#Noticia

COVID-19: Venezuela podría experimentar 4.000 casos diarios a partir de junio

La Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales, publicó el siguiente informe: “Estado actual de la epidemia de COVID-19 en Venezuela y sus posibles trayectorias bajo varios escenarios” donde mediante tres modelos que dividen a la población según su estatus de infección como susceptibles, expuestos, infectados y recuperados se proyecta el flujo esperado de contagiados, para el cual se podría esperar más de 4.000 casos al día en el país desde junio.

La Academia también alertó sobre un subregistro de casos de coronavirus en Venezuela que podría ser de hasta 95%. Según los resultados obtenidos por la Academia a través de su estudio, los inicios del COVID-19 en el país podrían haber comenzado dos semanas antes del primer reporte oficial, es decir, a principios de marzo.

Para la Academia, este subregistro pudo afectar la cifra oficial para el 23 de abril, ya que Venezuela pudo tener 507 casos sintomáticos (sin registrar) cuando la cifra anunciada por la Administración de Maduro apenas era de 298. Esta cifra también podría estar afectada por la centralización de pruebas en el Instituto Nacional de Higiene, el único laboratorio certificado hasta ahora por la Organización Mundial de la Salud en Venezuela para realizar las pruebas de COVID-19.

Los casos reportados por Maduro en Venezuela son derivados de aproximadamente 5.969 pruebas de PCR-RT. Lo que equivale según la Academia a un promedio de 150 pruebas al día, contra 10.380 de Canadá o 7.979 de Corea del Sur. De hecho, la Academia asegura que para el 30 de abril, Venezuela solo habría aplicado una cobertura diagnóstica de 21,3 por cada 100.000 habitantes, contra 128,1 de Colombia o 472,3 de Perú, brechas que explicarían el vacío inexplicable de casos en el país.

4.000 casos diarios

Según el informe de la Academia “En los tres escenarios modelados se esperan más de mil casos nuevos por día para el pico de la epidemia. En un escenario de aumento leve en la tasa de contagio el modelo predice un pico de un poco más de 1.000 casos nuevos cada día después de la primera semana de septiembre. En el escenario de aumento sustancial en la tasa de contagio se esperan más de 4.000 nuevos casos por día durante la primera semana de junio” alertan.

Para la Academia, una de las causas de la creciente tasa de contagio se debe a que la población más vulnerable no pueda seguir manteniéndose en cuarentena, en dichos espacios ya se registra transmisión comunitaria como consecuencia de la errónea percepción de que la epidemia se controló y “no es necesario mantener el distanciamiento social”. Esta percepción sería la causa del retardo del desarrollo de la epidemia y del gran tamaño del subregistro.

Recomendaciones y conclusiones

Ante este panorama, la Academia realizó algunas recomendaciones al Estado venezolano y a la ciudadanía que enfrenta los mencionados picos de la enfermedad para Venezuela. A continuación resumimos brevemente algunos de los puntos mencionados por la Academia.

  1. Las pruebas realizadas son insuficientes para estimar el tamaño real de la epidemia. Es necesario ampliar la capacidad diagnóstica de SARS-CoV-2 a fin de aumentar la cobertura de pruebas de PCR-RT por habitante. Es imprescindible incluir en los reportes oficiales una relación diaria de pruebas PCR-RT por individuo, –positivas y negativas—.
  2. En Venezuela, el desarrollo de la epidemia ha experimentado un retardo como consecuencia del confinamiento de su población durante las fases iniciales de contagio. Sin embargo, no parece factible que la epidemia detenga su curso, mucho menos, si las tasas de contagio crecen, como sugieren algunos indicadores de la movilidad que ha ocurrido. El escenario de una curva aplanada y un control total de la epidemia que se ha venido difundiendo es improbable a la luz de las proyecciones de los modelos epidemiológicos. Inclusive en un escenario con un subregistro bajo (poco probable) el número de nuevos casos que se esperan cada día está por encima del millar. Lo que sugiere que el país debe prepararse para el impacto que representa un número entre 1.000-4.000 casos nuevos diariamente durante el pico de la epidemia, que podría producirse entre junio y septiembre de este año.
  3. Se requiere el concurso de todos los sectores del país para el manejo de esta epidemia. La proyección de escenarios posibles con base en herramientas científicas permite no solo visualizar las demandas y necesidades de infraestructura hospitalaria y de personal de salud en las etapas críticas de la epidemia, sino planificar junto a otros sectores de la sociedad las estrategias para la salida progresiva de la cuarentena y la normalización de actividades durante el presente año.
  4. La Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales continuará evaluando el curso de la epidemia de la COVID-19 para contribuir a minimizar su impacto sobre la población venezolana.

Prensa PROVEA

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: