Opinión

Editor de Versión Final, Carlos Alaimo: El Sur del Lago, La crónica de una tragedia anunciada

«Lo qué hay es dolor, tristeza, pérdida de bienes y servicios, sobra frustración y todo porque los que nos gobiernan no tienen tamaño profesional y moral para planificar y prevenir desgracias…»

La desgracia del Sur del Lago es producto de la mediocridad y corrupción política de un modelo autoritario y populista que encarna la actual dirigencia que nos gobierna, desde el Ejecutivo Nacional y Regional. Y ahora van al Sur del Lago a mojarse los pies. Es una burla a la gente.

No se atendieron a tiempo lo que la naturaleza anunciaba y la sociedad civil reclamaba. Esta es la verdadera realidad.

Hay que saber elegir buenos políticos que sean capaces de mover movimientos, diseñar y operar buenas políticas donde la gerencia y la ética estén presente, dirigida a la gente, a los derechos humanos.

Que sean servidores públicos y no asaltantes de un presupuesto. La tragedia del Sur del Lago se ha podido evitar. Una vez más se nos recuerda la tan trillada frase que dice “Nadie se acuerda de Santa Bárbara hasta que truene”.

¿Y tenemos gobiernos, gobiernos para que? ¿Para montar show políticos como en tiempos de elecciones?

!Que se bajen de esa tarima porque show no hay!

Lo qué hay es dolor, tristeza, pérdida de bienes y servicios, sobra frustración y todo porque los que nos gobiernan no tienen tamaño profesional y moral para planificar y prevenir desgracias como las que están viviendo los que hacen posible desde el Sur del Lago darle comida a todos los venezolanos y que en sus mejores tiempos hasta en las mesas de familias en el mundo llegaban nuestros productos alimentarios.

Sabemos del esfuerzo que desde la alcaldía, asociaciones ganaderas, grupo empresariales hicieron para prevenir esta tragedia. Pero la desidia de gobernantes y la prepotencia de los militares responsables en la zona no le dieron importancia a los reclamos de los mismos, por el contrario incluso algunos amenazados fueron, de tal magnitud algunos tuvieron que salir del pais.

Los medios no actuamos con más fuerza para mover a la opinión pública, para sumarse a los reclamos de las autoridades locales y sociedad civil.

Es la hora que nuestra gente cambie su pasividad por rebeldía, su aceptación “de que esto es lo qué hay por buscar algo mejor”, de dejar de ser “un noble pueblo”como lo dice nuestro himno nacional para transformarse en un pueblo exigente que luche por vivir con dignidad.

Carlos Alaimo
Presidente – Editor

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: