llamaba a las cuatro de la madrugada para decirme «mi estrella de Aragua, las cosas buenas caen del cielo», se le olvidó cuando me escribió en un papel que chavez estaba loco y tantas cosas que borró de su mente y sencillamente me jodio, como lo hizo con millones de venezolanos.

Pues si como a él le supo a mierda dejarme sin trabajo con cuatro hijos que mantener, unos gastos altos por vivir en la urbanización San Isidro, unas cuotas de carro, hijos en el colegio, pues a mi también me supo a lo mismo que a él, que lo metieran preso, como a su hijo, así que su muerte no me produce ningún dolor.

Eso me dolió, como también el haberse prestado para la comedia que secuestraron a chavez y lo devolvió. Pago su traición al pueblo venezolano, justo un día como ayer, cuando celebramos el descubrimiento de América.

Lic. Maria Estrella Hernández Domínguez
CNP 9.555
certificado de locucion: 18.994
https://www.facebook.com/mariaestrella.hernandezdominguez

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: