Sucesos

Dos venezolanos y un colombiano entre los muertos en Chile

Una tienda de ropa en la comuna de Renca, en la capital chilena, se prendió en llamas después de ser saqueada, en medio de los actos vandálicos que vive la capital por la radicalización de las protestas ciudadanas contra la inequidad social que sufren, y que se desataron el pasado viernes en protesta por el alza del precio del pasaje del metro.

Estas víctimas se suman a las cuatro confirmadas hasta ahora, que incluyen a un colombiano muerto a bala.

A lo largo de este domingo ocurrieron nuevos actos violentos, con graves enfrentamientos con el Ejército y las fuerzas del orden, saqueos, incendios y pillajes, en una ola de violencia que mantiene a buena parte de Chile en estado de alerta.

Pese a que la capital chilena está bajo el toque de queda, grupos de manifestantes ignoran la medida y permanecen en las calles en varios puntos.

La militarización del país ha ido en aumento para tratar de controlar los desmanes violentos en los que derivó desde el pasado viernes la radicalización de las protestas.

Este lunes los colegios en Santiago de Chile estarán cerrados y el servicio de metro operará bajo mínimos.

La ministra de Transportes, Gloria Hutt, indicó que la red del metro de Santiago estará cerrada mañana lunes, con excepción de la línea 1, que funcionará de manera parcial.

Ante semejante panorama, el presidente chileno, Sebastián Piñera, aseguró que las Fuerzas Armadas y de orden público libran una “guerra” contra los grupos violentos que han radicalizado una protesta social contra la desigualdad.

Piñera expresó que lo que está viviendo el país es una “guerra”, un conflicto bélico contra un “enemigo poderoso e implacable que no respeta a nada ni a nadie”, como describió a los violentos.

Para ganar esta “batalla” el gobierno declaró ya el estado de emergencia, totalmente o en algunas de sus comunas, en 10 de las 16 regiones de Chile: la Región Metropolitana (en la que se ubica Santiago), Antofagasta, Coquimbo, Valparaíso, Maule, Concepción, Bío Bío, 0’Higgings, Magallanes y Los Ríos.

En virtud de esta medida, se han desplegado miles de militares para tratar de recomponer el orden público, alterado hasta el punto de configurar algunos escenarios callejeros propios de un frente de guerra.

La cifra de víctimas fatales por los disturbios que sacuden a ese país, y que parecen estar lejos de amainar, creció por el incendio de un almacén en Santiago.

Comment here