Opinión

Colombia institucionaliza el narcotráfico en su política exterior y las vacunas de Guaidó Por Gian Carlo Di Martino

1.- Postrecitos de Huevos Chimbos:

* Nosotros los chavistas somos combatientes de mil batallas, pero en ese terreno admito que perdemos la contienda. Me refiero a la miseria humana de la oposición desatada con la muerte de nuestros amados revolucionarios. Nosotros apostamos al amor, a la familia, a la amistad, a la fraternidad, pero en el caso de los adversarios, todo ese tóxico putrefacto que tienen en el corazón se les revierte a ellos. Ley Divina. De allí que desprecien tanto la muerte de un chavista. Están envenados. El veneno afecta a quien lo lleva entre pecho y espalda, no a los demás. Nosotros respetamos la partida física de cualquier ser humano, y a cada siembra de nuestros revolucionarios, duplicamos la lucha y la esperanza por una Venezuela mejor. Y lo hacemos con amor, siempre, con mucho amor.

* Si asesina a la gente de él, qué podemos esperar nosotros de un genocida como el narcoparaco Iván Duque. Lo digo por la advertencia que lanzó el presidente Nicolás Maduro el domingo 23 de mayo, según la cual el narcoestado colombiano pretende reabrir la frontera de manera unilateral, para que nos contagiemos con las variantes de covid-19 de la India, Sudáfrica y California, que circulan en Colombia. Y lo peor es que terroristas como Julio Borges, Tomás Guanipa, entre otros hampones fugitivos en ese país, conocen la maniobra y se colocan a favor de los genocidas santandereanos y en contra de los compatriotas. Apátridas. Traidores. No les corre sangre venezolana por las venas.

* Aquí es donde la revolución pone de rodillas a los grupos de terroristas ladrones que quieren derrocar al presidente Nicolás Maduro, para entregarle la patria a los gringos. Entre el año 2020 y 2021, han realizado el Registro Mercantil 13.478 nuevas pequeñas y medianas empresas, en medio de la pandemia. De estas, 10.968 son del sector comercio y 2.510 del sector productivo e industrial. Con un presidente obrero como Maduro, la oposición golpista jamás pondrá de rodillas al pueblo de Venezuela. He allí un apoyo, un ejemplo del tamaño del compromiso que se le presente. Por supuesto, esas noticias no las destaca la canalla mediática, pero ahí está el trabajo de nuestro máximo líder chavista.

* Y en función de esto que les planteo, permítanme recordarles lo que dijo nuestra Primera Combatiente, Cilia Flores, en su intervención en el reciente Consejo Presidencial de Gobierno Popular de la Clase Obrera: “Nicolás Maduro es el primer defensor de los trabajadores y trabajadoras, porque es un Presidente Obrero” … Sin duda al respecto, la acompaño en sus palabras llamando a la gente a “que debe mantenerse pendiente, firme, en la calle, apoyando su mandato constitucional…” Y agrego en lo personal esta vieja consigna que ahora me aflora en el corazón: “Con Maduro todo, sin Maduro nada. ¡Hasta la Victoria Siempre! ¡Venceremos!”

* En Colombia buscan la manera de neutralizar el narcogobierno criminal de Iván Duque, que ejecuta una matanza contra la juventud de ese país. Intentan una moción de censura contra el ministro de la Defensa, Diego Molano; han pretendido diálogos con los manifestantes, pero déjenme decirles que todo eso es perder el tiempo. Tarde o temprano se van a dar cuenta de que la situación en ese país pasa por sacar a ese narcoparaco del Palacio de Nariño. Podrán tomar cualquier medida, aplicar cualquier mecanismo, pero mientras ese genocida esté en el poder, el pueblo colombiano siempre estará sujeto a todas esas masacres y salvajadas que viven actualmente. Así está demostrado. Si no, vean la matanza de líderes y lideresas sociales.

* Genocidas. Leí una nota con fecha del 23 de mayo, la cual dice textualmente: “Más de 40 colombianos resultaron heridos tras una fuerte represión ejercida por del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) en el Portal de la Resistencia en Bogotá, contra manifestantes pacíficos”, denunciaron hoy diversas fuentes, refiere Prensa Latina, y hasta aquí sabemos que así actúa ese grupo de asesinos de Iván Duque con órdenes de matar, pero lo que me llama la atención es que de los heridos, hay tres con lesiones oculares, lo que indica que esa horda de criminales uniformados, hace lo mismo que hicieron los Carabineros de Chile contra la gente indefensa que manifestó contra el dictador Sebastián Piñera el año pasado. Le disparaban a la gente en la cara, para dejarla ciega. Asesinos. Criminales. Eso es terrorismo de estado.

2.- Las vacunas de Guaidó… Por eso, a esos terroristas criminales no los quiere nadie, ahí tienen a Guaidó, se la pasaba con un escándalo en la prensa reclamando las vacunas contra el covid-19, casi imploraba que se las dejaran traer, dando a entender que no las importaba porque el Gobierno revolucionario del presidente Nicolás Maduro se lo impedía. Toda una mentira, nunca le interesaron las vacunas, vean que ahora de la noche a la mañana, nos encontramos con que ya no habla de los biológicos, sino de un supuesto plan de “Salvación Nacional” que es otra farsa, porque con ese invento sólo busca salvarse él. Creo en esa versión, la cual indica que los gringos lo emplazaron hasta el primero de diciembre para que derrocara a Maduro o, de lo contrario, le retiran el reconocimiento de presidente interino. Aunque más allá de eso, lo que en estos momentos quiero resaltar es la manera irresponsable, inhumana, cómo ese ladrón se olvida de un mal tan terrible como el coronavirus; aun cuando sabemos que él es el causante de que no tengamos los antígenos, al oponerse a utilizar el oro que nos tienen secuestrado en Inglaterra para adquirirlos. Lo mismo hicieron con la plata que nos tienen retenida los gringos, se dedicaron a robarla cuando igualmente han podido destinarla a la compra de las vacunas. El Gobierno revolucionario siempre pidió públicamente que le entregaran todos esos recursos para obtenerlas, exigía no politizar el tema, pero esos ladrones terroristas enloquecidos, con hambre de golpe de estado, de acabar con la revolución, no hicieron caso. Ahora salen de hipócritas y piden vacunación masiva, intentando ocultar que ellos son los mayores responsables del retraso de la vacunación. Nicolás Maduro ha traído las que ha podido con la colaboración de Cuba, China y Rusia, pero sabemos que aún no son suficientes. Llena de impotencia pensar que, si esos miserables en vez de dedicarse a conspirar hubiesen trabajado por la importación de las vacunas, quizás la situación de Venezuela fuera otra. Espero que, en las magaelecciones, la gente les sepa cobrar tanta felonía y canallada.

3.- Colombia institucionaliza el narcotráfico en política exterior… Sobre Colombia no asombra toparse con algún narcotraficante o con alguna tonelada de cocaína en cualquier parte del mundo; sabemos que estamos en presencia de un narcoestado controlado por una oligarquía que vive del negocio de la droga, incluso, la mafia nombra a los presidentes, como fue el caso de Iván Duque; igual que embajadores, sino recordemos a Fernando Sanclemente Alzate, diplomático que tenía un laboratorio de procesar narcóticos en su finca, ubicada en el municipio de Guasca en Cundinamarca, sin embargo, pese a todo esa oscura trayectoria delictiva, las autoridades de ese país guardaban las apariencias, se esforzaban por mantener una imagen intachable, pulcra, transparente, hacia la comunidad internacional, pero ahora veo con asombro como encargaron a la actual vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, canciller de la República. Con ese nombramiento, el Gobierno santandereano institucionalizó el narcotráfico en su política exterior. Para comenzar, esa señora llegó a ser ministra de Defensa de un criminal como el narcoparaco Alvaro Uribe Vélez, cómplice de Pablo Escobar Gaviria y responsable de los falsos positivos y fosas comunes, delitos por los que se le acusa y procesa actualmente en Colombia. Ramírez es esposa del capo Alvaro Rincón, cómplice del narcotraficante conocido con el alias de Memo Fantasma, quien era líder de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y financista del Bloque Central Bolívar (BCB), responsable de más de 10.000 asesinatos en el país; fue además un gran lavador de millones de dólares a través de finca raíz y ganadería. Según el diario digital La Tabla, Marta Lucía Ramírez, resultó relacionada en agosto de 2017 con el blanqueo de fondos de Pdvsa, por cuanto su esposo era directivo de una comisionista de bolsa identificada en la Operación Money Flight de EEUU. Alvaro Rincón, figura también como suplente en la directiva de la filial colombiana del grupo Global Securities, junto con Gustavo Hernández Frieri, capturado en Italia por solicitud de USA, tras la investigación que involucra a Francisco Convit y otros en Venezuela, en fin, una dama con un prontuario criminal ampliamente conocido en el planeta. Ahora, ¿por qué la nombran canciller? Sin duda porque sólo una persona con esa condición hamponil es capaz de intentar sortear la masacre de jóvenes que Duque ejecuta en Colombia, y tiene la frialdad y el cinismo de evadir con mentiras los negocios de la droga de la oligarquía santandereana en el mundo, en el marco de las sumisas y rastreras relaciones que ese narcoestado mantiene con el imperio gringo y la DEA. Voy más allá, con la señora Ramírez, Colombia podrá mantener –como lo ha venido haciendo- relaciones con delincuentes como Luis Almagro, golpista de la Organización de Estados Americanos, y todo ese entramado dedicado a conspirar contra Venezuela en el orbe…

caigaquiencaiga.net no se hace responsable por los comentarios emitidos por el autor de esta columna

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: