CaigaQuienCaiga.net

Opinión

Columna Baile de máscaras por Sandy Ulacio: Maduro suplica “Mi reino por gasolina”

Esta semana ha resultado bastante movida para el estado Falcón, específicamente para la Península de Paraguaná. Por un lado, continúan los allanamientos a personas y negocios vinculados con los presuntos implicados en cárteles de droga, algo que ha causado más protestas que el reclamo de servicios públicos; y por el otro, la llegada de aviones desde la República de Irán.

Me confirma una fuente del Complejo Refinador Paraguaná lo siguiente: “Están trayendo piezas y aditivos para comenzar a producir gasolina en el país porque el experimento con los cubanos en la refinería El Palito no funcionó. Aquí los iraníes se están instalando y los tienen en un campamento aparte hasta con internet satelital. Cuando ellos están trabajando nadie de los venezolanos se les puede acercar, salvo los que ellos consideren necesarios para que les explique algo puntual”.

El costo de esta operación hasta ahora, según Bloomberg, habría significado para Venezuela entregar 9 toneladas de oro de las ya escuálidas reservas nacionales.

Le consulto si hay suficiente gasolina en las reservas y su respuesta es lacónica: “eso se va para Caracas y otro tanto se va en los buques que la trasegan en altamar para llevarla a Cuba, de eso están encargados unos cubanos en los puertos de embarque”.

Lo que sí parece ser cierto es que el presidente Nicolás Maduro asume el papel del personaje de William Shakespeare, Ricardo III cuando se encuentra solo en medio del campo de batalla, y llora desconsoladamente implorando “Un caballo, un caballo, mi reino por un caballo”, esta vez, está dispuesto a entregar lo que sea por recibir o producir gasolina.

Guaidó… Le respondió a Nicolás Maduro y accedió a establecer “un acuerdo político histórico” pero si este deja de “usurpar el poder”. Dijo que “cuidado con lo que haga tu aparato de propaganda con mis palabras porque no es para que me entregues el poder”. Señaló que “nuestra lucha es para que el pueblo elija de manera libre” y reiteró que “es el momento de un Gobierno de emergencia nacional”. Las palabras fueron dichas por el presidente reconocido como encargado de las riendas del país por más de 50 países con mucho aplomo, pero dejando entre líneas que las vías de diálogo están tendidas. Me dice un informante que cada partido tiene un vocero para el tema, pero la voz cantante solo es de Juan Guaidó, algo que no agrada mucho a un personaje que aspiraba a tener una voz cantante de mayor jerarquía y cuyos colores son los del turpial.

Sospechosos… Para el día que cierro esta columna el gobierno nacional señala que los casos de Covid.19 en el país se ubican en 333, siendo los dos últimos casos en Apure y Aragua. En Zulia la estadística se mantiene en cinco casos, sin embargo, me señala una fuente hospitalaria que “llegaron al hospital universitario dos casos sospechosos remitidos desde el CDI de La Macandona, donde luego se cumplieron las labores de desinfección, al igual que en la comunidad adyacente. La pareja vive en el sector Lomas del Valle. Señor gobernador Omar Prieto esperamos por su reporte oficial.

Investigación… No desmerito la labor que intenta sacar adelante el diputado zuliano electo por el estado Apure, Julio Montoya, para investigar al banquero Víctor Vargas, dueño del Banco Occidental de Descuento (BOD), “por acusaciones de depositantes de sus bancos por estafas millonarias; y además tenemos información de que Odebrecht está vinculado; la otra razón es que queremos tener acceso a toda la data, porque queremos saber qué empresas públicas pasaron por sus bancos”, según el parlamentario. La investigación la quieren efectuar por la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional, aunque en primera instancia, por tener que ver con banca, le correspondería a la Comisión de Finanzas. Me permito consultar por esta vía al diputado ¿qué ocurrió con el otro caso, el de la empresa Avelina y el empresario Libi Crestani, a quien señaló de haber recibido divisas mediante empresas fantasmas, pero que cuando este asistió a comparecer usted no apareció?

Comida… Están sentados en un polvorín los gobernantes que piensan que solo repartiendo las cajas o bolsas de comida en el oeste del municipio Maracaibo o en otros municipios -en el caso de la Gobernación- están conteniendo la desesperación de la gente. El hambre está consumiendo su paciencia y el no poder darle un plato de comida a sus hijos es un fuerte recordatorio que las sanciones norteamericanas no son las culpables de una mala o desigual gestión.

Fachadas… “Un total de 65 multas y retiro de licencia de actividades económicas han sido aplicados en el municipio Maracaibo a aquellos comercios que no están autorizados para trabajar, durante la cuarentena por el Covid-19”, esas fueron las palabras del alcalde Willy Casanova, pero le quiero decir al burgomaestre que a escasos 500 metros de la sede del poder municipal los locales como piñaterías están abiertos y hasta cuidados por la policía patrimonial que ingresa a los locales para buscar un alivio al sol inclemente. Otros locales, incluidas zapaterías, simplemente montaron en un exhibidor unos pocos productos alimenticios para justificar que tengan levantadas las santamarías, ¿Qué dirá su razón social o su licencia de comercio? Por cierto, que casualidad que la mayoría de estos comercios sean propiedad de extranjeros de origen árabe o colombiano.

Protestas… Son las que se multiplican en todo el país por los servicios públicos. Agua, electricidad y gas son los que más preocupan. La gasolina, a pesar de no ser un servicio, es otro de los causantes del descontento. La respuesta gubernamental no debe ser apresar a quienes protestan, es un derecho constitucional. Con el tema eléctrico comunidades de los estados Mérida, Táchira y Trujillo pueden pasar hasta 14 horas sin servicio, eso raya en lo inhumano.

Hezbollá… No sería de extrañar que entre los operarios técnicos recién llegados a Falcón estén miembros de este grupo terrorista iraní. Su presencia según fuentes norteamericanas se ubica principalmente en Nueva Esparta y Aragua, sin embargo, en Falcón cuentan con una amplia red de lavado de activos.

¿Y Trump?… “Para la administración Trump es imperativo demostrar que Venezuela no solo representa una amenaza para los EE.UU. sino que lo es en gran medida para todo el hemisferio Occidental. Las relaciones del país sudamericano con agentes activos del narcotráfico y el terrorismo internacional -especialmente el caso Hezbollah-, su ocupación militar por parte de Cuba, así como su dependencia con respecto a Rusia y China, hacen de ese país una bomba de tiempo con impredecibles consecuencias”. Este análisis no es mío ni nuevo, lo hizo mi amigo Joelvin Villareal en febrero de 2018. El panorama no ha cambiado y menos si lo que se juega Trump es su reelección.

“Nadie puede llevar una máscara durante mucho tiempo”… ¡Hasta el próximo baile!

Sandy Ulacio García

Periodista, asesor y analista político

bailedemascaras20@gmail.com

Comment here