OpiniónPolítica

Comunismo: Un Virus, Enemigo Común para los Venezolanos Por José Cándido

Cuando la inmensa mayoría de los venezolanos, podamos entender el significado de causa común, estaremos listos y preparados para salir de la ingobernabilidad manifiesta en el cual estamos sometidos, justo allí habrá ese punto de quiebre político, pero también, ese punto de encuentro ciudadano que nos permitirá articular acciones conjuntas e indistintas, compartidas y comprometidas para deponer por fin al Socialismo DSXXI; se trata entonces de un accionar con desprendimiento partidista, como también personal o particular; mediante el cual solo se piense en la salud de la República como cuerpo colegiado, como una unidad política territorial, como un conglomerado que nos unifica alrededor de nuestro gentilicio patrio, a partir de allí lograremos la libertad de los venezolanos de las garras del comunismo.

Ganaras el pan de cada día, con el sudor de tu frente, palabras más, palabras menos, ese es el norte del Creador; él no, nos dijo, ganaras el pan con un bono del gobierno; por el contrario se nos dijo, que nuestro sustento no lo tenemos que forjar con nuestro trabajo, que suda la frente de cada hombre que glorifica su nombre; sin embargo, los venezolanos que hemos sido trabajadores por naturaleza, de repente nos dejamos arrastrar por las dádivas y bonos de hambre y miseria que con impulso populista el Comunismo afinca sus pesuñas, sobre la conducta débil de miles de venezolanos; y es que cual serpiente venenosa fue seduciendo a cada hombre y mujer para imbuirse en la miseria, que luego se convirtió en pandemia social, que nos condujo a la miseria colectiva que hoy padecemos todos, ya no por débiles, sino no por la inserción de un sistema que empobrece, que daña, que oprime, que carcome el honor de los ciudadanos, que debilita poco a poco su voluntad o libre albedrío, y lo va convirtiendo en autómata de la pobreza y la miseria.

 El comunismo una empresa criminal, que se hace del poder político y funge como gobierno para delinquir, para gestar anarquía y sobre ella desplazarse en un entramado de mafias, corrupción, narcotráfico, mercado negro, lavado de dinero del narcotráfico, red de tratas de blancas, de personas, de órganos, prostitución, explotación sexual, minería ilegal, tráfico de armas, conflictos armados y delincuencia común en los cuerpos de seguridad del Estado, lo que le permite a los comunistas en funciones de gobierno, tener el control de la población, quienes se encuentran arrinconados por la delincuencia gubernamental; pero sobre todo ocupada día tras día, solo buscando el cómo sobrevivir a la crisis que han generado deliberadamente, una población controlada por la principal necesidad de un ser humano como lo es la alimentación, es una población inerte, hundida en su desgracia política social, el cual apenas le permite pensar en cómo medio comer, para lo cual tiene que recurrir hasta conductas impropias para poder medio alimentarse en conjunto a su familia; como bien lo advierte el presidente de los EEUU, el socialismo destruye las naciones, en Venezuela somos ejemplo de esa destrucción, pero así como nosotros Cuba, y un sinfín de países donde les cayó la roya comunista, es solo hambre, miseria y destrucción.  

Para nuestra Nación, producto de la implementación del comunismo como sistema de gobierno del SSXXI, en anarquía, no ha hecho falta que nos llegue el Coronavirus chino, en nuestro país, ya que mueren un promedio de entre 700 y 1.500 personas diarias, por unas simples misceláneas, no hay medicamentos o insumos ni médicos, enfermeras o personal capacitado, esto según las cifras aportadas por la Federación Médica Venezolana, por supuesto que eso promedio sube un poco más para las muertes de la delincuencia, por el control de territorio en barriadas y cárceles de nuestro país; a lo que también debe sumarse la muerte selectiva que realizan los  esbirros del gobierno; que viene a ser el resultado del plan macabro de los comunistas, que destruyen toda capacidad económica y con mayor énfasis acaban con el profesionalismo e independencia de los ciudadanos, para crear aprendices de la medicina, que luego los convierte y utilizan en la trata de personas; de allí que nuestro país en manos de comunista tenemos un virus comunista, que genera hambre miseria y  muerte colectiva de la población, si ustedes echan una mirada al pasado podrán ver los millones de seres humanos que han muerto por causa del virus del Comunismo, de allí que con este sistema comunista, no hay separación de poderes, no hay instituciones, no hay ley que pueda desarrollar justicia, solo letra muerta, no hay derechos humanos, en suma no hay Estado de Derecho, solo hay una directriz de ingobernabilidad e injusticia en un solo poder, la del dictador o tirano comandante obrero, para desdicha y deshonra de los venezolanos.

Renovar nuestros valores, nos generan libertades que une el alma de cada venezolano, y nos permite reencontrarnos con nosotros mismos como sociedad unificada alrededor de un objetivo común, el cual nos permitirá enfocar y focalizar las acometidas en tiempo y espacio, que nos conlleve a dar pasos conjuntos en confianza el uno del otro, porque existe una causa que se llama Venezuela; lo que nos lleva a un estado de necesidad o necesario, para entenderlo todos, que el comunismo es nuestro enemigo común, y que como enemigo común que es, de todos los venezolanos, excepto para los que viven de él SSXXI y sus camarillas, los cohabitantes del establishment opositor, que también sabemos que son tan plaga o virus como el comunismo, debemos confrontarlo como lo que es, un ENEMIGO, ellos no son adversarios son ENEMIGOS de nuestra sociedad, de nuestra Nación, por ello se hace justo y necesario aglutinar las herramientas necesarias para combatirlos como virus de sociedad, para ello debemos accionar todo aquello que beneficie a la totalidad de los ciudadanos de esta gran comunidad llamada Venezuela.

Los venezolanos político y no políticos, debemos aprender de los americanos, que aun cuando hay marcadas diferencias políticas entre Republicanos y Demócratas, tienen un objetivo común, cual es el bienestar de la Nación más civilizada del mundo y sus ciudadanos, duelale a quien le duela, sobre todo a los socialistas hipócritas, que hablan pestes de los EEUU, pero todos los años quieren que sus hijos visiten Disney, con dinero de lo robado a los venezolanos; de allí que no causó extrañeza, que en el discurso de la unión, tanto demócratas como republicanos aplaudieran la presencia del Diputado Guaidó, porque es causa común para los americanos, en la alocución del presidente TRUMP, quien por cierto le envió un mensajito claro a los comunistas, están aplastados; pero este ejemplo de causa común, nos debe servir de marco, para la unificación, en torno al objetivo de lograr el cese de la usurpación, del virus del comunismo en nuestra Nación, por lo que se hace necesario entender entre todos que el enemigo común, es el Comunismo Cubano, brazo político del Foro de Sao Paulo, quien es el verdadero rector de todas las políticas comunistas, que se van desarrollando en el hemisferio, el cual agrupa a toda la carroña comunista del mundo, Farc, Eln, Fal, Los Rastrojos, Cartel de los Soles, el Cartel de Sinaloa, el Isis, Batasuna, el Hezbolá, que en su conjunto son el brazo desestabilizador, que utilizan los cubanos para la opresión de los venezolanos; cuando hayamos entendido e identificado nuestro enemigo común estaremos listos, para camina juntos en la reconquistas de las libertades y la democracia perdida en nuestra República.

Identificar el enemigo en común que es el comunismo para los venezolanos, nos permite enarbolar las banderas de libertad, pero a su vez permite transitar el último peldaño del desierto para pisar tierra prometida, de una manera organizada, con desprendimiento, donde prive el interés nacional y el bienestar de la nación y sus ciudadanos, y no los intereses personales y de bolsillos de unos pocos, también nos permite desplegar confianza en un liderazgo colectivo y no en un mesías a lo que nos han acostumbrado; se trata entonces de llegar a ese punto de encuentro entre venezolanos de buena voluntad, para exigir la coalición militar internacional, de los países que nos han querido y quieren ayudar encabezado por los EEUU y el presidente @POTUS, como único instrumento para salir del comunismo y poder lograr la reconstrucción de nuestra maltrecha Nación; Las cartas están echadas Guaidó o fue recibido por la Casa Blanca solo queda esperar, observar y ver, en nuestras manos no se perderá la República.

Dios y soberanía

MovCí[email protected]

                     José Cándido

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: