#Noticia

Crecida de un río en Manaos, Brasil arrasó con campamento de migrantes Venezolanos



El registro y el acceso a la documentación para refugiados y migrantes en Brasil son ados actividades esenciales de la respuesta humanitaria para esta población. Con aproximadamente 224.000 venezolanos en el país, la recopilación de datos facilita la respuesta local, apoya la adecuación de los servicios básicos como salud, educación y vivienda, y ayuda a mapear los flujos de movilidad interna. 

Para facilitar estos servicios en Manaos, hace dos meses se inauguró una nueva Oficina de Reubicación y Registro para servir a la comunidad refugiada y migrante, con servicios de documentación, registro, vacunación y derivación para la estrategia de reubicación interna. 

Hace pocas horas de éste lunes, la crecida de un río en Manaos, Brasil arrasó con el campamento de acogida para migrantes venezolanos. Derribó la estructura del techo del refugio y la pared del perímetro. Al parecer, hay numerosos heridos y no se sabe si pérdidas humanas.

Respecto a la emergencia Fundación Cerro Bolívar solicita Acnur y a los organismos competente de Brasil dar el mayor apoyo a la diáspora venezolana en tan difícil momento,
considerando que los pueblos han reafirmado en la Carta su fe en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de la persona humana y se han declarado resueltos a promover el progreso social y a elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio y seguro.

Mientras los peligros naturales continúan produciéndose, las acciones humanas pueden incrementar o reducir la vulnerabilidad de las sociedades ante estos riesgos y los desastres tecnológicos y ambientales, centrándose en los factores socioeconómicos que determinan tal vulnerabilidad.

Estas consideraciones condujeron a que la comunidad internacional lanzara el Decenio Internacional para la Reducción de los Desastres Naturales (DIRDN, 1990-1999), con el propósito de concienciar sobre la importancia que representa la reducción de los desastres. La experiencia adquirida durante el Decenio ha impulsado la aplicación de un cambio conceptual, pasando de la simple respuesta ante los desastres a la reducción de éstos, recalcando el papel esencial que juega la acción humana.

La capacidad de las sociedades humanas para hacer frente a los desastres -“resistencia”- se encuentra supeditada a las fortalezas y debilidades que se presentan dentro de una sociedad determinada. Para entender esta dinámica interna, se necesita tomar en consideración una serie de factores, incluyendo las disparidades sociales y económicas que surgen dentro de la comunidad.

El impacto de cualquier desastre se enfrenta directamente en términos de sufrimientos humanos inmediatos, al igual que en pérdidas económicas y sociales. No nos olvidemos que estos ciudadanos venezolanos se han marchado desesperados huyendo de una crisis social, política, económica y hoy han perdido sus pocos enseres y esto los lleva a una situación de desesperanza.

Las autoridades locales al igual que los organismos internacionales necesitan tomar urgentemente decisiones basadas en está situación específica relacionadas con la vulnerabilidad frente a diferentes peligros a los que quedan sometidos hoy estos Venezolanos en situación de calle.

El desastres ocurrido el día de hoy lunes 03 de mayo 2021 han servido para incrementar la conciencia pública sobre la necesidad de reducir la vulnerabilidad frente a los peligros naturales. Sin embargo, todavía se carece de herramientas y lineamientos prácticos, o insuficientes pues se observan en las redes sociales los Venezolanos desesperados por ser atendidos y otros incluso aún sin reportarse dando origen a la desesperación de sus familiares.

Apostamos a las técnicas más exitosas tanto para la gestión de rescate como para la reubicación de estos Venezolanos.
Dr. Luis Augusto Domingos Dos Santos
Defensor de los Derechos Humanos
Fundación Cerro Bolívar

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: