#Noticia

En Pandemia con Toque de Queda, Cuarentena Social y sin celebración Abogados apureños y venezolanos en general recordamos nuestro día

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

Colegio de Abogados del estado Apure

Delegación Guasdualito  

⚖️Programa de actividades con motivo del Día del Abogado:

1.) 8 a.m. Bendición religiosa

2.) Publicación del mensaje de felicitación por parte de la directiva del Colegio de Abogados del Estado Apure y Delegación Guasdualito

3. ) Publicación del mensaje de felicitación y entrega de reconocimiento a los profesionales del Derecho de los Municipio José Antonio Paez, Rómulo Gallegos y José Cornelio Muñoz, con 25 y más años de graduados.

PALABRAS DE FELICITACIONES CON MOTIVO DEL DIA DEL ABOGADO  

Este año, los Abogados tenemos poco o nada que celebrar y por el contrario, se teme que perdamos muchos clientes o casos o hasta empleos a causa de las medidas para frenar la propagación del Covid-19 y mitigar sus efectos en la economía nacional, regional, municipal y en el sistema judicial.

El Día Nacional del Abogado fue establecido el 23 de junio de cada año por la iniciativa de la Federación de Colegios de Abogados de Venezuela, que propuso esa fecha en 1972 en honor a Cristóbal Mendoza, quien nació el 23 de junio de 1772 en el estado Trujillo y quien además se encaminó por el campo de las leyes.

Mendoza fue el primer Presidente Constitucional de la República de Venezuela, en 1811, y fue conocido como uno de los más fieles compañeros de luchas del Padre de la Patria, Simón Bolívar.

Este 23 de junio de 2020, es una fecha para celebrar, pero por motivos que todos ya sabemos, es una ocasión propia para destacar la labor de los profesionales que con las leyes defendemos la causa de los ciudadanos para hacer un país más justo.

Asimismo, recordamos que «ejercer con dignidad esta labor requiere de una elevada responsabilidad y entereza monolítica para no lacerar los valores supremos de la rectitud, honradez, moralidad y pundonor, que deben caracterizar todo veredicto producto del imparcial arbitraje».


Los abogados debemos estar debidamente inscrito en nuestro colegio para poder ejercer la profesión, que conlleva varias tareas como asesorar, defender en procesos judiciales y gestionar temas en diversas materias relacionadas con el derecho.

Nosotros como abogados ejercemos profesionalmente la defensa jurídica de una de las partes en juicio, así como los procesos judiciales y administrativos ocasionados o sufridos por ella además asesoramos y damos consejo en materias jurídicas.

Con el objeto de reconocer la labor de los hombres y mujeres de leyes, que trabajan para conseguir un mundo más justo, este 23 de junio, la directiva regional del Colegio de Abogados del estado Apure, y Delegación Guasdualito con jurisdicción en los Municipios Rómulo Gallegos (Elorza) y José Cornelio Muñoz (Mantecal) del estado Apure y la directiva, FELICITAMOS a todos los colegas abogados en nuestro día.

En esta oportunidad, no podemos pasar por alto, la situación de nuestra Venezuela, pues no escapa a esta dramática realidad y nosotros en esta parte de Apure, con la caída de más del 50% del Producto Interno Bruto (PIB), la llegada de la pandemia vino a profundizar la frágil situación que atravesamos los sectores vulnerables y los abogados no somos la excepción.

En respuesta a la paralización total de tribunales y parcialmente los registros y notarías por la flexibilización de la cuarentena, el gobierno ha anunciado una serie de medidas “de protección”, que, a todas luces son limitadas e insuficientes; y de paso, no hay justicia para el pueblo, pero el ejecutivo nacional hace uso de Tribunal Supremo de Justicia, para emitir decisiones a capricho y conveniencia.

Hoy, cuando los abogados conmemoramos nuestro día, tenemos razones de sobra para cuestionar las medidas y exigir mayores beneficios, sobre todo en el contexto de la emergencia humanitaria compleja que atraviesa la nación -producto de la gran corrupción enquistada en el aparato del Estado-, que se agravada ahora por la pandemia, la caída estrepitosa del precio del barril de petróleo (principal fuente de ingreso del país), la escasez de combustible (que impacta todas las actividades económicas), la hiperinflación, la devaluación constante impulsada por el tipo de cambio paralelo y la especulación, entre otros elementos, que van en detrimento de la satisfacción de las necesidades materiales, morales e intelectuales y atentan contra nuestro derecho a una vida digna junto a nuestros familiares.

Desde esta Delegación del Colegio de Abogados del estado Apure, proponemos sean reactivados los tribunales de justicia, notarías, registros y el libre ejercicio de la profesión.


El gobierno nacional de Venezuela debe responder a la sociedad en general puesto que, el sistema de justicia no puede detenerse en el país, y no es con medidas limitadas e insuficientes que los venezolanos recuperaremos una calidad de vida y nos sumaremos con esfuerzos para la recuperación de la patria.

Por la junta directiva regional:

Roldan Torres Bermúdez

Presidente

Jesús Henrique Liss

Vicepresidente

Robert Moreno

Secretario

Manuel David Navarro

Tesorero

Por la junta directiva Delegación Guasdualito

Diógenes Tirado

Presidente

Rinalda Guevara

Vicepresidente

Kitzain Raban

Tesorera

Wladimir Isseles

Bibliotecario

Andres Lara

Enlace Institucional

Discurso de Orden pronunciado por el Abogado Diógenes Tirado, el 23 de junio de 2020, en la conmemoración del Día Nacional del Abogado, presidente de la Delegación de Guasdualito, Ilustre Colegio de Abogados del estado Apure.

Agradezco a Dios todopoderoso la vida y la familia que me ha dado, así como el haber nacido en esta tierra llanera de nuestra Venezuela hermosa, doy gracias a esta junta directiva por haberme designado para dar estas palabras a tan distinguida audiencia en este día tan especial en el que conmemoramos el día del abogado y a los colegas de esta Entidad Alto Apureña la confianza depositada al habernos apoyado como sus representantes.

Es oportuna la ocasión para reiterar mi respeto y admiración por mis colegas y el orgullo que siento de pertenecer a esta Junta Directiva que con determinación y entereza ha asumido la causa por el restablecimiento de la justicia y la libertad, en especial a nuestro presidente Roldan Torres Bermudez, Vicepresidente Jesús Henrique Liss, Secretario Robert Moreno, Tesorero Manuel David Navarro, por su apoyo de forma unánime e incondicional, a ustedes muchas gracias.

La política de destrucción del Estado de Derecho perpetrada durante estos 20 años y el consecuente exterminio de la democracia han sido funestas para la gente de lo que fue la República de Venezuela, que hoy clama justicia, la violencia, secuela de la impunidad provocada, ha sumergido a la sociedad en el miedo, la incertidumbre, la angustia, la miseria moral y material y la desesperanza.

No en vano la gente dice en la calle que “estamos bajo control del hampa”, que ha expandido su reinado de las cárceles a las “Zonas de Paz”, hoy repartidas entre los colectivos armados y la delincuencia organizada, los cuales han establecido alianzas para desafiar a los cuerpos policiales.

Esto es la consecuencia lógica de una política de Estado que alejada de su deber de garantizar la seguridad de la nación, pareciera tener un acuerdo con los delincuentes para mantener a la gente bajo un estado de terror, pues a quien sanciona severamente es a los policías cuando combaten la delincuencia en estas zonas, a los cuales ha limitado el armamento, las balas y los vehículos.

El incremento de la violencia ha degenerado en crímenes cuya crueldad no tiene precedentes en nuestra historia ni se corresponden con la idiosincrasia del venezolano que hasta 1999 se caracterizó por ser pacífico, solidario, generoso, igualitario y unido, cualidades que permitieron a los extranjeros hacer de esta tierra bendecida por Dios, su patria.

Hoy es la gente la que vive tras las rejas, con un sentimiento de opresión y desamparo, imposibilitada de acceder a un clima de legalidad y de justicia equitativa y oportuna que le brinde protección a su vida y a sus bienes.

La impunidad, caldo de cultivo de la violencia no tiene lugar cuando el sistema de justicia actúa con independencia y autonomía y cuenta con la infraestructura y el personal adecuado para proteger a las personas, pero esta no es nuestra realidad, lastimosamente por si lo descrito fuere poco, el ejercicio autónomo, independiente, libre y ético de la abogacía se ha convertido en una misión heroica, a veces casi imposible, que exige de nosotros los abogados una gran vocación, convicción en los valores que soportan el Estado de Derecho y la justicia y una gran generosidad y solidaridad para la entrega en la defensa de los derechos civiles, políticos, económicos, de familia, culturales y religiosos, que hasta hace poco tiempo estuvimos tan solos en esta lucha y hoy encontramos en el mundo alguna solidaridad y resonancia; a esos personajes que comparten nuestros valores les damos las gracias por apoyarnos en esta causa por la justicia y la libertad.

Esta realidad podría encontrarse en que quienes detentan el poder totalitariamente desprecian la dignidad de los venezolanos y esto ha convertido a sus defensores en su enemigo objetivo, evidencia de ello la encontramos en el ultrajante deterioro de la infraestructura judicial, la arbitrariedad en ciertos tribunales, registros y notarías, el mal servicio y la escasez de éstos y del personal adecuado, lo cual redunda en largas colas y el retardo judicial que niega el derecho humano a la justicia.

Aunque lo más terrible son las violaciones de las garantías constitucionales a la presunción de inocencia, al derecho a la defensa, al debido proceso, a ser juzgado por un Juez imparcial, en fin, a tener un juicio justo, corolario del irrespeto de los mecanismos establecidos en la Ley para la elección de las máximas autoridades judiciales, la provisionalidad de la mayoría de los jueces, las purgas efectuadas, las manifestaciones públicas de fidelidad de las máximas autoridades judiciales al proceso revolucionario y la penalización a las sentencias contarías a las instrucciones dadas.

En su debido momento la patria los premiará y demandará a aquellos que han quebrantado su juramento, porque nadie puede mantener la fundamentación de la injusticia indefinidamente, más temprano que tarde la justicia prevalecerá y todas las sentencias que han sentado precedentes injustos serán revisadas.

La consecuencia de la transformación del sistema de justicia en un instrumento de persecución de quien detenta el poder político para mantenerlo indefinidamente, ha sido la violación de los derechos humanos a la vida, a la libertad, a la igualdad, a la propiedad, en fin, al derecho a vivir en paz.

Sin temor a exagerar puedo afirmar que no hay un sector de la sociedad que no haya sido agraviado y en consecuencia no haya levantado su voz y su protesta, para exigir libertad y justicia.

Hoy los venezolanos entre los cuales nos incluimos los abogados somos una sociedad desesperada y convertida en esclavos como consecuencia de la corrupción, la devaluación de la moneda y la inflación.

Hoy como ayer los abogados seguimos “en pie de lucha”, sin arrodillarnos a ningún poder; hoy, para restablecer la República y la democracia; el equilibrio entre los Poderes Públicos; el Estado de Derecho; un sistema judicial verdaderamente autónomo, imparcial e independiente, en el cual los jueces, fiscales y abogados tengamos garantizada la libertad para cumplir nuestra misión, guiados por la ética, la moral y la conciencia, sin interferencias de ningún tipo, para garantizarle a la gente el derecho a ejercer plenamente su libertad, a aspirar a un futuro, tener un trabajo que le proporcione recursos suficientes para mantener a su familia, dar a sus hijos la educación que anhelan, recrearse, en fin, para vivir en paz y para ser humanos.

Venezuela hoy más que nunca nos necesita y reclama nuestro compromiso de hacer prevalecer la justicia que es equilibrio, respeto por el fuero de cada persona, verdad y amor por el prójimo.

Asumamos pues con coraje la responsabilidad individual de defender los eternos principios de justicia, libertad e igualdad, con la esperanza que, como expresa nuestro himno del abogado, “en un mundo de paz, de los símbolos de la ciega diosa caiga la espada y haya solo en su diestra equidad”.

 Señoras y Señores, muchas gracias.


COLEGIO DE ABOGADOS DE APURE

DELEGACIÓN GUASDUALITO:

HONRAN A ABOGADOS POR SU DESTACADOS AÑOS DE EJERCICIO PROFESIONAL

La directiva del Ilustre Colegio de Abogados del estado Apure y la Delegación Guasdualito, conmemora este martes 23 de junio, el Día Nacional del Abogado, honrando a muchos abogados por su destacado ejercicio profesional.

Se otorgan reconocimientos a los abogados con 25 años y más que hacen vida profesional en Guasdualito: José Antonio Salcedo; Inés Maigualida Quintero; Yrina Briceño; Maria Concepción Gudiño; Annabella Franco; Clemente Torrealba; Luis Barreto; Oscar Alexander Parra; Betty Yanet Ortiz y Rinalda Guevara, por su digno y responsable ejercicio profesional.

Estos ilustres colegas mencionados son acreedores de un reconocimiento especial por parte del Colegio de Abogados Delegación Guasdualito informo la directiva.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: