#NoticiaNacionales

Disidentes del PSUV que se distancian de Maduro apuestan por elecciones y promueven revocatorio

Para subrayar su descontento por las políticas del gobierno de Nicolás Maduro y expresar preocupación por el rumbo que toma el país, en medio de una profunda crisis, dirigentes de diversas fuerzas de izquierda del país divulgaron un comunicado conjunto.  “Hay que parar la muerte de venezolanos y de la República”, advierten en señal de alarma. 

Promueven además la participación en las megaelecciones regionales del 21 de noviembre -para derrotar al Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv)- y un referendo revocatorio del mandato presidencial, con garantías democráticas.

Ex gobernadores, ex alcaldes, ex diputados, trabajadores de instituciones públicas, militares retirados y líderes sociales suscriben el documento, en el que además apuestan al diálogo y la reconciliación, como alternativa a los extremos políticos. 

Entre los firmantes figuran la exgobernadora de Portuguesa, Antonia Muñoz (Psuv); el exgobernador de Mérida, Florencio Porras (MVR y Psuv); el exalcalde Barinas (2008-2013), Abundio Sánchez (Psuv); el exalcalde del municipio San Carlos, Cojedes, José “Chuy”´ Betancourt (MVR y Psuv); el exministro de Comunicación e Información de Hugo Chávez, Andrés Izarra; la exministra de Economía Popular Oly Millán, también de la gestión de Chávez y el ex viceministro de Turismo, Carlos Molina, entre otros. 

La revolución dejó de serlo”

Si -luego de años en el poder, de políticas erradas, de descomposición interna e ineficiencia- se tiene como saldo el deterioro de la vida de millones; no como resultado de una agresión aislada y temporal (caso de una guerra), sino como resultado de una crisis estructural acumulada, sin correcciones, sin siquiera reconocer errores, entonces esa revolución dejó de serlo y defender el estado de cosas se convierte en un acto conservador y reaccionario”, sostienen.

Advierten igualmente que la polarización política reinante en el país impide, tanto al Gobierno nacional como a la oposición, reconocer los errores propios, lo cual ha traído como consecuencia el deterioro de la capacidad de gestión. Recuerdan que históricamente está demostrado que los crímenes de odio están precedidos por discursos de odio y por lo tanto deben detenerse cuanto antes y que el miedo no puede ser lo que dictamine el devenir diario y frene los cambios. 

“El Pueblo teme que le quiten la caja del CLAP, el militar a que lo metan preso y lo torturen por hacer alguna crítica, el político opositor teme que lo persigan a él o a su familia por luchar por sus ideales y los que gobiernan temen perder el poder y ser víctimas de las venganzas antichavistas. Así, el miedo logra ser un sentimiento conservador que frena la necesaria transformación que todos sabemos que necesita Venezuela. Requerimos de líderes con valor y sobriedad para frenar este círculo vicioso del odio y del miedo”, prosigue el comunicado. 

Se pronuncian en contra de las violaciones de derechos humanos, las cuales, advierten, son la mayor señal del fracaso del Ejecutivo. En este sentido condenan las detenciones arbitrarias, las violaciones al debido proceso y la tortura. “No es posible que en una democracia participativa y protagónica” se usen como política de Estado tales prácticas de acoso y terror para conservar el poder”, recriminan.

Pero, también, rechazan las sanciones internacionales, por cuanto afirman, tampoco son la solución al problema y piden a ambos bandos políticos superar el “todo o nada”, como estrategia política y rescatar la ruta electoral para que sea el pueblo quien decida. 

Condiciones electorales 

La izquierda disidente igualmente reconoce los esfuerzos de sectores de la oposición y la sociedad civil que hicieron posible un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE) con una composición menos desequilibrada. Hacen votos porque se siga luchando por mayores garantías para los comicios regionales, entre ellas la observación internacional, por parte de organismos como la Unión Europea.

“Por esta razón damos un paso al frente en el llamado a organizarnos para participar en las elecciones y para luchar por las mejores condiciones posibles, entendiendo lo que enfrentamos. Si el gobierno decide confiscarnos ese derecho, que sea él quien lo haga y no los ciudadanos los que se lo facilitemos”, destacan. 

Además de la participación electoral, también promueven el referendo revocatorio contra el mandato presidencial por ser un derecho del pueblo, aunque prevén que pueda ser torpedeado por los extremos del chavismo y sus adversarios.

“Sería sólo un paso en el camino para devolverle la soberanía al pueblo. Nosotros, los demócratas y patriotas, debemos reivindicar y ejercer este derecho constitucional como la salida más propicia y menos traumática a esta crisis. Que sea el Pueblo quien decida”, plantean. 

Al final de la misiva anuncian un despliegue por todo el país para dar a conocer sus planteamientos, los cuales, explican, proponen un camino equilibrado hacia la paz, la justicia y la libertad en Venezuela.

“Proponemos un camino de equilibrio entre libertad y justicia, post chavista y post antichavista. Un camino para unir a toda la nación” es el mensaje que culmina las líneas.

No es la primera vez que figuras que acompañaron al chavismo desde la gestión de Hugo Chávez o ejercieron funciones de gobierno se manifiestan contra la administración de Nicolás Maduro. Una de ellas, el exministro de Finanzas, Rodrigo Cabezas, ha expresado duras críticas hacia la Ley Antibloqueo, por esconder detrás de sí, medidas como privatizaciones. 

Fuente Efecto Cocuyo

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: