#NoticiaEconomía

Ganaderos buscan recuperar 100 fincas expropiadas por el régimen

La Federación Nacional de Ganaderos (Fedenaga), trabaja en la resolución de devolución de más de 500 casos de unidades de producción invadidas o expropiadas a nivel nacional, logrando avanzar en algunos casos a través de mesas de trabajo en conjunto con el gobierno nacional y el Ministerio de Agricultura y Tierras.

Por el momento ya están estudiando los primeros 12 casos, por lo que, los ganaderos creen que estas acciones les pueden devolver la confianza y la tranquilidad a los agropecuarios. 

Armando Chacín, presidente de la Fedenaga comunicó que vienen trabajando con el gobierno nacional a través de la Vicepresidencia de la República y el Ministerio de Agricultura y Tierras, logrando avanzar en la inseguridad jurídica, como un tema principal para generar confianza en los productores y atraer la inversión extranjera y local, que tanto hace falta para que este sector llegue a los niveles óptimos. 

Durante su vista a la 66 Feria Ganadera de la Asociación de Ganaderos del Táchira, Chacín destacó que en el estado Barinas han conseguido avances importantes en algunas unidades de producción que fueron expropiadas en el pasado, y que ha sido reconocido por el Instituto Nacional de Tierras y esperan que sea desalojada la finca, en vista de que son atacadas por personas, a las cuales calificó de  mercaderes de la tierra. 

«Son nombres que se les han visto en casi todas las  invasiones a lo ancho y largo de varios estados, y creemos que a esto debe dársele fin», expresó Chacín. 

El presidente de Fedenaga, señaló que todas las actividades de expropiación e invasión en Venezuela han quedado en la década de los 90´,  las cuales una buena parte generaban  aproximadamente el 95 % de la carne y el 70 % de los lácteos que se producía en el país. 

«Hoy tenemos un gran reto de volver a retomar eso y construir es carne y esa leche, no solo para el país, sino para exportar, y traer divisas para Venezuela», apuntó el ganadero. 

Armando Chacín precisó que la confianza juega un papel importante para el campesino venezolano, que debe tener el respaldo y acceso a su propiedad, con la garantía de que su unidad de producción no será invadida.  

Venezuela posee más de 30 millones de hectáreas habidas para producir alimentos y los productores agropecuarios apenas ocupan 10 millones de hectáreas, por lo que considera que no hay necesidad de perjudicar a las personas que llevan años trabajando en el campo. 

«Y mientras no haya confianza, donde la seguridad jurídica se mantenga y se sostenida, no vendrá inversión extranjera y no vendrán productores agropecuarios a invertir en Venezuela», recalcó. 

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: