Opinión

El silencio de la MUD ante la posición del Fiscal de la CPI, Por: Diógenes Tirado



Es notorio que una serie de acciones, de pronto se han cernido sobre el régimen de Nicolás Maduro, causando efectos devastadores, el mes de octubre retumbo en el umbral de la justicia con la dilatada extradición de Alex Saab, la recompensa por su socio Álvaro Pulido, sanciones al ex gobernador y ex presidente del SENIAT, José Vielma Mora, miembro de la cofradía militar del 4F, hombre no solo del chavismo, sino de Diosdado Cabello, por lo tanto su sanción conduce directamente al teniente hecho capitán a los mazazos.
Por si fuera poco la extradición del “héroe” Alex Saab, la captura y puesta en escena de Hugo Armando “el pollo” Carvajal, ha erosionado al régimen, y a sus aliados internacionales, desnudando los negocios de tipo gánster, con José Luis Rodrigo Zapatero, poniendo a todo ese eje responsable del lobby político financiero, en Europa y en el mundo en una posición desventajosa, de riesgos judiciales.
De corolario, el Fiscal de la Corte Penal Internacional Karim Khan, anuncio su visita a Colombia y Venezuela, significando la decisión de avanzar decididamente en el proceso de investigación para constatar la cadena de violaciones sistemáticas de los Derechos Humanos, constituyéndose en delitos de lesa humanidad, que no prescriben, el poco histriónico fiscal clavo un dardo en el alma del régimen; “no somos políticos y por lo tanto no permitiré que el proceso sea politizado”, de aquí en adelante el régimen deberá mostrar un cambio de actitudes que faciliten las investigaciones, toda vez que se encuentra en una posición de riesgo, no solo Nicolás Maduro, y sus colaboradores mas cercanos, sino que factores del aparato represivo; FAES, SEBIN, DIGCIM, y FANB, serán investigados y solicitados para determinar justicia, este aspecto causara insomnio en una larga lista de indiciados, que han actuado según como los describe la escritora Hannah Arentd, como banalizadores del mal, tomando acciones violentas sobre la población indefensa, para cumplir las ordenes de los superiores, sin considerar que sus acciones, iban a tomar estas dimensiones, que pueden asegurarles una presión neerlandesa, y hacer del propio Nicolás Maduro, el Slobodan Milosevic, de América Latina.
Después de apreciar todas estas circunstancias, que rodean la política venezolana, marcando hitos sobre posibilidades históricas, que jamás debió sufrir el pueblo venezolano, sigue llamando poderosamente la atención la posición nefasta, de los “lideres” políticos miembros de la MUD, como bien decía el poeta uruguayo Mario Benedetti, hay pocas cosas tan ensordecedoras como el silencio, el silencio cómplice, el silencio por favores, el silencio para favorecer injusticias.
Es que el silencio no es ocasional, sino recurrente, y presente en todo el conjunto de pesares que se le presenta a la tiranía, es un silencio que le duele al país, pues ese núcleo de dirigentes en realidad no encarna ninguna oposición, sino un oportunismo que es difícil que pase desapercibido, pero ese silencio no ciega de la verdad, al contrario actúa para decantar, y sentar las bases de lo que debe ser una oposición con dignidad, y el carácter debido de hacerle frente a quienes nos han robado la nación y los sueños de nuestros hijos.
Poco hace falta, para que se celebren el proceso electoral en el país, elecciones que para el sector de la MUD, se haga de algunas dadivas, las que el régimen decida entregarles, a cambio de todos los favores concebidos, toda vez que el fracaso sea estrepitoso, las direcciones políticas a todos los niveles deberán surtir grandes cambios, si pretendemos cambiar las formas de encontrarnos y organizarnos para defender lo que por derecho genuinamente nos corresponde.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: