Opinión

El Monje de Camoruco por Sergio Márquez Parales: Sabermetría político electoral y seguimiento de gestión

La sabermetría ha sido definida como el análisis empírico del juego de béisbol a través del estudio de la evidencia objetiva obtenida, específicamente usando técnicas estadísticas, cuyo fin es medir de manera eficaz las actividades que se suscitan en el terreno de juego (James & Wirth, 1986).

Ahora bien, si la sabermetría contribuye al análisis del desempeño de los seres humanos en los deportes, los cuales son evaluados a través de evidencias objetivas, específicamente a través de estadísticas, que permiten medir la manera según la cual se comportan los participantes en cualquier competencia deportiva; quien puede entonces, oponerse a la utilización de este sistema en el complejo mundo de la política, para medir entre otras cosas, la efectividad de la gestión de los funcionarios públicos y la manera como los ciudadanos perciben la actuación de los mismos frente a los complejos problemas que se viven a diario en dichos sectores.

Lo cierto del caso es que actualmente en el estado Carabobo hay dos equipos dirigidos por destacados ingenieros, reconocidos por sus exitosos y certeros trabajos de campo en materia de encuestas y exit-poll), están diseñando un novedoso proyecto de “sabermetría político electoral y evaluación de gestión”, que persigue entre otras cosas: a) Evaluación técnica mediante aplicación de consultas de opinión acerca de gestión pública nacional, regional y municipal.

b) Determinación jerárquica de los distintos problemas en las comunidades.

c) Planeación programada de acciones gubernamentales dirigidas a la resolución de los problemas detectados.

d) Ejecución de talleres de formación social comunitaria

e) Evaluación por parte de las comunidades de planes y proyectos a ejecutarse en los espacios geográficos correspondientes

g) evaluación de la gestión gubernamental con miras a conocer la opinión de las comunidades y hacerla cada vez más eficiente.

Trabajos éstos que permitirán entre otras cosas: la realización de sondeos de opinión (encuestas) en las distintas comunidades de manera programada y constante con el propósito de hacer  seguimiento a los requerimientos y avances de gestiones comunitarias; así como también, la opinión de las comunidades en cuanto a planes y proyectos a realizarse.

Entiéndase que el trabajo propuesto no pretende en ningún momento ser un elemento de control, sino más bien servir de mecanismo y herramienta para conocer, evaluar y mejorar para alcanzar cada vez más el éxito y avance de la gestión hacia las comunidades.

Cabe destacar, que la información recolectada será recibida de manera directa y en tiempo real por quienes acepten aplicar este ingenioso instrumento de apoyo técnico. Ya lo saben entonces, allí tienen esta importante herramienta que se está adecuando a los municipios carabobeños para iniciar su pronta implementación.

La oposición debe concentrarse en objetivos posibles y concretos

Margarita López Maya, Andrés Caleca y Enderson Sequera consideran que la dirigencia opositora debe enfocarse en las elecciones presidenciales de 2024 y no en el referendo revocatorio, para lo que ya se han comenzado a movilizarse algunos sectores políticos. La organización y la unidad fueron claves en la repetición de la elección de gobernador en el estado natal de Hugo Chávez. Eso es lo que debe fortalecer la Mesa de la Unidad Democrática para enfrentar a un Nicolás Maduro que no estará dispuesto a entregar el poder por las vías democráticas ni a ceder en las condiciones

El triunfalismo que se ha generado en algunos sectores por la victoria de la Mesa de la Unidad Democrática en el estado Barinas podría llevar nuevamente a la oposición al desgaste y a la frustración. El 9 de enero resultó electo gobernador Sergio Garrido, quien superó por más de 44.000 votos al chavista Jorge Arreaza.

Esa diferencia supone un aumento de participación en la entidad que, aunque es de poca importancia política, tiene un importante significado simbólico. En ello coincidieron Margarita López Maya, vicepresidenta de la Asociación de Estudios Latinoamericanos; Andrés Caleca, expresidente del Consejo Nacional Electoral, y Enderson Sequera, director estratégico del medio digital de análisis político Politiks.

«Haber derrotado al chavismo y al Partido Socialista Unido de Venezuela es importantísimo. Tiene una simbología muy grande, y la primera lección es que la dirigencia opositora es capaz de lograr cualquier hazaña cuando hay voluntad de poder real», manifestó Caleca.

Puntualizó Caleca que una de ellas es transmitir confianza en el liderazgo ante el reto de un país en crisis que, además, se encuentra muy ensimismado en resolver problemas como el hambre. Pero un país que cuando ve que hay voluntad verdadera de propiciar un cambio, con una dirigencia unida que persiste contra todas las dificultades, obtiene victorias como la de Barinas o la de la Asamblea Nacional de 2015.

Sectores de la oposición venezolana han promovido la idea, y con mayor fuerza después del 9 de enero, de que se puede activar el revocatorio contra Nicolás Maduro. Pero los expertos, sin embargo, advierten que en cuestión de meses la dirigencia no logrará la unidad ni los acuerdos internos necesarios para ganar en unas eventuales presidenciales.

La tarea que tiene la oposición no es fácil, reconoció Caleca, y tampoco habrá resultados en lo inmediato. No hay atajos. Lo que le preocupa del proceso para el referendo, manifestó, es que se vuelva a crear el espejismo que de Maduro saldrá mañana del poder.

«Maduro no va a ceder en el referendo revocatorio, estoy seguro de eso. Ese es el problema con el revocatorio, que ya es un tema nacional. La oposición no tiene fuerza para imponerlo, todavía no tenemos esa mayoría capaz de obligar a Maduro a ceder en el revocatorio. Eso requeriría una amplísima movilización nacional, que no es solo recoger firmas. Porque ya firmas se recogieron en 2016 y las anularon», recordó.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: