#NoticiaNacionales

Casinos tradicionales VS Casinos Online: Diferencias

Los casinos en línea continúan creciendo en popularidad. Durante la última década, se han legitimado al pasar a la corriente principal y disminuir muchos de los estereotipos negativos que alguna vez plagaron la industria.

En la actualidad los casino físicos y los online conviven en perfecta armonía aunque cada uno presentes sus propias ventajas y desventajas 

Sin embargo, los casinos físicos siguen siendo los reyes de la montaña. Estas son las razones por las que algunos jugadores prefieren los casinos físicos a los casinos en línea.

Los casinos son una opción de entretenimiento con mucha historia a sus espaldas que ofrece actividades diversas, entre las que destacan los juegos de azar. Apenas hace una década desde que se inició el salto de este sector al mundo digital, aunque su crecimiento ha sido muy notable desde entonces. Así, hoy en día es fácil encontrar todo tipo de plataformas dedicadas a ofrecer esta clase de juegos, y también es posible obtener los mejores bonos de casino para disfrutar de dicha actividad.

En la actualidad, los casinos físicos y sus contrapartidas online conviven en perfecta armonía, aunque lo cierto es que cada versión tiene sus propias ventajas y desventajas, y el usuario debe conocer dichas características para poder elegir mejor la modalidad de juego por la que debe decantarse.

Internet

Si comenzamos por los casinos online, no tardaremos en descubrir que una de las principales ventajas de este medio es la variedad que ofrece. Estos casinos virtuales funcionan a través de apps o del navegador web, donde el usuario puede encontrar enormes catálogos de juegos y modalidades. Dicha variedad, a decir verdad, solo puede ser igualada por ciudades como Las Vegas.

El espacio físico no es un problema para las plataformas digitales, de modo que pueden ofrecer tragamonedas de muchas temáticas y cualquier versión imaginable para juegos como el blackjack o la ruleta.

Además, en muchos casinos online podemos encontrar modos de juego exclusivos y variedades en vivo, donde diversos jugadores pueden acceder a una misma sala de juego, comunicarse por chat o incluso tratar con un crupier real.

El ambiente de los casinos tradicionales

Desde siempre, el juego ha sido considerado como una actividad social. Por eso, los casinos tradicionales suelen disponer de espacios para disfrutar de la compañía de otros jugadores, tanto si son amigos como si se trata de compañeros de trabajo. Así, además de los juegos, cuentan con restaurantes o zonas para tomar una copa. Incluso los hay que ofrecen espectáculos en directo. De este modo, los casinos online pueden considerarse un interesante complemento, más que una alternativa.

La versatilidad de los smartphones

Por lo que a los casinos online respecta, estos cuentan con la capacidad de adaptarse a las necesidades de cada usuario. Por ejemplo, se trata de soluciones que están disponibles a cualquier hora del día. Esta es una fórmula similar a la que emplean las plataformas de streaming, y que hace posible que el usuario acceda a sus actividades de ocio en aquellos momentos que mejor se adapten a sus horarios y a su tiempo libre.

A todo esto, podemos sumar el hecho de que las opciones online permiten a todo el mundo tener el casino al alcance de la mano, por lo que se puede acceder en momentos tediosos, como puede ser viajar en el transporte público.

En definitiva, se puede afirmar que los casinos físicos y los virtuales disponen de sus propias ventajas. Se trata de un sector donde todo tiene cabida, y ambas modalidades pueden convivir en armonía para que el usuario disponga de más opciones.

Diferencias clave entre los casinos físicos y los casinos en línea

Existen ventajas obvias tanto para los casinos físicos como para los online. Una diferencia clave es el factor de conveniencia.

Incluso si vive a poca distancia del casino, aún tiene que salir de la casa. Esto generalmente significa ponerse pantalones y aventurarse en el mundo.

Se puede acceder fácilmente a los casinos en línea con dinero real desde su cama, y ​​sin código de vestimenta significa que puede jugar en pijama o nada en absoluto.

La mayoría de los jugadores de casino tienen que hacer algún tipo de viaje para llegar a su destino de juego. Ya sea un viaje a través de las fronteras estatales o un vuelo al desierto de Nevada, este viaje cuesta tiempo y dinero.

Todo el dinero que gaste para llegar al casino es dinero que no tendrá que apostar. El tiempo es el bien más preciado que tenemos.

La mayoría de los jugadores utilizan el tiempo de vacaciones para su aventura en el casino. Otros se están tomando un tiempo lejos de su familia y seres queridos para su excursión.Los casinos en línea eliminan muchas de las molestias de los juegos de casino. Entonces, en lo que respecta a la conveniencia, los casinos en línea tienen una gran ventaja sobre los casinos físicos.

Eso no quiere decir que sean mejores. De hecho, otras áreas dan un claro guiño a los casinos físicos. Nadie está pasando por la mitad de los problemas del jugador de casino en tierra.

Eso es porque el casino físico ofrece una tonelada con la que los casinos en línea no pueden competir.

La gestión de fondos es más fácil en los casinos terrestres

Administrar los fondos de su casino es mucho más fácil en un casino físico. La naturaleza misma de los métodos de pago en línea puede hacer que sea casi demasiado fácil perder la noción de cuánto dinero está gastando por completo.

Si tienes una mala racha y llegas a cero, unos pocos clics y vuelves a estar en números negros y en las mesas.

En un casino físico, los jugadores tienden a prestar mucha más atención a su efectivo disponible. También es mucho más fácil repartir los fondos del casino en sesiones.

Si pierde todas sus fichas, se verá obligado a regresar a la sala para obtener más efectivo. Esto le da un descanso muy necesario.

Le recomiendo que evalúe los pros y los contras de extender su sesión de juego durante este descanso. Incluso si aún no ha alcanzado su límite de pérdidas diarias. Es posible que no esté en el espacio de cabeza adecuado para volver directamente a las mesas.

En un casino en línea, esta falta de descanso puede tener consecuencias devastadoras.

Los jugadores de los casinos físicos no son mejores en la gestión de fondos que los jugadores de los casinos en línea. Aún así, para los jugadores con habilidades de administración de fondos, será más fácil administrar su dinero en un casino físico.

Los crupieres en vivo agregan un aspecto importante al juego

Los juegos de casino en línea no difieren mucho de los casinos físicos, con algunas excepciones importantes. Una de las diferencias significativas es la falta de un crupier en vivo en la mayoría de los juegos.

Esto es importante por varias razones diferentes. El ritmo del juego se acelera considerablemente al usar un generador de números aleatorios para crear resultados en lugar de un ser humano vivo.

De hecho, jugará docenas de manos más por hora en un casino en línea que en un casino físico con un crupier en vivo.

Si no ves el problema aquí, déjame explicarte. En una mesa de blackjack estándar , un jugador jugará unas 40 manos por hora.

Entonces, si juegas $25 por mano, estás apostando $1000 por hora. Para la mayoría de los jugadores, el casino tiene una ventaja de la casa del 2%. Eso significa que la mayoría de los jugadores están perdiendo $20 por hora.

No está nada mal, y un jugador puede apostar durante horas sin vaciar sus fondos.

Sin embargo, incluso si está en una mesa con 4 jugadores en un casino en línea, está jugando 80 manos por hora. Entonces, en un casino en línea, perderá el doble por hora, $40, porque está jugando el doble de manos.

También hay algo bueno en tener un humano vivo para manejar las cartas y ayudarte si cometes un error.

Los crupieres de casino son humanos, y vienen en variedades buenas y malas como el resto de nosotros. Aún así, en general, considero que los crupieres de casino son agradables y serviciales.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: