InternacionalesPolítica

CIDH notificó a María Corina Machado admisión por su destitución como diputada a AN

La Comisión Interamericana de DDHH estaría en camino a tomar una decisión histórica en la región. Los representantes de la líder opositora tienen 4 meses para presentar o ratificar los alegatos del caso

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), con sede en Washington, D.C., notificó a María Corina Machado sobre la admisión de la petición relativa a la violación de sus derechos, de acuerdo con los artículos 8, 13, 23, 24 y 25 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, en relación con su artículo 1.1. El caso tiene como fondo su destitución arbitraria como diputada a la Asamblea Nacional (AN) en 2014.

La petición de la Coordinadora Nacional de Vente Venezuela fue realizada el 16 de junio de 2014, luego de que ese mismo año, sin procedimiento legal alguno, el entonces presidente de la AN, Diosdado Cabello, emprendiera una represalia en su contra por denunciar la violación masiva de los DDHH por parte del régimen chavista ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA).

La destitución tuvo lugar en el marco de las protestas de calle denominadas como “La Salida” y no fue hasta el 27 de noviembre de 2021 que la Comisión Interamericana decidió sobre el caso, cuyo avance positivo significaría un precedente histórico en la región. Este sería uno de los pocos casos en los que organismos de protección de los derechos humanos habrían tenido que decidir sobre la separación del cargo de un representante popular, prescindiendo de procedimiento constitucional o legal, sea parlamentario, administrativo o judicial.

Próximos pasos

María Corina Machado y sus representantes tienen cuatro meses desde este lunes para presentar los alegatos de fondo o ratificar los argumentos de hecho y derecho presentados hasta ahora.

Cabe destacar que en el Informe 463/2021 de la CIDH, donde se encuentra la decisión de admisibilidad, se habla de la continuación del análisis de fondo del caso y se consideran posibles agravantes el hecho público y notorio de que Machado es dirigente opositora y además, mujer. Esto demostraría el trato discriminatorio y la posible aplicación de los principios contenidos en la Convención de Belem do Pará, referidos a la violencia contra la mujer.

La líder opositora fue la diputada venezolana más votada en las parlamentarias de 2010 y decidió prestar testimonio siguiendo antecedentes en el seno del Consejo Permanente de la OEA sobre la crisis política y de derechos humanos en Venezuela, para lo cual la delegación de Panamá la acreditó como representante alterna de esa nación. En ese momento, las delegaciones de Venezuela y sus aliados en la región trataron de impedir por todas las vías posibles su intervención.

Tras su destitución por parte del chavismo en la AN, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) dictó dos sentencias en las que, sin dar audiencia a Machado o permitir su derecho a la defensa y al debido proceso, se ratificaron las vías de hecho del Parlamento, ratificando la pérdida de su escaño parlamentario y abriendo la puerta a otros procedimientos judiciales en su contra.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: