#Noticia

Carlos Fernández (Fedecámaras): “creo que este año probablemente se pueda detener la caída de la economía”

Empresarios creen que el país vive un proceso de transición económica que a pesar de la ausencia de políticas de estímulo del sector, “la gente no se ha quedado de brazos cruzados y está generando soluciones”, porque – a su criterio – la economía es más terca que la ideología

Continuando con una intensa jornada de reuniones, representantes de Fedecámaras y otros gremios económicos, sostuvieron encuentros con organizaciones empresariales de todo el estado Trujillo, con el objetivo de recibir propuestas de mejoramiento económico para los distintos sectores del aparato productivo de la región, y presentar el proyecto de trabajo cuyo objetivo precisamente es reimpulsar la economía nacional, que desde la primera vicepresidencia de Fedecámaras desarrolla el equipo que acompaña a Carlos Fernández Gallardo.

Entre los dirigentes empresariales que visitaron la entidad están: Adan Celis presidente de Conindustria, Carlos Fernández primer vicepresidente de Fedecámaras, Felipe Capozzolo expresidente de Consecomercio, y César Guillén presidente de Fedecámaras Mérida.

En un encuentro con los medios de comunicación de la entidad, Fernández Gallardo afirmó que Venezuela pudiera estar frenando la caída del denominado Producto Interno Bruto (PIB) que aglutina el esfuerzo económico de las fuerzas productivas del país. “Creo que este año probablemente se pueda detener la caída de la economía, quizás el PIB del año 2021 pueda ser igual o un pelín mayor al del año 2020. En términos estadísticos, en 2021 el tamaño de la economía puede ser igual que la de 2020”.


Foto: Alexander Viloria
TRANSICIÓN, DOLARIZACIÓN

El primer vicepresidente de Fedecámaras explicó que lo poco o lo mucho que se vaya a hacer, lo está haciendo el sector privado en el sentido amplio. “Hablo de todas las empresas, los emprendedores, los comerciantes, en dimensiones grandes y pequeñas. La caída de la economía se puede detener porque el país está viviendo una transición en lo económico que va mucho más rápida que la transición del modelo y en la política”.

El representante empresarial dijo que parte de ese proceso de transición económica se aprecia en la dolarización de la economía. “¿Quién la decretó la dolarización? ¿En qué Gaceta está la dolarización? Fue un proceso que tuvo varios momentos donde la población – que es mucho más astuta que las políticas públicas – se dio cuenta que el Dólar cuenta con una función que perdió el Bolívar, que es la reserva de valor (…) esa dolarización ha impulsado un elemento que va a ser muy importante para detener la caída de la economía y que había desaparecido por la hiperinflación, la dolarización está trayendo nuevamente a la economía venezolana lo que es el crédito comercial”.

Fernández insistió que todo eso se está haciendo “a pesar de las políticas públicas” del sistema político dominante, porque – a su criterio – la economía es más terca que la ideología, y que a pesar de que “no hay políticas públicas de estímulo”, la gente se dio cuenta que no podía seguir transando en bolívares, ganando en bolívares que al final del mes no valía nada.



GENERAR CONFIANZA

“Desde hace mucho tiempo acá no hay políticas económicas de estímulo, pero la gente no se ha quedado de brazos cruzados y está generando soluciones. No va a haber un crecimiento espectacular de la economía en 2021. ¡No! Porque la confianza no se recupera tan rápido, no se recupera con convocatorias a diálogos porque en ningún lado de la mesa se ‘chupan el dedo’, la confianza se recupera con hechos, y cumpliendo los compromisos que adquieran”.

El empresario recalcó que las sociedades para su avance deben regirse por un modelo, y los modelos se agotan cuando de alguna u otra manera o cubrieron sus expectativas o se alejaron del criterio original y se confundieron en el camino, que a su juicio es lo que está ocurriendo en el país.



SE ACABÓ EL MODELO

“Nosotros consideramos que la renta se acabó y por eso es que nosotros decimos que eso significa la estocada final al modelo. Un modelo que viene trastabillando, con bastantes dificultades desde hace muchos años. Y además un modelo político, económico, social que se ha alejado diametralmente al modelo que nos dimos en la Constitución del 99. El modelo está pereciendo porque en un país petrolero o no petrolero, pero petrolero más aún, que la gente no se pueda movilizar para trabajar, para transportar su mercancía, tiene que revisarse porque algo bien importante está sucediendo”.

Fernández pidió no confundirse en que el problema sea la falta de luz y de agua por ejemplo, el problema – dijo – es un modelo de planificación central de la economía con una visión fugitiva del hecho económico y que ha cercenado la libertad individuales en materia económica, que quiso ocupar los espacios de la ciudadanía y de la empresa privada, pretendiendo ser mucho más sensibles que otros gobiernos, y terminaron teniendo los servicios públicos más caros del planeta.

“El agua más cara es la que le tienes que comprar al cisterna; la energía eléctrica más cara es la que tienes que generar en casa con una planta eléctrica. La gasolina más cara es la que compras entre gallos de media noche, si es que la consigues (…) no es difícil llegar a la conclusión de que algo no está funcionando”.


Carlos Fernández – Fedecámaras. Foto: Alexander Viloria
CAMBIAR EL “SWITCH”

Desde el gremio empresarial – acentuó Fernández – invitan a los venezolanos a seguir “cambiando el switch”. “A que cambiemos la bolsa de comida, la dádiva, la beca por un empleo, por una actividad productiva, por un emprendimiento, y que sean sólo aquellos que tienen mayores dificultades que un sistema de seguridad social se encargue de ellos, construido entre todos con el esfuerzo y ahorros de todos para que realmente los cuidemos”.

Añadió que el país está en tiempos de definiciones donde no está buscando culpables, sino soluciones. “El fin de un modelo es la oportunidad de generar un modelo exitoso”, sumó.

LA PREGUNTA

Quisiera conocer su opinión sobre un fenómeno que lamentablemente se repite como círculo vicioso en Latinoamérica. Hay quienes piensan que los empresarios que llegan al poder terminan fracasando. Estos gobiernos dirigidos por empresarios dan la impresión de concentrarse en ordenar temas de la macroeconomía y se olvidan de atender a los ciudadanos con mayores limitaciones económicas, generando así las condiciones para que los llamados populistas o sectores de izquierda alcancen o retomen el poder. Casos como Argentina, Perú, Chile, entre otros nos sirven como ejemplo. Ecuador se presenta como la “esperanza” de romper con ese círculo vicioso, pero: ¿por qué fracasan los empresarios en el poder y qué se puede hacer para evitarlo?

Carlos Fernández Gallardo, primer vicepresidencia de Fedecámaras: “Podemos discutir largamente de que hay muchos empresarios que han llegado a la política y no han cumplido las expectativas que han generado, pero sí me atrevo a conversar contigo y a discutir caso por caso como esos (empresarios) que han llegado del sector, han cumplido mucho más las expectativas que los populistas, porque entre otras cosas cuando se van, dejan a un país mucho mejor del que recibieron. En cambio los populistas terminan dejando un país mucho peor del que recibieron”.

“Ahora lo más importante de tu pregunta – y yo quisiera que lo destacaras a 8 columnas y en negrilla – es que nosotros no tenemos ningún interés de buscar el poder, nosotros hemos manifestado una y otra vez que lo que sí estamos es buscando soluciones para la gente. Quienes tienen que buscar soluciones a los problemas a la gente no logran aplicar planes asertivos, nosotros estamos en disposición de hacerlo de manera subsidiaria, porque también estamos claros que no es nuestra responsabilidad (…) no sé de dónde puedes llegar a pensar que nosotros estamos buscando alguna condición de poder, porque estas visitas que estamos haciendo nosotros (a Trujillo en este caso) son tradicionales. Como dirigente empresarial pierdo la cuenta de las veces que he estado en Valera (…) nuestra presencia aquí es escuchar opiniones y conocer las realidades cara a cara del sector empresarial y comercial para generar soluciones”.

Por su parte Ricardo Berríos, presidente de Fedecámaras-Trujillo, dijo que los comerciantes forman parte del tejido empresarial, y si bien es cierto que existen políticas públicas que atentan contra la actividad económica, que existen leyes impositivas municipales y nacionales que atentan contra el flujo de caja de la empresa, en paralelo muchos comerciantes – que a pesar de que muchos han cerrado – la resiliencia, el deseo permanente de emprendimiento les mantiene activos apostando a un mejor Trujillo y a un mejor país.

______________________________________

Por: Alexander González

IG: @AlexGonzalezDigital

Fotos: Alexander Viloria

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: