#Noticia

Colombia: Actividades económicas en Cúcuta, han sido impactadas por pandemia del COVID-19

En Colombia existen varios pasos fronterizos con Venezuela, pero en el departamento de Norte de Santander, el principal es el puente Simón Bolívar, ubicado en Villa del Rosario de Cúcuta.

Del total de la población migrante que ingresa por los puestos fronterizos terrestres, el 94% entra por aquí, lo que hace que sea el punto de paso más transitado de todo el territorio colombiano.

En estos momentos, la pandemia del covid-19, ha paralizadas notablemente casi todas las actividades económicas en Cúcuta, y se cree que se debe es la poca presencia de los venezolanos.

El cierre de la frontera es algo grave para el comercio de Cúcuta, porque se depende casi totalmente de los venezolanos: 80 a 90 % de quienes compran aquí son venezolanos, personas que vienen a buscar sus remesas de dinero que le envían sus familiares de otros países.

Casi 50.000 personas que iban a diario a Cúcuta ya no están y eso afecta a las grandes cadenas comerciales, así como a los pequeños comercios

Más del 80 % venezolanos que venían a comprar aquí en Cúcuta, dejaban al año más 100 millones de $ en impuesto de industria y comercio,.

Hoy en la ciudad bajaron precios de muchos productos y las ventas no se levantan; se ven carteles de descuentos en supermercados, por ejemplo, pero faltan los clientes, porque no hay venezolanos.

Se espera que en el Norte de Santander, la economía sea reactivada desde el próximo 25 de mayo, cuando se abra la frontera.

La demanda de productos y servicios disminuye; ya que el dólar ha superado la barrera de los $4.000, y no se reciben las cuentas desde que llegó el coronavirus.

Y es que los cucuteños. añoran a los venezolanos, porque son los que mueven 80 %,  de la economía local, pero por ahora hay que prevenir la propagación del coronavirus Covid-19, que ha venido generando un caos en los pasos fronterizos, especialmente en la ciudad de Cúcuta.

La gente pide un canal humanitario

Extrañamos a los venezolanos, mientras estén cruzando, el comercio es bueno. Y si no lo hacen, las ventas se bajan en más de 90 %, dependemos de ellos para contar con el sustento diario, de hecho es necesario la creación de un canal humanitario permanente.

Los comerciantes y empresarios del eje fronterizo Cúcuta- San Antonio, son los más afectado, debido a que la avalancha de venezolanos, que cruzaban a comprar se detenido.

La situación es crítica, pues muchas de las personas que viven en las poblaciones cercanas a las frontera dependen del cruce para trabajar o hacer mercado y comprar medicinas, entre otros.

En el Norte de Santander, hasta hace poco entraba un promedio de 47.000 venezolanos por día, según Migración Colombia, y más de 90 % solo iba de compras y retornaba.

El presidente colombiano Iván Duque cerró la frontera, el 16 de marzo a propósito de la pandemia del covid-19, dejaron de percibir más de 90 % de los ingresos que tenían antes de la medida.

Por ahora, el gobierno quiere proteger a la gente del coronavirus, pero cada uno se tiene que cuidar su salud, no sabemos cuánto pueda durar esto y no podemos estar detenidos tanto tiempo con la frontera cerrada.

Organizaciones como Puentes Ciudadanos Colombia – Venezuela (PCCV), una asociación civil gestionada por Oxfam, calificaron el cierre como «contraproducente» porque «vulnera a la población que vive en fronteras, aumenta los riesgos de una grave crisis sanitaria y fortalece a los grupos criminales».

La organización defensora de los derechos humanos Human Rights Watch considera que la estrategia de Duque ante Venezuela también ha potenciado la violencia en la frontera entre grupos ilegales y ha complicado el trato o enfrentamiento con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), al parecer refugiada en el país vecino.

En una reciente reunión con medios internacionales, Duque le dijo a los periodistas  que considera «parcialmente exitosa» su estrategia para lograr un cambio en Venezuela, cuyo principal resultado ha sido el aislamiento diplomático.

«Pero sin lugar a dudas, el éxito se va a mostrar cuando haya elecciones libres», añadió.

Lo cierto es que el poder en Venezuela sigue en manos de Maduro, que pide dejar de lado «extremismos ideológicos» por una «causa humanitaria».

Por su parte, en una alocución, Maduro atacó al gobierno de Duque al hablar de un «brote muy fuerte» de coronavirus en el norte de Colombia.

«Tenemos pacientes en Venezuela que fueron infectados en Cúcuta», dijo en referencia a la ciudad fronteriza colombiana.

El gobierno del presidente Iván Duque deberá tomar medidas que permitan al comercio avanzar, claro, preservando los protocolos correspondientes para que las personas eviten el contagio del coronavirus.

Enrique López Alfonzo

Periodista Venezolano Independiente 

+584245428120

elopez0333@gmail.com

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: