Opinión

Columna Baile de Máscaras por Sandy Ulacio @Soulacio: Guaidó presiona ¿Y Cuba?

Agradezco a los lectores sus buenos y malos deseos. Los primeros me impulsan, los segundos me indican que voy por buen camino. Mis padres, mi esposa, mis hijos y en general mi familia son mi razón de lucha y el único compromiso. ¡Que quede claro!

Prevención… Quiero pedir que los ciudadanos se queden en casa, con la salud no se juega y menos en este país donde los centros hospitalarios están sin condiciones para atender los casos que se puedan presentar de Covid-19 o Coronavirus. No es hacerle juego al gobierno o a la oposición, se llama sentido común.

¿Y Cuba?… El médico cubano y creador del medicamento Interferon ALFA 2B, Luis Herrera, señaló en una reciente entrevista que “entendiendo las características de la población venezolana, podemos decir que el país tiene respuesta efectiva contra el virus”. Existen otros 21 productos que forman parte del protocolo de Salud en Cuba, entre ellos antivirales, antiarrítmicos y antibióticos. ¿Será que solicitamos que nos envíen un lote como parte de los convenios de salud firmados? Me indican que esa salida es una ilusión. El gobierno de la isla ve en esto una oportunidad de reflotar su decaída economía y por esto el Gobierno venezolano solicitó en vano al Fondo Monetario Internacional (FMI) 5 mil millones de dólares. Ahora le tocaron la puerta a la Organización Mundial de la Salud. El Convenio Integral de Cooperación Cuba-Venezuela se firmó en Caracas el 30 octubre del año 2000 por los presidentes Fidel Castro y Hugo Chávez Frías. Para Díaz Canel una cosa es la Revolución y otra los negocios.

Guaidó… Presiona fuerte para que permitan la entrada de la ayuda humanitaria entregada por los países del mundo. Este es el mejor momento para que la población más vulnerable reciba medicinas y alimentos. Esta puede ser la razón de la negativa de entregar préstamos a Maduro. El sector militar está ganado a la idea, no desean tener que enfrentar al pueblo en las calles, una cosa es una protesta aislada y otra distinta un punto de no retorno.

Las Pulgas… El segundo cierre de este populoso mercado marabino por parte del gobierno regional se dio de manera milimétrica. Me dice un director de organismo que el gobernador aprovechó la cuarentena social para hacer una intervención ante la burla que le tenían los comerciantes informales y de una vez aprovechar para hacer los estudios y adelantar el Paseo Costero que enlazará con el Paseo Universitario. Por otro lado, se saca la espinita que tenía porque su vecino de enfrente -el alcalde Casanova- había logrado intervenir La Curva de Molina sin traumas. Por ahora hubo solo conatos entre las fuerzas de seguridad y los trabajadores informales en el mercado, le recuerdo a la autoridad correspondiente que a nadie le gusta perder su trabajo.

El carbón va… Tal como lo adelanté en la columna pasada, el Ministerio de Desarrollo Minero, de la mano del Comandante Pinto Blanco, firmó la concesión para la explotación de las minas Socuy – Cachirí y Casitas en el municipio Jesús María Semprún. Los expertos en materia ambiental auguran un desastre parecido al del Arco Minero. Mi recomendación, hagan el estudio de impacto ambiental respectivo y tomen las previsiones con los embalses que surten de agua a la población porque en las minas se usan metales pesados que causan graves problemas de salud.

Transporte restringido… Quedó en manos de la Gobernación del Zulia y las Alcaldías de Maracaibo y San Francisco el transporte de ciudadanos. La razón, el que ya hay un caso confirmado de Covid-19 por parte de Omar Prieto. Su uso será gratuito y el tapabocas de uso obligatorio. El coletazo, más control para la gasolina y los escuálidos despachos de combustible a las estaciones autorizadas.

Petróleo al piso… La Cesta Petrolera Venezolana se desplomó y todo indica que el país podría perder cerca de seis mil millones de dólares este año. Rusia prefiere elevar su producción y poco importa apoyar a su socio caribeño. Aparte, Putin le devuelve el favor a Trump por las sanciones contra Rosneft al hacer que la industria petrolera del esquisto no tenga un valor de explotación rentable.

Gasolina verde… Muchos me escriben pidiendo información sobre la gasolina. La respuesta es simple, no hay. La cuarentena social sirvió para aliviar este predicamento en el cual se encuentra el Ejecutivo nacional. Corren presuntas cadenas donde se señala que por decisión del General en Jefe Remigio Ceballos no habrá despacho de combustible en el país y que todas las estaciones de combustible pasan a se manejadas por la ZODI (Zonas de defensa Integral). El resultado sería igual, menos gasolina. Y para quienes me preguntan sobre la “movilidad restringida” lamento decirles que lo que hay son bolsillos restringidos porque un envase de 20 litros de combustible se cotiza entre los $30 y los $50. Lo cierto es que la gráfica es clara, en el lago no hay tanqueros a la vista. 

Engaño de siete cifras… Desde Estados Unidos me indican que un alto dirigente caído en desgracia en Voluntad Popular, se reunió con los militares exiliados y les preguntó por sus necesidades. El ahora asesor de un presidente de Centroamérica salió de la reunión con el compromiso de ayudarlos. Hizo varias peticiones a organizaciones y personas claves que hicieron un donativo nada despreciable cercano a los 6.000.000 de dólares, pero -nunca falta el bendito pero- el dinero no llegó a las manos prometidas. Vivir entre lujos se volvió costumbre.

Punto de quiebre… Si la población no encuentra alivio a una situación como la que vivimos podemos llegar a vivir un estallido social no deseado por nadie. La falta de ingresos para aquellas familias que viven del diario hace que comer se les haga insostenible. Los pensionados sufren la misma suerte al no tener tarjetas de débito por falta de plásticos y no saber manejar o no tener acceso a la banca digital. El gobierno de Nicolás Maduro dio la orden de manejar el tema de la comida “urgente” y se activó un operativo especial para entregar las cajas o las bolsas del Clap en todo el país. Las regiones exigen igual trato que en la capital donde aparte de la caja de carbohidratos viene una caja de proteínas. No solo Caracas decide.

“Nadie puede llevar una máscara durante mucho tiempo”… ¡Hasta el próximo baile!

Sandy Ulacio García

Periodista, asesor y analista político

bailedemascaras20@gmail.com

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: