#NoticiaServicios públicos

Gasolina iraní no detuvo las protestas en Venezuela

La gasolina comenzó a ser distribuida nuevamente en las estaciones de servicios de Venezuela, luego que tanqueros iraníes lograran llegar al país en los últimos días en violación de las sanciones estadounidenses, pero las protestas se mantenían en lunes en varias de las principales ciudades del país debido a la persistente escasez del combustible.

Portales de prensa venezolanos resaltaron que los manifestantes bloqueaban calles en ciudades como Barquisimeto, Puerto Ordaz, El Tigre, Barcelona y Ciudad Bolívar, Barinas, San Carlos y Valle de la Pascua, extendiendo las más de 500 protestas registradas en el país desde la última semana de septiembre.

A las manifestaciones del lunes por la falta de gasolina se le unió la protesta realizada por profesores en Caracas contra los bajos salarios y la fatal de equipos de protección contra el coronavirus ante la decisión de reiniciar las clases.

Caracas por lo general ha sido la menos impactada por las frecuentes interrupciones en los servicios públicos que mantienen sin agua, electricidad y combustibles a la mayor parte del país, pero el diputado opositor Ángel Alvarado alertó que el descontento va en aumento incluso en la capital.

“Caracas es una burbuja que ya está explotando, ya la burbuja no es una burbuja, hay problemas de gasolina, de gas doméstico, de electricidad, de transporte público, es decir, los caraqueños no van a escapar a esa realidad”, manifestó Alvarado en una entrevista con el portal de noticias La Patilla.

“Esa realidad está allí, está para quedarse mientras se encuentre Maduro, y por eso nosotros tenemos que ir organizándonos para empezar a reclamar esos derechos económicos, sociales, políticos, culturales y civiles, que nos está vulnerando en este momento”, agregó.

A inicios de la tarde, el país registraba un total de 70 protestas realizadas por separado, la mayoría de ellas vinculadas a la escasez de gasolina y la manifestación de los maestros, informó el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social.

La ONG, que realiza el conteo al confirmar las informaciones brindadas a través de las redes sociales, previamente había anunciado que el número de manifestaciones había ascendido a más de 530 durante la última semana de septiembre.

La gasolina, que por semanas estuvo casi totalmente ausente en la gran mayoría de estaciones de servicios del país, comenzó a ser repartida el lunes bajo un nuevo sistema de racionamiento basado en el número de placas de los coches, luego que un tercer tanquero iraní atracara el domingo en una terminal de PDVSA en Puerto La Cruz.

Los tres barcos enviados desde el país islámico transportaban el equivalente de 820,000 barriles de combustible al país sudamericano, que se encuentra en incapacidad de generar la gasolina que consume aun cuando posee las mayores reservas probadas de crudo en el mundo.

Parte de ese crudo, sin embargo, fue enviado a Cuba, para ayudar a cubrir las necesidades energéticas de la isla, aún cuando las carencias de los venezolanos son aún mayores, reportaron medios locales el fin de semana.

El vicepresidente económico y ministro del Petróleo del régimen de Caracas, Tareck El Aissami, había anunciado el jueves que unas 1,751 estaciones de servicios reabrían sus puertas estas semanas para vender gasolina en base al número de placa de los vehículos.

Muchas de esas gasolineras habían permanecido cerradas, aunque el Gobierno nunca facilitó la cifra exacta de establecimientos parados a causa de la escasez ni el tiempo que permanecieron sin poder abrir al público.

Este lunes podían repostar los vehículos cuyas placas finalicen en los números 1 y 2, mientras que el martes lo harían los que tienen matrículas terminadas en 3 y 4. Asimismo, el jueves los vehículos con placas que terminen en 7 y 8, y el viernes, los últimos dos dígitos de 9 y 0.

Las refinerías venezolanas, con capacidad de procesar 1.3 millones de barriles por día (bpd), están en gran parte inoperativas tras años de desinversión y mala gestión, aunque recientemente el régimen anunció que dos importantes instalaciones han estado produciendo unos 50,000 barriles de gasolina por día durante la última semana.

La mayoría de las estaciones de servicio siguen bajo la supervisión de funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana.

Varias personas se paran junto a vehículos alineados para ingresar a una estación de servicio durante una escasez de combustible en el país, en Caracas, Venezuela, el 30 de septiembre de 2020. AP

Fuente El Nuevo Herald

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: